Cáritas América Latina y Caribe | Historias - “No es cuestión de números, sino de tener las mismas oportunidades”: Así vivimos el 6º Foro Mujer

“No es cuestión de números, sino de tener las mismas oportunidades”: Así vivimos el 6º Foro Mujer

Mujeres que se reencuentran, se escuchan y disciernen juntas a partir de esa escucha. Ese fue el propósito del 6º Foro Mujer, realizado el 29 y 30 de mayo en Aguas Buenas (Puerto Rico) como paso previo al XX Congreso Latinoamericano y del Caribe de Cáritas. Mujeres que en esa reflexión han destacado algunos elementos, como es el cuidado de la vida de las mujeres, la inclusión, incorporar lo femenino en lo pastoral y en la teología, reconocer y empoderar a las mujeres, o el papel de las mujeres en la sinodalidad.

 

Contribución de Cáritas en el avance del liderazgo femenino

El liderazgo y participación de las mujeres es un elemento importante en este camino, como destacaba Martha Rubiano Skretteberg, directora general de Caritas Noruega y coordinadora del Comité de Mujeres de Caritas Internacional. Este avance en el liderazgo y participación femenina es un trabajo de décadas, en el que América Latina y Caribe ha sido ejemplo a la hora de que las mujeres hayan asumido papeles de responsabilidad en la toma de decisiones en Cáritas.

 

En los últimos años, ha resaltado la importancia de la decisión política del Papa Francisco de dar responsabilidad a las mujeres en la toma de decisiones en la Iglesia, buscando como involucrarlas en espacios de decisión. Algo que tiene fundamentos teológicos, insistió, a pesar de que no ha sido así históricamente, con estructuras que han limitado ese papel. Para Martha Skretterberg, “no es cuestión de números, sino de tener las mismas oportunidades”, para lo que es necesario una nueva cultura, que lleve a trabajar juntos hombres y mujeres, y a que la educación crie esa igualdad desde la niñez.

 

Junto con ello destacó que la desigualdad nos lleva a la injusticia social, mostrando que las estadísticas hacen ver que la mayoría de los más pobres son mujeres. La construcción de la paz es un espacio en el que las mujeres han tenido un papel fundamental, relatando como ejemplo el proceso de paz en Colombia, país donde ella nació y creció. Finalmente, llamó a la jerarquía de la Iglesia a involucrar a las mujeres en la toma de decisiones, algo que también se debe impulsar en el liderazgo político en los diferentes gobiernos.

 

Cuidados, salud y violencia

Los cuidados, salud y violencia con relación a la mujer, fue el tema abordado por Ana Lucía Torres Castillo, Directora del Instituto de Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE),abordando las relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres, algo que tiene que ver con los conceptos de sexo y género, y que influye en la organización social, insistiendo en que el problema no son las diferencias, sino que estas diferencias sostienen un sistema de desigualdad, que es el campo en el que existe mucho trabajo que hacer.

 

Para ello se deben reorganizar los cuidados en los espacios de trabajo, especialmente el no remunerado, revalorizando los cuidados como tarea compartida entre los diferentes miembros del hogar. Los cuidados son un riesgo social, que se gestiona desde el Estado, el mercado y la familia, insistió la directora del Instituto de Salud Pública de la PUCE, haciendo ver que en América Latina y Caribe recae sobre todo en la familia, donde las mujeres contribuyen a buena parte de la riqueza de los países, aunque eso no sea generalmente reconocido.

 

Normalización de la violencia

Con relación a la salud, abordó el campo de los determinantes de la salud, algo agudizado durante la pandemia del COVID-19, también en el campo de la salud mental y todo lo que tiene que ver con ansiedad y depresión, que es mayor entre las mujeres, lo que, según Ana Lucía Torres, viene determinado por las condiciones de vivienda, las tareas del hogar y el vivir con personas que necesitan cuidados, entre otros elementos. La normalización de la violencia es una realidad cada vez más presente, que tiene que ver con las relaciones amorosas, destacó.

 

La necesidad de unos lentes diferentes para ver la realidad es un desafío, en palabras de Torres Castillo, que abogó por la lógica de la solidaridad para el cuidado, condiciones justas para los espacios de cuidado, pensar en mecanismos de conciliación, reconocer lo que las mujeres hacen al interior de la Iglesia y alrededor de los cuidados, también en los espacios eclesiales, resignificar los cuidados a través de la alegría y el disfrute. Una mirada crítica que ayude a superar las relaciones asimétricas y que someten se hace necesario, pudiendo así ayudar a superar todas las barreras sociales que existen.

 

Reflexiones que han dado paso a un compartir experiencias que muestran los avances dados en América Latina y el Caribe en esa participación de la mujer en espacios de decisión eclesial y social en diferentes niveles, desde los más básicos, hasta espacios que tienen mayor responsabilidad. Siempre sabiendo que es un proceso y que los avances no siempre llegan a la velocidad que se espera, lo que nos hace ver que se sigue yendo adelante en este hacer realidad nuevas dinámicas eclesiales y sociales, concretando así una sinodalidad que ayuda a hacer realidad espacios de transformación. Un caminar al que este 6º Foro Mujer sin duda aportará su granito de arena, del que un ejemplo más es la Campaña “No callarás”.

Democracia, derechos humanos y construcción de paz

© 2024 Cáritas América Latina y El Caribe