Etiqueta: refugiados


Caritas entra en acción para ayudar a refugiados por el frío en Europa

Los migrantes que huyeron de la guerra en Medio Oriente y llegaron a países europeos, luchan por sobrevivir a las condiciones extremas del crudo invierno por el que atraviesa continente europeo.

Los países que presentan más dificultades por la hostilidad del frío son Grecia y Serbia. La directora de Caritas Grecia, Maria Alverti, informa que la mayoría de las personas se encuentran refugiadas en contenedores (una especia de casa); también en hoteles y refugios, sin embargo, no es suficiente.

“Lo que ocurrió en los últimos días es demasiado para todos, no sólo a los refugiados. Hay una gran cantidad de pueblos por la nieve. No hay agua potable debido a que las tuberías se han roto debido al frío extremos y la electricidad está fallando en muchos campos”, comenta Alverti sobre la situación en el país.

Al respecto, la Caritas de Grecia proporciona ayuda a las familias más vulnerables, brindando vale mensuales para satisfacer sus necesidades prioritarias, así como la adquisición, instalación y montaje de casas de estilo de contenedores, mobiliario y aparatos para que puedan cocinar.

La ayuda con especial atención es para los refugiados, por lo que Cáritas brinda alimentos calientes y artículos de comida no perecedera, también hay instalación de sanitarios y actividades de integración.

En el caso de Serbia, la temperaturas registradas son aún más frías que en otros países. Alrededor de 7 mil 200 refugiados se encuentran en campamentos, pero las condiciones no son las adecuadas para resistir a las inclemencias climáticas.

 “Los refugiados y las personas pobres, especialmente las poblaciones gitanas y la gente pobre de la localidad, tiene serios problemas para obtener leña, que sigue siendo un combustible para la calefacción para cientos de hogares serbios. Se espera que el frío extremo continúe todo enero, por lo que calentar los hogares y campamentos se complicará” comentó Darko Tot, director nacional de Caritas Serbia.

Por el momento, la Caritas del país está ayudando a las familias vulnerables con leña y estufas; inclusive pagando facturas de electricidad. Caritas también proporciona alimentos y artículos básicos de higiene, medicamentos y vitaminas y artículos a granel como: ropa, zapatos, sábanas, mantas, artículos para el cuidado de bebés, entre otros. Además, en los campamentos de refugiados, se entrega a diario almuerzos y desayunos; también ofrecen apoyo psico-social calificado. 

Leer más

Cáritas Española se une al llamado “Para que no se mueran de frío”

La situación de más 75 mil migrantes y refugiados en Europa se ha visto agraviada en las últimas semanas debido a las bajas temperaturas. Ante la emergencia, Cáritas Española se suma a la petición que han suscrito 430 organizaciones de ese país para hacer llamado titulado“Para que no se mueran de frío”, en el que solicitan una operación a nivel europeo de protección contra el frío.

Los reportes indican que miles de personas están atravesando la actual ola de frío polar sin un techo que los proteja. Algunos  refugiados se resguardan en edificios abandonados, campos de acogida, y otros duermen en la intemperie; lo que ha provocado que los refugiados sufran la congelación de sus extremidades, y en el peor de los casos, la muerte por las bajas temperaturas que han llegado a menos 20 grados.  

Cáritas Española, junto a las otras organizaciones, solicitaron a la Comisión Europea y al Gobierno español “una operación eficaz e inmediata que disponga las medidas de emergencia necesarias de cara a garantizar las condiciones mínimas de habitabilidad de estas personas” señalan en el documento.

 

También exponen su profunda preocupación debido a la situación actual de miles de refugiados, concentrados mayormente en Grecia y los Balcanes, que incumple con las garantías mínimas que debe ofrecer la Unión Europea. Las instituciones ponen en entredicho lo que proclama la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE en la que se compromete a preservar, proteger y respetar la dignidad humana, así como el Derecho a la vida; elementos que no se han cumplido en su totalidad.

 

Compartimos el texto en el que participa Cáritas Española:

 

Solicitud al Gobierno de España y a la Comisión Europea 

PARA QUE NO SE MUERAN DE FRÍO:

LA UNIÓN EUROPEA DEBE CUMPLIR EL DEBER DE SOCORRO

430 entidades denuncian la pasividad de la Unión Europea

Ante la emergencia humanitaria en Grecia y los Balcanes

 Más de 75.000 migrantes y refugiados llevan meses varados en Grecia, la antigua República yugoslava de Macedonia, Serbia, Eslovenia, Croacia, Hungría y Bulgaria, muchos de ellos a la espera de su reubicación a otros países de Europa. El sufrimiento de estas personas se ha agravado con la llegada del invierno, uno de los más fríos en los últimos años. Las temperaturas bajo cero por la ola de frío polar que azota Europa estas semanas, unido a las pésimas condiciones en que viven muchas de estas personas ha provocado numerosos problemas de salud, congelación de miembros o incluso, riesgo de muerte.

A pesar de los esfuerzos llevados a cabo, el hecho es que la preparación de todos los campamentos para el invierno no se ha completado y muchos refugiados continúan viviendo en tiendas.

“Se trata de salvar vidas, no de papeleos y de cumplir las disposiciones burocráticas”, ha advertido el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR). Médicos Sin Fronteras ha denunciado el pasado jueves que se han registrado ya casos de congelación de miembros entre los alrededor de 2.000 migrantes y refugiados que se encuentran atrapados en Belgrado, donde en los últimos días se han registrado temperaturas bajo cero. “Estoy seguro de que el número de casos de congelación será mucho mayor al final de la semana”, ha añadido Andrea Contenta, subrayando que el pasado fin de semana en la capital serbia se alcanzaron los 16 grados bajo cero y que la ciudad está cubierta por 30 centímetros de nieve.

La semana pasada, refugiados y asociaciones trabajando en los campos de Grecia explicaban en el manifiesto WAKE UP EUROPE las terribles condiciones de vida con la llegada del frío. También desde Grecia, el Servicio Jesuita a Refugiados denunciaba el sufrimiento de miles de personas: “En el Norte de Grecia, un refugiado afgano ha fallecido por congelación a causa de las temperaturas de 14 grados bajo cero” señalaba Cécile Deleplanque. “Los campamentos de las islas están abarrotados y muchas personas continúan viviendo en tiendas”.

Las ayudas económicas destinadas a proteger a las personas refugiadas del invierno no parecen haber resultado del todo eficaces. El ACNUR alerta de la situación en la Isla de Samos donde unas 1.000 personas, incluidas familias con niños, se encuentran viviendo en tiendas de campaña sin calefacción. La situación en la ruta de los Balcanes es aún más grave, especialmente en la frontera entre Croacia y Hungría y Serbia, donde muchas personas refugiadas están afrontando las bajas temperaturas a la intemperie, ante el abandono e incluso hostigamiento de las autoridades. 

El invierno es un fenómeno natural que no podemos controlar, pero sí podemos y debemos atender las necesidades inmediatas de estas personas vulnerables. Europa no puede dejar morir de frío a las personas refugiadas y es responsable de darles  un trato digno.

Siempre que la magnitud de una emergencia sobrepasa las capacidades de respuesta de un país, el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea permite una asistencia coordinada de los Estados participantes. Este Mecanismo  apoya y facilita la movilización de los servicios de protección civil de los Estados Miembros para responder a las necesidades inmediatas de los países afectados por una catástrofe o en riesgo de sufrirla.

El Centro Europeo de Coordinación de la Respuesta a Emergencias (CECRE) es el núcleo operativo del Mecanismo europeo de Protección Civil. El CECRE trabaja en estrecha colaboración con las autoridades de protección civil de los Estados participantes en el Mecanismo, para coordinar una respuesta rápida a nivel europeo. El CECRE proporciona capacidad logística las 24 horas del día para supervisar y coordinar la respuesta. Además de los Estados miembros de la UE, en el Mecanismo de Protección Civil de la Unión, participan Islandia, Noruega, Serbia, Turquía y la Antigua República Yugoslava de Macedonia y Montenegro.

El Mecanismo europeo de Protección Civil se ha activado en algunos momentos de 2015 y 2016 para apoyo a los refugiados pero actualmente, sólo permanece abierto para Grecia -abajo figura el enlace a día 6 de enero- sin que se haya montado una operativa de emergencia específica con mayores medios para abordar la ola de frío actual.

Ante la emergencia humanitaria provocada por la llegada del invierno y la ola de frío polar en Europa, pedimos con carácter urgente:

1.    Al Ministerio de Interior y al Gobierno de España, que solicite la activación del Mecanismo Europeo de Protección Civil para organizar una respuesta coordinada europea que de forma urgente, asista a los refugiados afectados por la ola de frío en Grecia y los Balcanes.

2.    A la Comisión Europea, que ofrezca a Grecia y los países de los Balcanes la asistencia inmediata de dicho Mecanismo de Protección Civil para proteger a los refugiados de las bajas temperaturas que se dan estas semanas en Europa.

Mecanismo Europeo de Protección Civil a 6 de enero de 2017:  https://drive.google.com/file/d/0B8Ebhp0CxldjM1Qxem0zSWZZTS13bFZxUUZBX1JCRnVKeXVn/view?usp=sharing

 

Leer más

Refugiados los más afectados por ola de frío que azota Europa

Las bajas temperaturas en Europa, que han llegado a menos 20 grados bajo cero, ponen en riesgo la vida de miles de refugiados, sobre todo en Grecia, Serbia y el sudeste del viejo continente.

El reporte de Caritas Internationalis (CI) señala las malas condiciones en las que se encuentran los inmigrantes, en su mayoría afganos, pakistaníes, sirios e iraquíes, quienes salieron de sus países por la guerra y buscaron refugio en Europa; muchos de sus compatriotas, aún intentan llegar al continente cruzando fronteras cerradas.

“Las peores condiciones están al norte de Grecia. La gente ni siquiera puede beber o bañarse porque el agua está congeladas; Caritas está brindando agua embotellada para que puedan hacer sopa o té”, comenta Marisella Tsamatropoulou, oficial de comunicaciones de Caritas Hellas (Grecia), quien trabaja en tres campos administrados por el gobierno y el ejército.

Maristella explica que no hay calefacción y, por lo tanto, la gente comienza a encender madera, estufas eléctricas y a quemar todo lo que puede para poder mantenerse calientes.  Lo que representa un peligro. Además, un buque de la armada atracó el miércoles en Lesbos, isla mediterránea oriental, para albergar a 500 refugiados durante el tiempo frío.

Por otra parte, en Serbia, la preocupación aumenta porque más de 7 mil 500 personas se encuentran varadas en áreas congeladas;  otras más están atrapadas cerca de la frontera húngara.

“Los campo están muy llenos en Serbia, y en Belgrado miles de personas están durmiendo al aire libre” dijo a Radio Vaticano, Daniele Bombardi, coordinadora de Caritas Italia en aquel país.

Caritas, proporciona  ropa, comida y apoyo médico a las personas refugiadas. Bombardi comenta que “Hacemos lo que el gobierno nos permite hacer. La migración en el país está bajo el control estricto del gobierno y no quiere que las organizaciones de la sociedad civil operen de manera autónoma”.

“Vemos necesidades sin respuesta que podemos atender con nuestros medios, sin embargo, el gobierno no nos permite responder adecuadamente”, agregó.

nota de CI: http://www.caritas.org/2017/01/frozen-europe-increases-risks-migrants/

Leer más






Entradas Recientes