Etiqueta: cáritas


“Compartir el viaje” llega a la ONU; líderes religiosos piden mejor futuro para migrantes y refugiados

Bajo el título “Compartir el viaje de migrantes y refugiados: una perspectiva interreligiosa sobre los Pactos Mundiales”, líderes budistas, judíos, musulmanes y cristianos exhortaron la tarde de ayer, 3 de mayo, a la comunidad internacional en Nueva York a crear vías seguras y legales para los migrantes y refugiados, así como sociedades inclusivas y el respeto del derecho a permanecer en el país destino. 

En el evento presidido por Mons. Bernardito Auza, nuncio apostólico y observador permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas, líderes interreligiosos como los venerables Gijun Sugitani, Rabbi David Rosen, Sheikh Muhammed Abu Zaid, Metropolita Emmanuel Adamakis y el cardenal Luis Antonio Tagle, presidente de Caritas Internationalis, pidieron  que se asegure que, dentro de los Pactos Mundiales de Naciones Unidas referidos a refugiados y migrantes, se respeten los derechos de todos los migrantes y consagre una responsabilidad compartida en la recepción de los refugiados. 

 Previamente a la conferencia, cardenal Tagle, dije que “Los líderes religiosos están instando a los gobiernos a mejorar sus respectivas respuestas a los movimientos masivos de personas y a paliar el sufrimiento de millones de ellas. Nuestras diferentes religiones comparten el mensaje universal de <ama a tu prójimo>.  Los Pactos Mundiales ofrecen una oportunidad única para retar la creciente tendencia a la xenofobia”. 

Los Estados miembro de Naciones Unidas decidieron que la Conferencia Intergubernamental para la Adopción del Pacto mundial por una Migración Segura, Ordenada y Regular se celebre en Marrakech, Marruecos, los días 10 y 11 de diciembre de 2018. 

Caritas expresa su inquietud por el gran abismo que existe entre los que los Pactos dicen y las actuales políticas y prácticas que se llevan a cabo. Por tanto, pide que dentro de los pactos deben garantizar que nadie es ignorado, creando vías legales no sólo para los que buscan asilo, sino para los migrantes en general. 

Para animar dicha petición, el Papa Francisco lanzó la campaña de Cáritas “Compartiendo el Viaje” (Share the Journey) en septiembre de 2017 con el objetivo de crear oportunidades para el encuentro entre migrantes y comunidades locales por todo el mundo. Cáritas considera que estos encuentros no sólo contribuyen a cambiar el debate en torno a la migración, sino también a acabar de forma satisfactoria con el miedo y el racismo. 

 

Leer más

Firmado convenio para inicio de caminata continental “Huellas de Ternura”

La iniciativa, que se inicia el próximo 8 de junio en la frontera de México con Estados Unidos, es organizada por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Caritas América Latina y el Caribe, World Vision, Fe y Alegría y la Pastoral da Criança Internacional.

El principal desafío de todas estas organizaciones será movilizar a todo el mundo a través de la Caminata Huellas de Ternura que iniciará el próximo 8 de junio en Tijuana, México, con Estados Unidos y avanzará por todo nuestro continente hasta llegar a Chile en mayo de 2019, para finalizar en junio en Argentina. 

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) afianza el trabajo de la pastoral de infancia al incorporar a Cáritas Latinoamericana y caribeña y a la Federación Internacional Fe y Alegría como socios plenos del Programa Centralidad de la Niñez (PCN), una mancomunidad interinstitucional fundada por el mismo CELAM junto con World Vision América Latina y Pastoral da Criança Internacional (PCI) de la Conferencia de Obispos de Brasil. 

 “Hoy se escribe una página en la historia de la Pastoral de la Infancia de nuestro continente”, así calificó la incorporación de estas dos prestigiosas instituciones Mons. Juan Espinoza, Secretario General del CELAM, durante la apertura del acto de firma del convenio celebrado el pasado 24 de abril.

En este importante acto estuvo presente el P. Francisco Hernández, Secretario Ejecutivo de Cáritas América Latina y el Caribe y el sacerdote jesuita Marco Tulio Gómez, Secretario Ejecutivo de la Federación Internacional Fe y Alegría, quienes expresaron su beneplácito y compromiso irrestricto de animar y emprender acciones en favor de la niñez a través de sus instituciones.

Asimismo se contó con la presencia de los socios fundadores, Elvy Monzant Árraga, Secretario Ejecutivo del Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) y el pastor Harold Segura, Director regional del área de Fe y desarrollo de World Vision, quienes dieron una calurosa bienvenida a los nuevos socios y se mostraron muy dispuestos a brindar todo el apoyo para la incorporación plena en la acciones por la infancia desde la pastoral, una pastoral dicho sea de paso ecuménica.

Un poco sobre Centralidad de la Niñez

El Programa Centralidad de la Niñez surge en 2009 a la luz del documento de Aparecida, respondiendo al compromiso de atender al fortalecimiento espiritual de la niñez y de los colaboradores de la pastoral de la niñez, líderes de la PCI y agentes de infancia de las 14 oficinas de World Vision.

La voluntad de colaboración fraterna hacia la infancia por parte del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) a través del Departamento de Justicia y Solidaridad surge a la luz del Documento de Aparecida en la que se “identifica a la niñez, sobre todo la primera infancia (de 0 a 6 años), como grupo humano de acción prioritaria de la Iglesia, de la familia, y de las instituciones del Estado”. (CF DA # 438-441)

Para Elvy Monzant, Secretario Ejecutivo del DEJUSOL, esta firma de convenio “nos va a permitir sumar esfuerzos y voluntades para continuar creando espacios para la comunión precisamente en favor del fortalecimiento de la pastoral de la infancia en la dimensión social de la evangelización y en nuestro continente”. 

Además de la publicación de Dame la mano y danzaremos, el PCN también ha animado acciones conjuntas con la Pastoral da Criança Internacional iniciando en 2016 una incursión en Venezuela, específicamente en el occidental estado Zulia, allí con el apoyo de los socios del PCN, se han formado líderes voluntarios a través de una Experiencia Vivencial que se desarrolló en Curitiba (Brasil).

Caminemos juntos por un mundo lleno de Ternura

Precisamente la incorporación de Cáritas y Fe y Alegría responde también al llamado que desde el continente los socios del PCN han hecho para asumir la ternura como camino de solidaridad, paz y desarrollo.

De allí que en el marco de la campaña de protección a la niñez denominada “Necesitamos a todo el mundo: Cero Violencia, 100% Ternura” iniciada en Quito (Ecuador) en el año 2017 con el Seminario Crisis Global de la Cuidados y distribución desigual de la Ternura, para 2018 precisamente como parte de las acciones sociales y de sensibilización este 8 de junio arranca la apuesta más desafiante de Pastoral de la Infancia en las Américas y el Caribe con la Caminata Huellas de Ternura.

“Muy agradecido con Dios por plasmar una vez más una propuesta conjunta y articulada con carácter ecuménico de lo que ha sido de una amplia trayectoria desde la dimensión social de la evangelización en la pastoral de infancia, de aquí quiero recordar a Monseñor Jaime Prieto, en otrora secretario ejecutivo del DEJUSOL, quien fue quien inició todos estos procesos de pastoral de infancia, que posteriormente el padre Leonidas Ortiz supo continuar”, así lo manifestó el padre Francisco Hernández, Secretario Ejecutivo de Caritas.

Leer más

Caritas llama a los gobiernos a reconocer a los emigrantes y refugiados venezolanos como sujetos de derechos

Reunidos en Bogotá, Colombia, entre el 24 y 25 de abril, representantes de seis Caritas de América Latina y el Caribe, de Caritas Internationalis, CRS y del SELACC, firmaron una declaración conjunta al término del Taller inter-fronteras pro Venezuela que tuvo como objetivo revisar la respuesta de emergencia a los emigrantes y refugiados venezolanos. 

Al término del Taller, los participantes firmaron una declaración. En el texto, los firmantes llaman entre otras cosas a acoger proteger, promover e integrar a todas las personas que se han visto forzadas a emigrar de Venezuela hacia otros países de la región. Entre otras cosas alientan a:

a.A los Gobiernos, diversos poderes del estado, políticos y a todos los servidores públicos a reconocer a todas estas personas migrantes como sujetos de derechos, según los mecanismos de protección internacional.

b.A los ciudadanos y a la sociedad civil para que acojan fraternalmente y no estigmaticen a las personas que emigran, siendo conscientes que ellas y ellos no son responsables de las situaciones que ocasionan estos procesos migratorios.

c.A los medios de comunicación para que con el poder que tienen transmitan mensajes amables y acogedores que sensibilicen a las ciudadanías para reconocer el valor de la interculturalidad y la integración.

d.     A los miembros de nuestra Iglesia para que, desde una conversión permanente e inspirada en los principios y valores del Magisterio del Papa Francisco, nos comprometamos en la campaña “Compartiendo el Viaje” acogiendo, protegiendo, promoviendo e integrando a las y los migrantes venezolanos.

 Familia Caritas trabaja por los hermanos emigrantes venezolanos

El encuentro se realizó en la Casa de retiro de la Conferencia Episcopal de Colombia, y contó con la participación de los equipos de Caritas Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela, Chile, Colombia; del Secretariado de Caritas América Latina y el Caribe, con su secretario Ejecutivo, P. Francisco Hernández y del Departamento Internacional de Respuesta Humanitaria de Caritas Internationalis (CI), con su directora, Suzanna Tkalec, quien expuso sobre los mecanismos de soporte para las emergencias a nivel de la Confederación. 

El trabajo, que fue facilitado por Anna Hrybyk de Catholic Relief Service (CRS) y José Magalhaes, del equipo de Respuesta Humanitaria de CI, se dividió en una jornada que fue utilizada para contextualizar la realidad de la crisis migratoria que afecta al pueblo venezolano, las necesidades y el trabajo que se está realizando por parte de las Caritas para su acogida e integración, siguiendo el llamado del Papa Francisco en orden a acoger, proteger, promover e integrar a los hermanos migrantes y refugiados. Por medio de una galería, cada representante de las Caritas participantes, expusieron la situación migratoria que vive cada uno de sus países y la respuesta que se está entregando por parte de las Caritas. 

El segundo día se examinaron los efectos de la crisis migratoria de Venezuela y su reflejo en los países de América Latina y el Caribe; así como la respuesta que se está dando a los refugiados y migrantes en la ponencia“La crisis migratoria de Venezuela y su reflejo en los países de América Latina y el Caribe”, a cargo de Jozef Merkx: representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, ACNUR. Según las cifras que maneja esta oficina, en la actualidad existen 1,6 millones de venezolanos desplazados a lo largo de la región de América Latina, solo hacia Colombia, se movilizan más de 3 mil personas diarias. Las razones por las cuáles abandonan el país son: amenazas por parte de actores públicos y privados, persecusiones, inseguridad y violencia, escasez de comida, no acceso a servicios de salud y servicios básicos, inflación.“Cabe destacar que existe un número altísimo de personas que cruzan las fronteras y que no son contabilizadas, señala el experto. Por ahora estamos en la fase de incidencia en la documentación , es nuestra prioridad. La segunda prioridad se relaciona con los medios de vida. El perfil de los venezolanos que salieron de los últimos años corresponde a personas con bajos ingresos y debemos capacitarlos”señaló. Finalmente. El especialista de ACNUR expresó el interés de fortalecer los lazos y el trabajo con la red Caritas. 

Al hacer un análisis de la realidad que vive el pueblo venezolano, Janet Márquez, directora Caritas Venezuela señala: “Estamos viviendo una situación al límite. La pobreza ha aumentado del 40 al 87% y la pobreza extrema llega al 60% de la población. Pasamos de ser unos de los países con el mayor salario mínimo a tener uno de los más bajos, dos dólares y medio mensuales. En tanto la canasta básica cuesta 159 dólares , lo cual va variando, esto hace imposible para muchos venezolanos el tener más de dos comidas diarias. Eso ha impulsado a que las madres, las familias animen a sus hijos a emigrar, pensando que afuera va a encontrar un mejor pasar, lo que lleva a muchos peligros durante el viaje. Hablamos de trata, prostitución, violaciones, tráfico, etc. Debemos prepararnos para un aumento del flujo migratorio y para una crisis humanitaria aún mayor en Venezuela. Necesitamos mucho a la familia Caritas”, expresó.

 

Al concluir el Taller, el P. Francisco Hernández, secretario Ejecutivo del SELACC, señaló: “Fue muy importante discutir como estamos percibiendo la realidad que afecta a nuestros hermanos venezolanos y como nos ilumina la palabra del Papa Francisco y su magisterio sobretodo para poder desarrollar los cuatro verbos que él nos propone y me parece también que el haber sacado un plan conjunto que debemos desarrollar y ampliar es un gran paso. Creo que este Taller es la antesala al gran encuentro de la Red Clamor que se va a realizar ahora en mayo en Chile, donde seguiremos profundizando en la crisis de Venezuela”.

En tanto, para Cristina Dos Anjos, de Caritas Brasil, el Taller: “Es sumamente importante para garantizar una base común de articulación de las Caritas de América Latina que están trabajando con los venezolanos. Creo que nos vamos con mucha más información de lo que estamos haciendo y con propuestas para fortalecer nuestro trabajo para poder proporcionar un apoyo mayor a Venezuela y a nuestro propio trabajo con los hermanos que están sufriendo esta crisis”, puntualizó. 

 


Leer más

Cáritas de la mano con una Venezuela en crisis

Para obtener más ingresos, Julio Aular tuvo que vender una parcela de tierra y así poder comprar un automóvil con el que pudiese trabajar como taxista, con el fin de poder sobrellevar la crisis en Venezuela. Sin embargo, la situación empeoró cuando Fabricio, su nieto de tres años, enfermó debido a las complicaciones de la desnutrición; la falta de proteínas hizo que su piel se hinchara e infectara. 

Al igual que Julio, cientos de venezolanos viven una de las peores crisis de su historia, donde la inflación ha alcanzado un asombroso 2, 700% o bien, el comprar alimentos básicos y medicamentos esenciales se ha convertido en una odisea. 

“El problema es que no hay medicina” señala Aular en una entrevista a Caritas Internationalis. “No hay trabajo, y si hay trabajo, el salario no cubre el costo de la medicación. Si compras un medicamento, entonces no hay dinero para comprar comida”. El dinero de la venta del automóvil se agotó. Su nieto, Fabricio, ha estado en el hospital por 13 días y aún no se recupera. La familia de Julio sigo en la búsqueda de los medicamentos para continuar el tratamiento del pequeño de 3 años.

 

En 2017, las cifras indican que más del 87% de la población está viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Para conocer la magnitud cabe señalar que el venezolano promedio perdió más de 11 kilos en ese año. Y no sólo eso, pues la necesidad de alimentos está empujando a la gente a tomar medidas extremas. 

“El robo de comida está en aumento. La gente secuestra y exige comida como rescate. Otros están entrando en hogares para robar comida. La inseguridad es alta. La gente está muriendo de hambre; las enfermedades están resurgiendo, nuestro país se está deteriorando y tiene un efecto dominó en los países vecinos. Si mejoramos la seguridad alimentaria, todos los otros indicadores mejorarán también”, señala Janeth Márquez, directora de Cáritas Venezuela. 

En este sentido, también la Iglesia en Venezuela se ha visto afectada “La vida en Venezuela ha colapsado” señala Márquez “nadie queda ileso. Nuestros catequistas están desnutridos. Nuestros sacerdotes no tienen nada para comer. El personal de la Iglesia y Cáritas enfrentan los mismos desafíos que el resto de Venezuela. Los trabajadores de Caritas tienen niños desnutridos, nuestros hogares también carecen. La nuestra es una intervención dual; debemos cuidar a los cuidadores mientras brindamos atención a los demás”. 

Por ejemplo, en el período previo a la temporada de Pascua, la Iglesia Colombiana donó 250 mil obleas de comunión a la Iglesia Católica en Venezuela, esto porque la escasez de haría de trigo ha obstaculizado severamente la producción de hostias de la iglesia, fundamental para el ritual de la Eucaristía. La producción ha caído a menos de la mitad de los niveles mensuales previos de 70, 000. Los sacerdotes están recurriendo a dividir la hostia en pedazos para brindar la Sagrada Comunión a los feligreses.  

Peso a las limitaciones que ha tenido la Iglesia Católica por aminorar la crisis, la esperanza no sucumbe, pues a través de Cáritas, se han establecido centros de nutrición, atendidos principalmente por voluntarios, donde niños menos de 5 años y mujeres embarazadas son monitoreados y tratados por desnutrición. El número de voluntarios se multiplicó y pasó de 10 mil a 20 mil personas. Es así que los programas de Cáritas están llegando a la población, quienes han entregado más de 1, 25 millones de comidas. 

“Los programas sociales como nuestras ollas comunitarias no solo proporcionan la comida necesaria a la familia, crean espacios de diálogo y son una oportunidad para fortalecer los lazos y la vida comunitaria al brindar a las personas un lugar para trabajar juntas”, dice Márquez. “Estamos viendo personas muy pobres ayudando a otras personas muy pobres. Eso es parte del papel de la Iglesia, a través de escuchar y orar, despertamos su fe y les damos esperanza. Esto permite que las personas, a pesar de sus circunstancias, sigan ayudando, viviendo y trabajando juntas por una Venezuela mejor “.

 Con información de Caritas Internationalis 

Leer más

Caritas pedirá respetar derechos de migrantes y crear vías legales ante la ONU

El próximo 3 de mayo, en la conferencia con líderes interreligiosos en las Naciones Unidas, en Nueva York, Caritas Internationalis pedirá se tomen en cuenta derechos humanos de migrantes y refugiados en los Pactos Globales, así como la creación de vías legales que permitan el libre tránsito y estancia permanente en cada uno de los países involucrados. 

Líderes budistas, judíos, musulmanes y cristianos harán un llamamiento a los países para que garanticen vías seguras y legales para migrantes y refugiados, así como la promoción de sociedades más inclusivas. El diálogo contará con la presencia del Cardenal Luis Antonio Tagle, presidente de Caritas y el Arzobispo Bernardito Auza, Apostólico Nuncio y Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas. 

 El panel tiene como objetivo principal que los Pactos Mundiales de la ONU sobre refugiados y migrantes respeten los derechos de la población que decide migrar y consagren una responsabilidad compartida para la recepción de refugiados. 

“Los líderes religiosos están instando a los gobiernos a mejorar su respuesta a los movimientos masivos de personas y reducir el sufrimiento de millones. Nuestras diferentes religiones comparten un mensaje universal de -ama a tu prójimo-. Los pactos globales ofrecen una oportunidad única en una generación que quiere desafiar la creciente ola de xenofobia” Cardenal Tagle. 

Caritas considera de suma importancia que en de los pactos globales “no se deje a nadie atrás”, pues deben asegurarse vía legales para que los migrantes en general puedan quedarse en un país, y no necesariamente los que solicitan asilo. También pide a los dirigentes políticos tengan una responsabilidad compartida en el apoyo a los refugiados por situación de conflicto, el cambio climático y la pobreza. 

La asociación religiosa cuenta con una campaña “Share the Journey”, que buscar crear oportunidades de encuentro entre migrantes y comunidades locales de todo el mundo, y que además fue lanzada por al Santo Padre en septiembre 2017, porque considera los encuentros no sólo contribuyen a cambiar el debate sobre la migración, sino también a romper con éxito el miedo y racismo. 

Leer más






Entradas Recientes