Etiqueta: emergencia


10 muertos en Cuba por “Irma”; Cáritas diocesanas comienzan a brindar ayuda

Al menos 10 personas perdieron la vida por el huracán “Irma”, tras su paso por la isla de Cuba. También se reportan inundaciones, árboles caídos, viviendas destruidas y el colapso del sistema eléctrico, sobre todo al norte del país caribeño.

La información del reporte preliminar de la red inter-diocesana de Cáritas indican  indica que de las personas fallecidas, 7 pertenecían a la provincia de La Habana, 1 a la de Matanzas,  1 a la de Ciego de Ávila y 1 a la provincia de Camagüey.

En cuestión de daños materiales, hay severas afectaciones (clasificadas como incalculables) en el sector de la agricultura en gran parte del territorio, a excepción de Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma. Los cultivos principalmente afectados son, en su mayoría, de plátano, arroz y caña de azúcar.

Las provincias de Pinar del Río, Camagüey, Las Tunas, Granma, Holguín, Guantánamo y Santiago de Cuba han restablecido el servicio eléctrico de forma parcial. No obstante, la Unión Eléctrica de Cuba señala que en 48 horas la energía pueda llegar a la mayoría de los territorios afectados, dependiendo de las condiciones de los mismos.

Visita de las Cáritas Diocesanas a provincias afectadas

Las Cáritas Diocesanas de Cuba han realizado visitas en cada una de las provincias afectadas por “Irma”, esto con el objetivo de evaluar los daños más severos y recopilar información de las principales necesidades.

El equipo diocesano de Ciego de Ávila llegó a los municipios de Bolivia, Primero de Enero y Morón, en los cuales detectó derribo de árboles de gran tamaño y afectaciones en techos de múltiples hogares. En la zona de Júcaro, al sur de Ciego de Ávila, sufrió inundaciones severas, lo que provocó la pérdida total de 40 viviendas, las cuales se encontraban en la primera línea de playa.

La provincia de Santa Clara y Sancti Spíritus reportan un 40% del fondo habitacional afectado. En la ciudad de Matanzas hubo 2 derrumbes totales y un edificio público severamente daños; se evacuaron 7 mil personas en albergues y más de 62 mil en casa de familias. La carretera central y la circunvalación se encuentran obstruidas.

Ante tal escenario, las Cáritas que cuentan con insumos suficientes han comenzado a distribuirlos. La Cáritas Camagüey, por ejemplo, comenzó a repartir alimentos enlatados, galletas, leche en polvo, arroz y artículos de higiene no sólo en su localidad, sino en las que tiene cerca (Esmeralda).

Quien también inició con recorridos desde Santa Fe hasta Playa (por toda la costa norte) es la Cáritas Habana, la cual prepara módulos para ayudar a las personas en cuyas viviendas penetró el mar, además de que ya empezó a proporcionar víveres y agua potable en Baracoa, municipio Playa, Vedado y Centro Habana.

Pese a que algunas Cáritas han comenzado a brindar ayuda a las poblaciones afectadas, la Oficina Nacional indica que aún se necesitan cubrir necesidades primarias como: agua embotellada, alimentos no perecederos y kits de higiene, los cuales sirvan para lavar la ropa y utensilios afectados por las lluvias.

También han comenzado a trazar líneas de acción para la siguiente etapa: la reconstrucción. Esto por el estado de vulnerabilidad en el que quedaron algunas viviendas (sin techo o a punto de caerse).

Leer más

Cáritas Cuba ante el paso del fenómeno meteorológico huracán Irma

Jueves 7 de septiembre- Olas de entre cuatro y seis metros, marejadas e inundaciones costeras en zonas bajas del litoral pronostica para la tarde-noche del día de hoy el Instituto de Meteorología de Cuba a las provincias orientales de Holguín y Guantánamo, las primeras de la geografía insular que afrontarán los embates del fenómeno meteorológico Irma.

Irma, huracán categoría 5 más duradero en la historia de la meteorología según el servicio meteorológico francés, se mantiene desde el pasado martes 5 de septiembre rayando el máximo nivel de la escala Saffir-Simpson que cataloga a estos fenómenos naturales; con vientos máximos sostenidos de entre 280 y 295 kilómetros por hora y moviéndose a razón de 26 kilómetros por hora en rumbo oeste-noroeste.

Al mediodía de hoy, el centro del intenso huracán se situaba a 180 kilómetros al sudeste de las Islas Turcas, en las Bahamas orientales, y a unos 450 kilómetros al este de Punta de Maisí, extremo oriental de Cuba. A su paso por El Caribe Oriental ha dejado un saldo preliminar de al menos 10 muertos y medio centenar de heridos, según datos publicados por la web internacional de El País. 

Los mayores daños se reportan en las pequeñas islas de Barbuda, San Martín y San Bartolomé, arrasadas según reportes de sus autoridades y de la agencia Reuters.

En Cuba, la Defensa Civil ha declarado ya la fase de Alarma Ciclónica (tercera y más preocupante de las cuatro etapas que rigen su protocolo ante desastres naturales) para siete provincias (Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila) y el municipio de Caibarién, al norte de Villa Clara. El resto de los municipios villaclareños, así como las provincias de Sancti Spíritus, Cienfuegos y Matanzas, se encuentran en Fase de Alerta, mientras que para las provincias de Mayabeque, La Habana y Artemisa, se dictamina por ahora la fase informativa. 

En resumen, se pronostican penetraciones del mar a lo largo de toda la costa Norte, desde Guantánamo hasta La Habana, inundaciones, vientos y precipitaciones de gran intensidad, sobre todo para el centro de la Isla, de Camagüey a Matanzas, durante el sábado. 

Ante estas realidades, Cáritas Cuba, como brazo social de la Iglesia Católica y encargada de auxiliar a los más desvalidos, se prepara desde horas tempranas del día de ayer, miércoles 6 de septiembre, siguiendo sus propios protocolos de enfrentamiento a desastres naturales (MAGRE por sus siglas: Medio Ambiente y Gestión de Riesgos).

En la Oficina Nacional y las homólogas diocesanas se ha iniciado el acopio de combustible para suplir necesidades energéticas ante la posible ausencia del fluido eléctrico y para asegurar la trasportación, de manera que no se interrumpa el servicio en el momento de la crisis. También se aseguran los bienes y recursos propios, para proteger estructuralmente las dependencias en cada territorio.

Los equipos de respuesta diocesanos se encuentran activados, se revisan y renuevan los directorios telefónicos de utilidad ante la emergencia y se distribuyen los roles y funciones para cada etapa (antes, durante y después del paso del huracán).

Prioritariamente, el personal está enfrascado en la compra y almacenamiento de alimentos imperecederos (enlatados, cereales, leche en polvo, conservas…), artículos de aseo e higiene personal, agua embotellada y otros bienes con que apoyar preventivamente a las familias evacuadas y asegurar respuesta temprana a las pérdidas que se esperan entre la población más desvalida.

La adquisición de estos productos se realiza en los mercados de servicio público, ya que en Cuba no existe un mercado mayorista al cual acudir como organización humanitaria. Ello supone enfrentar la escasez y ausencia abrumadora de productos por desabastecimiento y también por la oleada de demanda que genera un fenómeno de esta índole. 

No obstante, la red Cáritas busca opciones como localizar las regiones de Cuba mejor surtidas con determinados productos, para adquirirlos allí y luego distribuir según las necesidades que se generen. 

En el caso del agua potable, ante la ausencia y encarecimiento de su adquisición en el mercado estatal se ha orientado el acopio desde los manantiales y otras fuentes certificadas o seguras, para disminuir los gastos por este concepto.

Para este despliegue preventivo se están utilizando los recursos propios de cada oficina diocesana y de la Oficina Nacional, según las posibilidades de presupuesto con que se cuentan. Se tiene presente que, en caso de no sufrir una afectación importante, la diócesis socorrerá con los recursos adquiridos a su homóloga más cercana que sí haya padecido daños. 

Las Cáritas diocesanas han distribuido, además, los alimentos disponibles para los servicios de comedores del Programa de Personas Mayores, con el fin de que estos cuenten con alimentos para esos días y puedan, de ser necesario, ofrecer temporalmente servicio a otros grupos poblacionales que estén en situación de  necesidad a causa del huracán.

En materia de comunicación, se recargan con tarjetas celulares a los movilizados para las tareas, de manera que se mantenga el contacto constante por vía celular. Todas las oficinas diocesanas y la Oficina Nacional mantienen comunicación entre ellas, y está activado el equipo nacional de comunicación, que prevé para mañana 8 de septiembre tener en funcionamiento su nueva página web, desde donde se reportará el paso del huracán y las labores de recuperación apoyadas por la iglesia.

FUENTES:

http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/09/07/como-el-huracan-irma-afectara-a-cuba/

https://elpais.com/internacional/2017/09/07/america/1504748367_731598.html

https://elpais.com/internacional/2017/09/07/actualidad/1504804460_508645.html

http://www.met.inf.cu/asp/genesis.asp?TB0=PLANTILLAS&TB1=AVISO2&TB2=0

http://oncubamagazine.com/sociedad/irma-amenaza-cuba/

Leer más

Ante elecciones, Obispos de Venezuela exhortan a la paz

Al menos 10 muertos dejó la elección de la nueva Asamblea Nacional Constituyente, la cual se encargará de redactar una nueva Carta Magna. La medida impulsada por el presidente Nicolás Madura consternó a Venezuela en mayo pasado, cuando fue anunciada, porque diversos actores sociales consideran sesgará a la población y profundizará la crisis humana que vive el país.

En este sentido, los Obispos venezolanos emitieron un comunicado previo a las elecciones en donde enfatizaron su rechazo por las elecciones, porque la consideran “inconstitucional, innecesaria, inconveniente y dañina”. También consideraron que no resuelve la escasez de alimentos y medicamentos.

Asimismo condenaron la creciente violencia de los últimos 5 meses, la cual se intensificó  a partir de la ola de protestas entre la oposición y los partidarios del gobierno chavista. Los prelados señalan en el documento que “la violencia no puede ser nunca la forma de solucionar los conflictos sociales que se agravan día a día en nuestra sociedad venezolana”.

Otro punto que la Comisión señaló en el documento fue la responsabilidad de la Fuerza Armada Nacional (FANB) de proteger la integridad de los venezolanos, así como mantener la paz y el orden, sin distinción de ninguna clase social ni parcializaciones políticas.

“El papel primario de la FANB es mantener la paz y el orden para que la racionalidad y el actuar de las partes en conflicto tienda puentes que superen el caos en el que estamos sumidos. No aumentemos más el sufrimiento y la angustia de tanta gente que quiere vivir en paz”.

Las elecciones del domingo fue descalificada por al menos una decena de países, entre los que destaca Estados unidos, Perú, Colombia y Brasil. Los resultados del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) indicaron que el 41,53% de los electores, que equivale a poco más de 8 millones de personas, eligió a la nueva Asamblea. 

Leer más

Ayuda humanitaria por emergencia en regiones de Lambayeque y Piura

CÁRITAS y la Cooperación Suiza – COSUDE, atienden con ayuda humanitaria a más de 3 mil personas afectadas por el fenómeno de El Niño Costero en Lambayeque y Piura

A través de su ayuda humanitaria, Suiza manifiesta su apoyo y solidaridad hacia las zonas rurales de Piura y Lambayeque, a través de  su Proyecto SABA+, asistiendo a los afectados por las graves inundaciones, focalizando su apoyo en dotar de acceso a agua potable y saneamiento seguro.

Con el propósito de brindar ayuda humanitaria y contribuir al fortalecimiento en la lucha contra la pobreza, Cáritas del Perú y la Cooperación Suiza COSUDE suman esfuerzos y, a través del Proyecto SABA+ (ejecutado por CARE Perú), llevaron adelante el proyecto “Ayuda Humanitaria por Emergencias en las regiones de Lambayeque y Piura”, el cual atendió a 666 familias, aproximadamente 3,330 personas que fueron afectadas por el fenómeno de El Niño Costero, con una inversión de 542 mil 350 soles.

El proyecto se implementó en dos fases en simultáneo, por un lado se fortalecieron las capacidades de los gobiernos locales y familias con acción de promoción, capacitación y educación a cargo de la ONG CARE Perú y; por el otro lado, Cáritas del Perú  en coordinación con las Cáritas Diocesanas de Chiclayo y Chulucanas, entregó con el apoyo de voluntarios, kits de agua segura, higiene y protección a las familias damnificadas, contribuyendo así a disminuir la incidencia de enfermedades diarreicas agudas (EDAS).

En mayo pasado, Martin Jaggi, Director de la Cooperación Suiza COSUDE visitó Culqui (Paimas, Piura) una de las zonas afectadas, y en entrevista con medios locales indicó “la Ayuda Humanitaria por Emergencias en las Regiones de Piura y Lambayeque, por ser las más afectadas en el país. Para esto, el equipo de Saba Plus actúa en conjunto con Care y Cáritas Perú. De aquí surgió la dotación de algunas plantas potabilizadoras de agua que ya se utilizan”. Asimismo, manifestó que la presidenta suiza se ha comprometido en seguir apoyando en la rehabilitación y reconstrucción en las regiones Piura y Lambayeque, y que la Cooperación Suiza COSUDE estará apoyando a las comunidades y autoridades de estas regiones en la rehabilitación de sistemas rurales de agua y saneamiento.

Ángel Allccarima, Gerente de Gestión de Riesgos y Cambio Climático de Cáritas del Perú explicó “se identificaron las zonas más afectadas por las inundaciones y se realizó un empadronamiento de los participantes a ser atendidos con la ayuda humanitaria consistente en Kits de agua segura: 1 balde de 20 litros con tapa y caño, jarra y pastillas potabilizadoras. Kits de higiene: bolsa de detergente, colchones inflables, escoba y recogedor, alcohol en gel, jabones para ropa y tocador, papel higiénico, pañales, toallas higiénicas, pasta de dientes, tina plástica y toalla y por último kits de protección: linterna, mosquiteros, pilas y repelente de zancudos. Esta ayuda fue distribuida en 19 localidades de los distritos de La Matanza, Chulucanas y Morropón en Piura y Mórrope, Motupe, Mochimi y Olmos en Lambayeque”.

Cabe señalar que este proyecto, surgió en el marco de la Campaña #PerúDaLaMano en alianza con el Grupo RPP desarrollado entre los meses de abril – mayo.

“Durante las lluvias ocasionadas por el Niño Costero, los ríos inundaron nuestras chacras, se inundaron los caminos de nuestra comunidad y nos quedamos aislados de la ciudad por lo que no podíamos comprar nuestros alimentos. Nuestros vecinos se quedaron sin trabajo, algunas casas se derrumbaron. Agradecemos a la Cooperación Suiza COSUDE, por hacer llegar esta ayuda que nos sirve de mucho sustento en nuestros hogares”, expresó María Flor Tiquillahuanca Crisanto, participante del proyecto del Anexo San Pedro de Olmos en la Región Lambayeque.

Leer más

Obispo comunica a OEA el apoyo de la Santa Sede al diálogo por la paz en Venezuela

“Falta de alimentos, falta de medicinas y falta de libertades” señala Mons. Bernardito Auza en la declaración con respecto a la situación de Venezuela, para la Organización de los Estados Americanos (OEA), en donde se encuentra  como Observador Permanente de la Santa Sede.

En dicha declaratoria, Mons. Auza resalta los esfuerzos del  Papa Francisco, la Secretaría de Estado del Vaticano y la Conferencia Episcopal Venezolana  para que los poderes públicos y políticos involucrados en el conflicto puedan llegar a acuerdo que conlleven a la paz social del país sudamericano. 

Por ejemplo, después de los acuerdos de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas en octubre y noviembre de 2016, el Cardenal Pietro Parolín, secretario de Estado del Vaticano, emitió una carta el 1ro de diciembre a dicha mesa, por disposición del Papa, en la que se solicitaba, tomar medidas urgentes para abastecer medicamentos y alimentos a la población, en coordinación con instituciones como Cáritas Venezuela, entre otras solicitudes.

Cabe señalar que dentro de la declaratoria, Mons. Auza expone la preocupación del Obispo de Roma, quien después del rezo del Regina Coeli el pasado 30 de abril, hizo un llamado al pueblo de Venezuela, tanto al Gobierno como a la sociedad civil, para que evitaran caer en cualquier tipo de violencia, al mismo tiempo, pidió se respeten los derechos humanos y enfatizó que la única forma de resolver los conflictos es mediante el diálogo.

Es así como, a través de la participación de Mons. Auza en la OEA, la Santa Sede reitera su posición con respecto al conflicto de Venezuela, en la que la negociación y diálogo de ambas partes son la vía para la resolución del mismo. También consideran que las próximas elecciones de los próximos dos años serán como una luz en la quebrantada democracia del país. 

DECLARACIÓN DE S.E. ARZOBISPO BERNARDITO AUZA, NUNCIO APOSTÓLICO Y OBSERVADOR PERMANENTE DE LA SANTA SEDE A LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS, ACERCA DE LA SITUACIÓN EN VENEZUELA (19-21 DE JUNIO DE 2017, CANCÚN, MÉXICO

Señor Presidente,

La Delegación de la Santa Sede agradece la oportunidad que se le brinda de poder compartir su preocupación por la situación actual de Venezuela, así como su esperanza de que esta reunión en el marco de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos pueda ayudar a solucionar la grave crisis que vive el País. Como es bien conocido, desde el inicio de la crisis, tanto el Santo Padre, como la Secretaría de Estado y la Conferencia Episcopal Venezolana, en diversas intervenciones, han llamado a los poderes públicos y políticos, a que, superando los intereses partidistas y las ideologías, escuchasen la voz del pueblo, defendiesen el bien común, creasen un clima de serenidad y de paz social, respetasen la institucionalidad en favor de la convivencia nacional y favoreciesen la acción social de las instituciones nacionales e internacionales para enfrentar la innegable crisis que sufre Venezuela y que golpea fuertemente a su población. Por ello, la Santa Sede ha mantenido siempre una posición clara, reclamando a todos los líderes políticos el cese de la violencia e instando al respeto de la verdad y de la justicia.

Señor Presidente,

Sin dejar de exhortar a la negociación, ni de advertir de los peligros de los discursos belicistas y agresivos, la Santa Sede mostró, en todo momento, su disponibilidad a colaborar en la búsqueda de una solución pacífica, duradera y viable a la crisis venezolana, con la condición de que así lo solicitasen formalmente tanto el Gobierno como la oposición, como efectivamente ocurrió.

Como es sabido, en octubre y en noviembre de 2016, se celebraron encuentros de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas, y teniendo en cuenta que los acuerdos allí alcanzados no eran aplicados, el Cardenal Secretario de Estado, en nombre y por disposición del Papa Francisco, remitió una carta a las partes y a los restantes acompañantes el 1º de diciembre. En ella, en cumplimiento del rol de acompañamiento al que la Santa Sede había sido llamada, se solicitaba:

– Que se tomasen las providencias necesarias para la implementación urgente de medidas destinadas a aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que estaba sufriendo la población, a la vez que se aseguraba la plena disponibilidad de las instituciones de la Iglesia católica, entre ellas Caritas, a prestar toda la ayuda posible, con los medios a su alcance, para salir de esta situación de emergencia social;

– Que las partes concordasen el calendario electoral que permitiese a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro;

– Que se tomasen las medidas necesarias para restituir cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución;

– Que se encontrase el modo de acelerar el proceso de liberación de los detenidos.

Señor Presidente,

Con ocasión de la XXXVI Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano, celebrada recientemente en San Salvador, los obispos del Continente han señalado que, en Venezuela «se vuelve insostenible la falta de alimentación, la falta de medicinas y la falta de libertades».

La Santa Sede ve con preocupación cómo, pese a los esfuerzos realizados y que son por todos conocidos, la situación ha adquirido tintes dramáticos en los últimos meses. El 30 de abril, después del rezo del Regina Coeli, el Santo Padre, hizo un llamado al Gobierno y a todos los integrantes de la sociedad venezolana para que fuese evitada cualquier ulterior forma de violencia, se respetasen los derechos humanos y se buscasen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está golpeando a la población.

Al respecto, mi Delegación desea señalar que el actual clima de enfrentamiento también ha afectado a la Iglesia católica en Venezuela. Se han verificado episodios de amenazas a sacerdotes, irrupciones violentas durante las celebraciones litúrgicas, acusaciones injustificadas contra instituciones eclesiásticas y ataques difamatorios públicos contra algunos Obispos.

Pese a ello, la Santa Sede, partiendo de la convicción de que deben ser los propios ciudadanos quienes pongan las bases para solucionar los problemas internos, considera que no deben escatimarse los esfuerzos para ayudar a que el País salga de su grave crisis, pues como ha dicho el Papa Francisco el pasado 29 de abril «todo lo que se puede hacer por Venezuela hay que hacerlo, con las garantías necesarias».

Señor Presidente,

Con la única finalidad de promover el bien de todos y cada uno de los venezolanos y de favorecer una solución pacífica y democrática a la actual situación, la Santa Sede reitera su posición, ya conocida, de que una negociación seria y sincera entre las partes, basada en las claras condiciones indicadas en la mencionada carta del 1º de diciembre de 2016, comenzando por la celebración de elecciones directas, libres y trasparentes previstas para los años 2016 y 2017, serían la única vía de salida a la grave crisis en que se ve inmersa el País. A tal propósito, la reciente decisión gubernamental de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, en vez de ayudar a solucionar los problemas, presenta el riesgo de complicarlos ulteriormente y hace peligrar el futuro democrático del País.

Por otro lado, se valora muy positivamente la posibilidad de que un grupo de países de la región o, eventualmente, de otros continentes, elegidos tanto por el Gobierno como por la oposición, acompañen las negociaciones actuando como garantes. Muchas gracias, Señor Presidente.

Leer más






Entradas Recientes