Etiqueta: Honduras


Los cuatro jinetes del apocalipsis en la política hondureña

APUNTES

No. 153  Año 15.  19 de Junio de 2017  Tegucigalpa, Honduras

A seis meses de las elecciones y sin que oficialmente se haya iniciado la campaña, la ciudadanía ha estado a expensas de un bombardeo mediático caracterizado por la descalificación de los otros partidos y candidatos y un discurso sin propuesta, cada vez más alejado de los reclamos ciudadanos.

¿Cuál es la novedad en este proceso electoral? ¡Ninguna! más de lo mismo, otra vez nos están aniquilando la capacidad de soñar, ¡cosa grave para una nación! Hablar de una democracia más participativa, del fortalecimiento de las instituciones minadas por la corrupción, la avaricia política y económica es algo que le pertenece a los de arriba, pertenece a los grandes dicen las personas de escasos recursos. A los pobres les corresponde trabajar cada día, salir a buscar el pan de cada día para sus hijos, rogar a Dios para no enfermarse, para encontrar un trabajito, rogar a la Virgencita que no  deporten a su hijo o hija que está en los Estados Unidos porque de allá viene la ayuda,  ahí están cifrados sus verdaderos sueños.

Este negocio de los grandes también baja a los pequeños. No es raro que las elecciones se hayan convertido en un mísero negocio para los pobres. ¡Voy a vender mi voto! Mi voto no lo regalo, hay que votar por quienes nos ayuden! son frases frecuentemente escuchadas entre la población.

¿Cuál es el clima que se respira en este proceso. Una inmensa incertidumbre en la conciencia de la población: ¿Quién ganará? ¿Se realizarán las elecciones? ¿Serán  limpias y transparentes? ¿Será posible la reelección? Las dudas manan de las acciones de la clase política que se ha adueñado de los partidos, de los entes gubernamentales cerrando toda hendedura para que no brote la esperanza, ni surjan los sueños en una sociedad con mayor democracia.

En este proceso se está destruyendo toda racionalidad y ética en la política: da la impresión que buscamos destruir todo el Estado hondureño, es como sí los jinetes del apocalipsis están aniquilando esta pobre nación. ¿Cuáles son esos jinetes?

1.- Sistema electoral arcaico.

Se mantienen las mismas reglas del juego para las elecciones del 2017. El Tribunal Supremo electoral sigue dando señales de parcialidad política, descalificando en nombre de la ley cualquier asomo de participación política alterna. La sabiduría popular nos dice que en un litigio no se puede ser juez y parte. Además en las elecciones primarias, el Tribunal Supremo Electoral mostró una profunda debilidad, dando por válidas unas elecciones que aún los miembros de los mismos partidos denunciaron como fraudulentas, pero esto no fue investigado, ni sancionado por el Tribunal. ¡Si así son las vísperas cómo será la fiesta!

La clase política no hizo nada para hacer avanzar la democracia formal que diera mayor participación a la población: no se admitió la segunda vuelta, los distritos electorales, la ciudadanización de las mesas, la conformación de un verdadero Tribunal electoral, un nuevo censo electoral, la equidad en la propaganda de los partidos políticos. Se ignoraron por completo todas aquellas reformas que hubieran fortalecido la institución electoral y en su lugar se mantuvo hasta ahora un sistema con muchas lagunas, pero que asegura el dominio de la clase política sobre la población y el proceso electoral. En ese caso la decisión fue clara: mantener un sistema electoral obsoleto.

2- Un  sistema de pactos nefastos.

Las últimas elecciones para escoger la Unidad de Fiscalización que monitoreará la nueva ley sobre el financiamiento de los partidos políticos ha dejado de nuevo por parte del Congreso nacional un mal sabor de boca: días antes se sabía los nombres de los nuevos funcionarios, producto no de una elección sino del cabildeo, de los pactos que llevan a acuerdos entre tres partidos. Se vislumbra una Unidad de compadre hablado, con un ganador y también como siempre un perdedor, la ciudadanía. Surge la gran pregunta:

¿tendrá libertad esta unidad para señalar los actos de corrupción en la financiación de los partidos políticos?

Abiertamente, las fuerzas políticas representadas en el Congreso modificaron el contenido original de la ley presentado por la MACCIH, pasando de un comisionado a tres comisionados, coincidiendo con el número de partidos políticos con mayor número de diputados en el Congreso. Se perdió la oportunidad de avanzar en el adecentamiento del proceso electoral, por lo menos de empezar a eliminar viejas prácticas políticas; pero los intereses inmediatos tuvieron mayor peso en estas decisiones, que de no controlarse llevarán seguramente a crear condiciones de inestabilidad. No olvidemos que ¡tanto va el cántaro al agua que por fin se quiebra!

3.- Insensibilidad de la clase política.

Lo más preocupante en esta nuestra democracia es que la clase política no se inmuta frente a los casos y escándalos de corrupción, es más, tienen la convicción que el ciudadano tiene la obligación de votar por los que ya están seleccionados para gobernar, independientemente de su conducta ética. Los partidos haciendo caso omiso de cualquier denuncia están estimulando a sus correligionarios a votar en plancha: es una forma muy sutil de manipular, insultar, despreciar a los votantes y convertir los procesos electorales en ejercicios para renovar o ratificar las élites políticas. Todavía estamos esperando la rendición de cuentas de los partidos que participaron en las elecciones internas del 2017. En otras democracias con mayor cultura y madurez política, sería impensable aceptar a estos candidatos señalados con actos de corrupción o con vínculos con el narcotráfico. Es más: ellos mismos, si tuvieran un mínimo de ética, renunciarían a cualquier postulación. Claro, esto traería fuertes costos que no están dispuestos a pagar los partidos políticos.

4.- La sombra de una reelección.

Este año cargaremos con un nuevo peso, la oscuridad en el proceso por introducir la figura de la reelección, imagen que todavía no ha sido aceptada por un porcentaje alto  de la población; pero además la utilización de la gestión gubernamental como espacio de campaña política. Para una gran mayoría: poder, estructura, dinero y organización son instrumentos que difícilmente pueden ser derrotados, pero también se convierten en herramientas para cuestionar cualquier tipo de resultados.

Hace siete años parecía que apostábamos de nuevo por una transición a la democracia menos formal y más real, y sin embargo caminamos rápidamente hacia la precarización de la democracia, disminuyendo el entusiasmo de la ciudadanía para participar en unas elecciones que considera que ya están arregladas.

¿Cuáles son nuestros desafíos? Las próximas elecciones se realizarán posiblemente en medio del desánimo social y del desprecio a la política y a los partidos políticos por diferentes razones: la repartición de cuotas de poder; el permanente cuestionamiento y las denuncias contra el TSE, sobre todo la última presentada por el CNA, la cual amerita una profunda investigación por parte de los operadores de justicia, porque señala debilidades en un tema esencial para la transparencia y credibilidad de los resultados, por los escándalos de corrupción que han quedado develados en los últimos meses por testimonios de Narcos en cortes hondureñas y norteamericanas y por investigaciones de entes como el CNA y la MACCIH.

Todavía es tiempo de enderezar el rumbo de este proceso, introduciendo los cambios necesarios y pertinentes para recuperar la confianza en las instituciones rectoras de los procesos electorales, si contamos con voluntad política, conciencia ciudadana y estatura de estadistas.

Todavía se puede recuperar la autonomía de todos los entes del Estado, aplicar las  leyes de transparencia y combate a la corrupción contra cualquier funcionario, especialmente en el Tribunal Supremo Electoral, y adecentar el mismo proceso  mediante la renuncia de todas aquellas personas seleccionadas para asumir cargos en  el próximo gobierno que éticamente no tienen la estatura para asumir esa nominación.

Todavía es tiempo de recuperar el sistema democrático que está en crisis, pero se requiere una verdadera conversión política, repensar para dignificar el  quehacer  político, recuperar la confianza de la sociedad, teniendo una postura más abierta a la realidad social, escuchar más a la sociedad y poner al país por encima de los intereses partidarios. De no hacer estos cambios, sin duda, la ingobernabilidad dominará el panorama social en los próximos años en el país.

Teléfonos: 2237-3318, 2237-2719, 2220-6698. Telefax: 2237-1365

e-mail: caritas_de_honduras@caritas.hn Pagina web: www.caritas.hn

Twitter: caritashonduras Facebook: Caritas Honduras

Apartado Postal 1787 Tegucigalpa, Honduras

Leer más

Cáritas pide a hondureños buscar un gobierno más honesto

El domingo 12 de marzo, Honduras votó en las elecciones primarias para escoger a los candidatos que participarán en los comicios generales de noviembre. Al respecto, la Cáritas Nacional emitió un análisis sobre los resultados y lo que se avecina después de este proceso de elecciones. 

Los candidatos para la gubernatura de Honduras son Juan Orlando Hernández del partido Nacional, Luis Zelaya del Liberal y Xiomara Castro del partido Libre. Cabe señalar que no hubo mucha sorpresa en el resultado, pues las encuestas apuntaban a estas tres figuras; ni tampoco sorprendió que el proceso fuera antidemocrático. 

“Las denuncias de fraude, favoritismo, adulteración de actas entre otros delitos electorales no se han hecho esperar y denotan que todavía no podemos garantizar la limpieza de los procesos electorales, ni siquiera al interior de los partidos”, señala Cáritas Honduras en un boletín

La entidad enfatiza que los valores democráticos se han perdido en el quehacer de muchos políticos, “lo que se convierte en una amenaza latente, ya que una democracia sin valores, fácilmente conduce a una dictadura visible o encubierta”. Aunado a lo anterior, señalan que, desde los Estados Unidos, se han hecho declaraciones de complicidad entre el Estado y el crimen organizado. 

“Estas declaraciones desnudan la corrupción que existe en las principales instituciones estatales y en los órganos de prevención del delito, lo que profundiza en la población un sentimiento de desampara y descontento en las instituciones y más aún, cuando el poder judicial y el Ministerio Público no tienen la capacidad o la voluntad de judicializar estos crímenes, burlándose de la legalidad”, subraya Cáritas.

Por lo tanto, el organismo señala que es urgente que la clase política busque fortalecer la frágil democracia sometiendo a reformas profundas la Ley electoral porque es necesario “garantizar la limpieza del proceso electoral general de noviembre”. 

Además de fortalecer a los operadores de Justicia, lo cual traerá una disminución de los niveles de impunidad, accionando de forma inmediata “en todos aquellos casos donde se encuentren señalados políticos, empresarios y operadores de justicia por actos de corrupción o delincuencia organizada”.

Finalmente, Cáritas de Honduras invita a la población a ser más organizada y participativa para empeñarse en “establecer gobiernos honestos, transparentes y volcados a propiciar el bien de la nación”. Además, exhortan a escuchar el mensaje de los Obispos para que puedan profundizar sobre el tema, con el fin de cambiar el rumbo del país. 

Leer más

La equidad significa que la mujer ocupe su plano

La Zona Camex Celebra el día Internacional de la Mujer

En el marco del encuentro de los directores de la zona Camex y referentes país del eje Cuidado de la Creación, que se está celebrando en Alajuelas, Costa Rica del 6 al 10 de marzo, se celebró con las participantes el Día Internacional de la Mujer, con una Eucaristía, presidida por el P. Patrick Hanssens, Referente MAGRE de Cáritas Panamá y concelebrada por sacerdotes participantes.

En un ambiente de armonía y cantos se celebró la Eucaristía para conmemorar la lucha que han tenido las mujeres a lo largo de la historia para empoderarse en los distintos espacios de participación y toma de decisión. 

Durante la homilía el P. Hanssens, hizo hincapié de que no es solo un día para felicitar y regalar flores y mensajes bonitos, más bien es un día en el que se le debe compensar a la mujer su lucha otorgándole los espacios que le corresponden “Ser Cristiano nunca es un trabajo individual, debe de ser con equidad para que la mujer ocupe su propio plano, su propio espacio”.

Desde Cáritas de Latinoamérica y el Caribe, deseamos que el Día Internacional de la Mujer sea inspirado en Jesús y su Misión y que María Santísima siga siendo el ejemplo de mujer fuerte y valiente.

Leer más

Organización “Mujeres en Acción”

Mayaran es una región de El Paraíso, Honduras a unos 32 km al sureste de Tegucigalpa, la capital del país. Con unos 349 habitantes, cuenta con 40 familias en toda la comunidad, su actividad productiva es el maíz y el maicillo, su dieta alimenticia es maíz, frijol, arroz y pocas veces consumen carnes, embutidos, cítricos así como lácteos.

Sus viviendas son de tierra, adobe, teja y cemento, no cuentan con agua potable, no hay alcantarillado sanitario, ni servicio de salud pública, pero cuentan con energía eléctrica , centros de educación básica y agua por tubería con juntas de agua organizadas.

La organización “mujeres en acción”, estructurada en junta directiva y junta de vigilancia que se rotan mensualmente para la atención en la tienda de consumo; donde sus inicios eran 29 mujeres, pero por motivos personales y familiares fueron reduciéndose; quedando actualmente 10 socias.

Las actividades que realizan son:

1.- Tienda de consumo

2.- Tienda de granos básicos

3.- Tienda de insumos

El proyecto ha llegado a darles confianza, unidad y ser creativas en su comunidad, parte de la labor que realiza La Pastoral Social Caritas de Honduras y con fondos de Caritas Francia impulsar Iniciativa desde zonas lejanas para otorgarles oportunidades de ser agentes de cambio y un referente de liderazgo y motivación a otras mujeres de otras comunidades.

Es por ello que compartimos la historia de estas mujeres emprendedoras que han sabido valorar esta oportunidad ya sea como mujeres, madres y a veces como jefas de familia con las dificultades diarias de vivir en comunidades pobres y con escolaridad incompleta y algunas iletradas, pero con la voluntad de ser lideresas en proyectos productivos.

Su contribución a la comunidad

Al comienzo del proyecto la comunidad no contaba con energía eléctrica, es por ello que vendían solo granos básicos y otros productos para el consumo diario en las casas; pero en el año 2016 se instaló la luz eléctrica y ahora han diversificado su venta en carnes, embutidos y lácteos.

Este grupo de mujeres es referente para otras organizaciones que comienzan sus iniciativas de proyectos; impulsan enseñanzas informal para la organización y planteamiento de problemas en su comunidad, integran jóvenes y a sus parejas (esposos) en el trabajo de mayor fuerza como el acarreo de mercadería y maderas, limpia de solares, y actualmente instalaran en su local ahora propio el almacenaje de granos básicos.

Leer más

Jóvenes migrantes principales víctimas de los traficantes de personas

“Mis padres trabajaban sin descanso para que estudiara, pero no era suficiente”

(TESTIMONIO)

Jimmy quedó atrapado por la red de trata cuando tenía 24 años, al dejar a su familia en Honduras, para ir a Estados Unidos. Su historia nos recuerda la vulnerabilidad de los niños migrantes, ante la trata y la necesidad de protegerlos y defender sus derechos.

En Honduras, mis padres solían trabajar sin descanso para que yo pudiera estudiar. Sin embargo, me di cuenta que nunca tendrían lo suficiente para seguir con la escuela o entrar a la universidad, ni para ofrecerme más oportunidades que yo espera tener.

Además, había pandillas en Honduras que te mataban si no te unías a ellas. Dos amigos fueron asesinados por este motivo. Durante un tiempo me escondí para no ser encontrado por estos grupos, pues ellos también me buscaban. 

Dejé mi Tegucigalpa (capital de Honduras), cuando sólo tenía 12 años, junto a otros dos muchachos, uno mi edad  y el otro 14 años. Con miedo del continuo acecho de las pandillas, tomamos un autobús hasta la frontera de Guatemala. 

Caminamos durante una semana, de día y de noche, atravesando las montañas para pasar la frontera y parando autos para que nos llevaran a la frontera de México. No teníamos comida, ni agua y terminamos bebiendo orina de vaca. Unos de mis amigos murió en el trayecto; mi otro amigo y yo no tuvimos otro remedio que continuar con el viaje.

Después, subimos a los techos del tren que atraviesa México. Cuando llegamos al país vecino, me quedé allí dos años y medio, viviendo en una casa de migrantes y pidiendo comida, pues ya no tenía dinero.

Cuando al fin logré cruzar la frontera, un hombre en un coche se acercó a mí y me dijo “Estoy aquí para ayudarte”. Me llevó a su casa, en la que había otros 15 migrantes, luego nos llevó a todos en un camión refrigerador, lleno de melones, con la intención de llevarnos a California, pero nos detuvimos en un puesto de control. El frío era tan intenso que creíamos que íbamos a morir. 

A la mañana siguiente, me encontraba en una casa y al despertar vi que los otros migrantes habían desaparecido. El hombre me dijo que ellos habían pagado su dinero para pasar el puesto de control; él me pedía 4 mil USD para liberarme. Llamé a un familiar que tenía en Estados Unidos, sin embargo, nunca me respondió.

Al final, el hombre me llevó a Los Ángeles a trabajar en una empresa de mueble cuando tenía 16 años. Solía trabajar 6 dias a la semana, desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Me pagaban unos 120 dólares cada dos meses. Al principio, yo estaba feliz porque no entendía bien lo del pago, ni tenía algún tipo de información. Cuando supe lo que en verdad tenía que ganar, me puse muy triste porque llevaba trabajando en ese lugar dos años.

Más tarde, otro hombre me ayudó a dejar esa situación y me ofreció un lugar para vivir y un trabajo como lavaplatos. Pero un día la policía me detuvo por ir en una bicicleta sin luces. 

Pasé 18 meses en un centro de detención. Me dieron tres opciones: la primera era ser deportado; la segunda era que me dejarían ir cuando cumpliera los 21 años y la última era que me dejarían ir a otro estado y el gobierno me daría educación hasta que me convirtiera en alguien de provecho.

Me dieron unos minutos para llamar a alguien y contacté al hombre que me había conseguido el trabajo de lavaplatos; le pedí su ayuda de nuevo porque ya había trabajado con él. Me dijo que me ayudaría, así que se hizo pasar por mi padre, porque tenemos el mismo apellido, y por fin me dejaron libre. Me llevó a vivir a la casa de su hermano cuando cumplí los 18 años.

Actualmente vivo en Los Ángeles y trabajo en el aeropuerto. Estoy cursando la secundaria y me gustaría obtener un diploma en informática.

Me apasiona la justicia y los derechos de los niños. Cuando te llevan a un centro de detención te trata como a un delincuente, sólo por no tener papeles. Quiero poner en evidencia estos temas, para permitir que más víctimas y sobrevivientes tengan acceso a la justicia. Devolver un poco de lo que he recibido.

Me gustaría marcar la diferencia y cambiar la vida de otras personas. Yo creía ser la única persona que tuvo que vivir esas horribles situaciones, pero no es así. Quiero compartir mi historia, ayudar a otros y cambiar la vida de muchas personas.

TRADUCCIÓN DE: http://www.caritas.org/2017/02/young-migrants-fall-hands-traffickers/

Leer más






Entradas Recientes