Las nuevas reglas del juego de Cáritas Internacional fueron reflexionadas en el seno de la reunión que sostiene la zona CAMEXPA, desarrollada en la casa de retiro de las Hermanas Carmelitas en San Marcos Carazo, Nicaragua. La misma estuvo a cargo del Presidente de Cáritas El Salvador, Monseñor Gregorio Rosa Chávez quién expuso de una manera sintetizada, los puntos más relevantes de los nuevos estatutos, que de aquí en adelante serán guías para Cáritas Internacional.

Cáritas es un instrumento de evangelización de lo social, expresó Monseñor Rosa al referirse a que la caridad es parte esencial de la iglesia y ella está llamada a cristianizar la sociedad. Esta coyuntura “nos motiva para replantear nuestra misión, nuestra visión, nuestros procesos nuestras utopías” agregó el Obispo, quien ha sido también Presidente de Cáritas para la Región de América Latina.

“Para Cáritas en América Latina es clara la dimensión social de la fe” respondió al pleno que escrutaba si los nuevos estatutos afectarán los procesos que Cáritas viene impulsando en la zona, que conllevan intrínsecos el volver a los pobres protagonista de su propio desarrollo. “Cristo optó por ser pobre” añadió y esto es siempre un aspecto que mueve a evaluación y replanteamiento de los rumbos de la acción de la Iglesia y Cáritas no está exenta de esto, dijo.

En un ambiente coloreado por la fraternidad los participantes expusieron sus inquietudes, dudas y aportes en el tema, fue ventilado en este encuentro zonal que mantiene reunidos a representantes de los 7 países integrantes de la misma del 26 al 27 de julio.

{fcomment}