Etiqueta: refugiados


Constituida Red Clamor en escucha del pueblo migrante, refugiado y esclavizado de América Latina y el Caribe

En atención a la voz de Dios ante  el clamor del pueblo sufriente en las periferias de las zonas fronterizas, reconociendo el ministerio de Jesús encarnado como una persona que también vivió el drama de la migración y como clara muestra de respaldo al llamamiento del Papa Francisco de mirar a los migrantes, desplazados, víctimas de trata y refugiados, el Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) reunió, entre el 27 y 30 de marzo de 2017, a gran parte de organizaciones de movilidad humana, refugio y trata de personas de la Iglesia Católica de América Latina y el Caribe para, en clave de unidad, conformar la Red Latinoamericana y Caribeña de Migración, Refugio y Trata de Personas Clamor, en Santiago de los Caballeros, una provincia ubicada a 129 Km de Santo Domingo en República Dominicana. 

La Red Latinoamericana y Caribeña Clamor, en clara referencia al texto bíblico del libro del Éxodo (3, 7-8), tiene como objetivo articular el trabajo pastoral que realizan diversas organizaciones de la Iglesia Católica en América Latina y el Caribe para, desde la misión evangelizadora de una iglesia en salida, acoger, proteger, promover e integrar los migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de tráfico y trata de personas.

La Red fue constituida a través de un proceso intenso de 4 días que incluyó una jornada vivencial en la frontera norte de Haití y República Dominicana (Dajabón y Ounaminthe), donde los participantes pudieron visitar las obras misioneras para migrantes que realizan los Jesuitas, Fundación Solidaridad Fronteriza y las Hermanas de San Juan Evangelista de la zona en favor de los más necesitados de la frontera, en especial, niños y niñas que viven en situación de vulnerabilidad; además de compartir con desplazados y migrantes haitianos que viven en llamados refugios o bateyes en la zona de Guayubin.

En este sentido, Monseñor Gustavo Rodríguez, Arzobispo de Yucatán y Presidente del DEJUSOL, manifestó estar “Muy feliz porque el programa de crear la Red CLAMOR era uno de los 13 programas para este cuatrienio del DEJUSOL, lo veía con mucha esperanza y ahora que ha llegado el momento de su nacimiento con este encuentro, veo la realización de este sueño, de esta ilusión. Veo el entusiasmo de los participantes que representan a diversos grupos de Iglesia entre misioneros, religiosos, clérigos y laicos que ahora unidos vamos a hacer un mejor trabajo en favor de los migrantes, de los refugiados y de las víctimas de trata. De este modo veo con mucha esperanza y futuro esta pastoral”.

Entre las organizaciones participantes destacan: Red Scalabriniana Internacional de Migración, Servicio Jesuita a Refugiados de América Latina y el Caribe (SJR), Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Cáritas (Selacc), Secretaría General del Consejo Latinoamericano de Religiosos y Religiosas (CLAR), Red de Solidaridad para Migrantes y Refugiados de Brasil, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de República Dominicana,  Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Mexicana, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Haitiana, Consejería General de Apostolado de las Hermanas Scalabrinianas,  Hermanos Franciscanos, Instituto Chileno de Migraciones, Fundación Un grito por la Vida, Red hacia la Libertad de la congregación El Buen Pastor, Congregación de las Religiosas Adoratrices, Congregación de las hermanas de San Juan Evangelista y la Dirección del Proyecto muchachos y Muchachas con Don Bosco. 

Además, en calidad de invitados especiales, se contó con la participación del Departamento de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal Española y Misiones Católicas de Emigrantes de habla hispana en Alemania. En la cita también participaron los integrantes del Programa de Refugio de Cáritas Venezuela, en figura de Monseñor José Luis Azuaje, quien a pesar de no estar presente, ofreció excusas por estar presente en una misión diplomática con Nunciatura Apostólica de Venezuela y el Vaticano en razón de las circunstancias complejas por las que atraviesa este país, pero designó un equipo que virtualmente hizo seguimiento a la jornada y suscribió acuerdos importantes.

Cabe destacar que el precedente de la Red Latinoamericana y Caribeña Clamor inició en septiembre de 2016, en el marco del Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de Persona”, donde en el momento las organizaciones coincidieron en la necesidad de crear una red de redes que permitiera articular y aunar esfuerzos en pro de ser voz del pueblo que sufre a causa de situaciones sobrevenidas con la migración. 

Con este encuentro se consolida lo que en su momento fue una propuesta e inicia un camino en la unidad católica. Por ello, Monseñor Julio César Corniel, Obispo de Puerto Plata, Presidente de Pastoral Social de República Dominicana, además de anfitrión de esta importante cita considera que la Red CLAMOR “será una herramienta de apoyo que nos ayude a trazar líneas concretas para el trabajo con los migrantes, unificar criterios, sentirnos apoyados y juntos buscar soluciones a problemas que nos afectan. Sin duda es una gran esperanza”.

Monseñor José Sánchez, Obispo Emérito de Sigüenza (España) y Miembro de la Comisión Episcopal de Migraciones, manifestó “Estar muy agradecido de haber tenido esta oportunidad de compartir de cerca con hermanos y hermanas de la Iglesia de América Latina y el Caribe, con esto damos un pasito, y por pequeño que sea, permite también la recuperación del contacto de España y la Iglesia Latinoamericana, que en algún momento y por diversas variantes se había perdido”.

A partir de las presentaciones realizadas por los asistentes en el encuentro, se pudieron identificar las distintas líneas de acción que desarrollan como actores eclesiales en favor de los migrantes, desplazados, refugiados y víctimas de trata, por ello, que para el Padre Mauricio García, Director del Servicio Jesuita a Refugiados de América Latina y el Caribe, “Este encuentro es muy importante porque hacía falta un espacio de coordinación y concertación del trabajo conjunto de instituciones eclesiales, que estamos trabajando con población desplazada, migrante, refugiada y víctima de trata, ahí había un vacío, digamos”.

Por su parte, la Hermana Rosita Milesi, Directora de la Red de Solidaridad para Migrantes y Refugiados, Referente de Migraciones para la Iglesia Católica Brasileña, “El hecho de estar todos juntos trabajando en un mismo fin a través de la articulación es muy importante, donde todos y cada uno representan a organizaciones muy diversas, buscando estar en sintonía, apoyándonos recíprocamente para que estos temas tengan mayor visibilidad en el mundo actual”.

El principal reto de CLAMOR estará en ser una Iglesia Samaritana que, movida por la misericordia de Dios Padre manifestada en Jesucristo, sale al encuentro de estos nuestros, por ello, para el Padre Francisco Hernández, Director del Secretariado de Latinoamérica y del Caribe de Cáritas, “Este es un tema fundamental, pues es uno de los flagelos más grandes padecidos en el mundo y, obviamente en nuestra región por eso nos sentimos profundamente comprometidos a dar esta forma de comunión eclesial, donde la diversidad de esfuerzos y experiencias nos permita hacer un frente más sólido y común en favor de estas personas que experimentan estas situaciones tan terribles”.

Finalmente los integrantes de Red Clamor quieren ser un “hospital de campaña” donde los hermanos migrantes, desplazados, refugiados y víctimas de trata encuentren, en palabras del Papa Francisco, acogida y bienvenida, protección y curación de sus heridas, reconocimiento de su dignidad y promoción, e integración e inserción en las comunidades y países a los que llegan. Apenas este es el inicio de muchas buenas nuevas que están porvenir.

Foto: En el Hogar Casa de Cristo en Dajabón, creado por los hermanos Jesuitas para albergar a niños haitianos en situación de calle, los presentes compartieron la mesa y momentos jocosos con estos niños que han sufrido, en la mayoría de casos, de abusos sexuales y explotación laboral.

Leer más

Caritas invita a unirse al Pacto Mundial para una Migración segura, ordenada y regular

La migración es un tema que, en los últimos años, se ha centrado en el debate mundial. Por este motivo, Caritas, como organismo social preocupado por el hermano migrante y refugiado, se une al Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular de la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) a implementarse en 2018.

En septiembre de 2016, la AGNU realizó una cumbre sobre refugiados y migrantes, para fomentar una mayor solidaridad internacional y apoyo a los grandes desplazamientos que se suscitan en el mundo. En dicha cumbre, la Asamblea aprobó la Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes, que sentará las bases para el Pacto Mundial.

Durante el proceso preliminar a el pacto, se tiene contemplado una serie de sesiones temáticas informales entre abril y noviembre de 2017, así como 4 jornadas de audiencias interactivas multilaterales de carácter informal entre abril de 2017 y junio de 2018. 

Por ello, y como parte de su trabajo de incidencia, Caritas Internationalis invita a sus organismos miembro a unirse a este proyecto para que puedan exponer su labor en lo que respecta al fenómeno de migración y, por lo tanto, aporten iniciativas que atiendan dicha demanda.

El plazo es hasta el 9 de abril de 2017. Para inscribirse y tener más información te invitamos a entrar al siguiente enlace: https://fs22.formsite.com/unngls/form35/index.html

Leer más

Caritas pide protección para niños refugiados ante la ONU

Caritas pidió este 15 de marzo que se brinde protección adecuada a los millones de niños refugiados ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Además exhorta a que se deje de criminalizar a los niños inmigrantes no acompañados. 

Los conflictos por la guerra han provocado el desplazamiento forzado de millones de personas, de los cuales cerca de la mitad son niños, señaló Cáritas y la Santa Sede. En conjunto con la Alta Comisaría de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para los Migrantes (OIM) expusieron los graves riesgos que sufre esta población. 

“A muchos niños les hicieron viajar solos, como refugiados o migrantes económicos. Ellos se enfrentan al peligro de los traficantes de seres humanos y depredadores sexuales. Sus voces a menudos no se escuchan y sus necesidades son olvidadas o ignoradas”, afirma María Amparo Alonso Escobar, Responsable de la Delegación de Cáritas ante de la ONU, en Ginebra. 

Por ello, Caritas denuncia la urgente necesidad de recibirlos y protegerlos. Porque, ante la situación actual por países de Medios Oriente, Asia y África, la migración a Europa se está volviendo casi obligatoria, y los pequeños crecen con la idea que, al llegar a dicho continente, sus condiciones mejorarán. 

En paralelo a la sesión del Consejo de Derechos Humanos, la conferencia “Niños migrantes no acompañados: mantener su dignidad y derechos”, encabezada por el Padre Fabio Baggio y el P. Michael Czerny, se ofreció una experiencia directa de los desafíos que plantea el creciente número de niños refugiados y emigrantes.

Por ejemplo, en Caritas Roma, relató la Dra. Elisa Manna, se ofreció asistencia a 375 menores no acompañados, de ellos, el 96% eran de Egipto, Albania y Gambia. La edad media era de 16 años, pero más del 10% de ellos tenía entre 11 y 14 años. De esos niños, un 20% afirmó ser huérfano o que sus padres no podían ser contactados, muchos no tenían alguna escolaridad y la mayoría dijeron que sus padres eran obreros, campesinos o desempleados. En el caso de las niñas, sufrían explotación sexual por parte de los traficantes.

Leer más

Seis años de guerra han dejado 320 mil muertos en Siria

A seis años del estallido de la guerra en Medio Oriente, el conflicto parece no tener fin y, hasta el momento, ha cobrado la vida de más de 320 mil personas, según informes del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

De los al menos 321 mil 358 fallecidos cuantificados por el OSDH, 96 mil 73 son civiles y de ellos, 17 mil 411 son niños y 10 mil 847 mil mujeres. La organización también enfatizó el aumento de cerca de 9 mil muertos desde que se publicó el último reporte, en diciembre del año pasado.

El sufrimiento del pueblo sirio no ha sido indiferente para la Iglesia Católica, por ello, a través de Caritas Internationalis, trabaja en seis regiones: Damasco, Aleppo, Homs, la región costera, Djézireh y Hora, con el objetivo de ofrecer ayuda alimentaria, servicio médico, refugio, entre otros servicios.

Para Caritas, Siria se ha convertido en la mayor emergencia de los últimos años. En consecuencia y con apoyo de su campaña “La paz es posible en Siria”, ha instado a la población mundial a realizar acciones de incidencia en sus países para que haya cese al fuego y regrese la paz a esa región. 

“Les invito a orar por la paz en Siria y por su pueblo en ocasión de vigilias de oración, de iniciativas, de sensibilización en grupos, en parroquias y comunidades, para difundir un mensaje de paz, un mensaje de unidad y esperanza”, expresa el Papa Francisco en su mensaje para animar la campaña de Caritas. 

El trabajo continúa por parte de Cáritas y, a lo largo de los seis años de guerra, permanece cerca con los hermanos de Siria. Sin embargo, esta situación no puede continuar. Las cifras de víctimas mortales son alarmantes y la entidad clama la paz para que se detenga esta violencia que ha sacudido Medio Oriente. 

Te invitamos a que te unas el próximo 15 de marzo para pedir por la paz en Siria. En la parte de abajo encontrarás la oración para que junto a tu familia, amigos, vecinos apoyen la iniciativa de Caritas para no olvidar el dolor del pueblo sirio y juntos creamos que la paz en Siria es posible. 

ORACIÓN

Señor, Dios nuestro, Padre de toda la humanidad;

cambia los corazones de todos los pueblos y de sus gobernantes,

para que puedan restaurar la paz entre las naciones sobre la base de la justicia, el amor y la virtud.

Que el Espíritu de la paz descienda sobre el pueblo sirio y sobre nuestro mundo

para que todos los conflictos cesen y la paz reine en la tierra. AMEN

Leer más

Iglesia Católica insta a Gobierno de Estados Unidos a detener decreto contra migrantes

El pasado viernes 27 de enero, el presidente Donald Trump, promulgó un decreto sobre la “protección de la nación contra la entrada de terroristas extranjeros a Estados Unidos”,  que prohíbe el ingreso de ciudadanos de sietes países musulmanes.

Dicha medida provocó pronunciamientos en contra, como fue el caso de Catholic Relief Services (CRS), institución de la Iglesia Católica americana, la cual demandó al Gobierno suspender la orden ejecutiva, hasta crear otra con un mejor enfoque y más humana.

Sean Callahan, presidente y director ejecutivo de CRS, a través de un comunicado, considera que la medida sólo restringe la capacidad de quienes huyen de sus países por situaciones de violencia, con el único propósito de refugiarse y proteger a su familia. Y, como agencia humanitaria y de desarrollo internacional, entienden las dificultades que los refugiados atraviesan durante este proceso.

“La realidad es que enviar de regreso a los refugiados puede entrañar consecuencias de vida o muerte. Lo sabemos por nuestra experiencia de trabajo con estas personas en algunos de los lugares más peligrosos” señala Callahan.

También explica que, a nivel mundial, hay más de 21 millones de refugiados que huyen de la violencia y terrorismo en sus países de origen. Por lo que las organizaciones que protegen y ayudan a los refugiados comienzan a tener dificultades para responder a las necesidades. Estados Unidos, afirma el director ejecutivo, es un modelo de libertad y esperanza, y debe continuar siéndolo, así que esperan en el año en curso, puedan entrar al país 110 mil personas refugiadas.

“La generosidad de nuestros aliados en el extranjero es increíble; nosotros debemos esa misma generosidad a las víctimas, a nuestros aliados y a nosotros mismo, para continuar con el reasentamiento de los refugiados más vulnerables, respetando los elevados niveles de ayuda previstas inicialmente” expuso Sean Callahan.

Finalmente, el director de CRS, organismo fundado hace más de 70 años con la finalidad de ayudar a los refugiados que huían de la Segunda Guerra Mundial, dijo que con frecuencia los refugiados en territorio americano se siente orgullosos del país al que llegan, porque saben que significa libertad.

“Nos unimos a las innumerables voces católicas de todo el país, y del mundo, que demandan acciones basadas en nuestras obligaciones morales. Pero este no es sólo un mensaje católico; este es un mensaje estadounidense. Es el mensaje que debemos enviar a las personas necesitadas de todo el mundo. Acoger a los necesitados forma parte del ADN de Estados Unidos”, subrayó Callahan. 

Leer más






Entradas Recientes