Etiqueta: ayuda


Ayuda humanitaria por emergencia en regiones de Lambayeque y Piura

CÁRITAS y la Cooperación Suiza – COSUDE, atienden con ayuda humanitaria a más de 3 mil personas afectadas por el fenómeno de El Niño Costero en Lambayeque y Piura

A través de su ayuda humanitaria, Suiza manifiesta su apoyo y solidaridad hacia las zonas rurales de Piura y Lambayeque, a través de  su Proyecto SABA+, asistiendo a los afectados por las graves inundaciones, focalizando su apoyo en dotar de acceso a agua potable y saneamiento seguro.

Con el propósito de brindar ayuda humanitaria y contribuir al fortalecimiento en la lucha contra la pobreza, Cáritas del Perú y la Cooperación Suiza COSUDE suman esfuerzos y, a través del Proyecto SABA+ (ejecutado por CARE Perú), llevaron adelante el proyecto “Ayuda Humanitaria por Emergencias en las regiones de Lambayeque y Piura”, el cual atendió a 666 familias, aproximadamente 3,330 personas que fueron afectadas por el fenómeno de El Niño Costero, con una inversión de 542 mil 350 soles.

El proyecto se implementó en dos fases en simultáneo, por un lado se fortalecieron las capacidades de los gobiernos locales y familias con acción de promoción, capacitación y educación a cargo de la ONG CARE Perú y; por el otro lado, Cáritas del Perú  en coordinación con las Cáritas Diocesanas de Chiclayo y Chulucanas, entregó con el apoyo de voluntarios, kits de agua segura, higiene y protección a las familias damnificadas, contribuyendo así a disminuir la incidencia de enfermedades diarreicas agudas (EDAS).

En mayo pasado, Martin Jaggi, Director de la Cooperación Suiza COSUDE visitó Culqui (Paimas, Piura) una de las zonas afectadas, y en entrevista con medios locales indicó “la Ayuda Humanitaria por Emergencias en las Regiones de Piura y Lambayeque, por ser las más afectadas en el país. Para esto, el equipo de Saba Plus actúa en conjunto con Care y Cáritas Perú. De aquí surgió la dotación de algunas plantas potabilizadoras de agua que ya se utilizan”. Asimismo, manifestó que la presidenta suiza se ha comprometido en seguir apoyando en la rehabilitación y reconstrucción en las regiones Piura y Lambayeque, y que la Cooperación Suiza COSUDE estará apoyando a las comunidades y autoridades de estas regiones en la rehabilitación de sistemas rurales de agua y saneamiento.

Ángel Allccarima, Gerente de Gestión de Riesgos y Cambio Climático de Cáritas del Perú explicó “se identificaron las zonas más afectadas por las inundaciones y se realizó un empadronamiento de los participantes a ser atendidos con la ayuda humanitaria consistente en Kits de agua segura: 1 balde de 20 litros con tapa y caño, jarra y pastillas potabilizadoras. Kits de higiene: bolsa de detergente, colchones inflables, escoba y recogedor, alcohol en gel, jabones para ropa y tocador, papel higiénico, pañales, toallas higiénicas, pasta de dientes, tina plástica y toalla y por último kits de protección: linterna, mosquiteros, pilas y repelente de zancudos. Esta ayuda fue distribuida en 19 localidades de los distritos de La Matanza, Chulucanas y Morropón en Piura y Mórrope, Motupe, Mochimi y Olmos en Lambayeque”.

Cabe señalar que este proyecto, surgió en el marco de la Campaña #PerúDaLaMano en alianza con el Grupo RPP desarrollado entre los meses de abril – mayo.

“Durante las lluvias ocasionadas por el Niño Costero, los ríos inundaron nuestras chacras, se inundaron los caminos de nuestra comunidad y nos quedamos aislados de la ciudad por lo que no podíamos comprar nuestros alimentos. Nuestros vecinos se quedaron sin trabajo, algunas casas se derrumbaron. Agradecemos a la Cooperación Suiza COSUDE, por hacer llegar esta ayuda que nos sirve de mucho sustento en nuestros hogares”, expresó María Flor Tiquillahuanca Crisanto, participante del proyecto del Anexo San Pedro de Olmos en la Región Lambayeque.

Leer más

Colecta Anual de Cáritas

Una vez más vivimos lo que habitualmente describimos como fiesta de la solidaridad: el 10 y 11 de junio se realizó en todo el país la Colecta Anual de Cáritas. Y aunque haya pasado la fecha central de este acontecimiento, en muchos lugares las actividades se prolongarán hasta cerrar el llamado “Mes de la Caridad”.

Este año, el lema que viene animando toda la campaña es “Si ves en el otro a tu hermano, nadie puede quedar excluido”, una frase inspirada en las palabras del Papa Francisco, que nos recuerda que el camino para superar las situaciones de exclusión en nuestra sociedad pasa por aprender a mirarnos mutuamente como hermanos.

Una de las características de la Colecta, que se nota con más fuerza en cada nueva oportunidad, es que las comunidades salen “fuera del templo” y se hacen visibles para llevar el mensaje solidario a los barrios y plazas de sus localidades, sean pequeños pueblos o ciudades grandes.

Las anima un sentido verdaderamente evangelizador, porque entienden que la inclusión es algo que nos compete a todos como sociedad. Así, salen a las calles para dar a conocer el trabajo que realizan durante el año por los más necesitados e invitan a colaborar económicamente para sostener esos trabajos solidarios.

La salida de las comunidades es, de por sí, ruidosa y festiva, para dar más  visibilidad a los voluntarios que salen con sus pecheras identificatorias. Y en este clima de alegría se llevaron adelante múltiples y creativas actividades: este año se realizaron festivales, conciertos, recitales, bicicleteadas, maratones, “semaforeadas”, concursos y exposiciones que, sumados a otras muchas actividades relacionadas con la prensa y la difusión en medios y redes, lograron instalar la idea de que todos podemos hacer nuestro aporte para una sociedad mejor.

Es por todo esto que hablamos de ‘fiesta de la solidaridad’ y queremos agradecer con orgullo a cuantos participaron en su realización. A los animadores que organizaron las actividades con meses de anticipación, a los voluntarios que pusieron su esfuerzo, sus ganas y su creatividad, a los medios de comunicación e instituciones que cedieron invalorables espacios para la difusión en todo el país, a las empresas y organizaciones que ofrecieron generosamente servicios e infraestructura de apoyo. Gracias también a los muchos donantes, desde empresas hasta personas de buena voluntad, por aportar económicamente para sostener nuestros programas de promoción humana.

La Colecta ha sido nuevamente una expresión de Comunión y compromiso solidario. Además de los resultados, que buscamos y esperamos, estamos muy agradecidos por haber podido vivir y participar de esta experiencia tan intensa y profunda, tanto para nuestra Iglesia como para la sociedad en su conjunto.

Con la certeza de que con los pequeños gestos de cada uno podemos transformar la realidad de muchos, renovamos nuestro compromiso y la invitación a seguir trabajando juntos por una sociedad más fraterna donde nadie pueda quedar excluido.

Leer más

Obispo comunica a OEA el apoyo de la Santa Sede al diálogo por la paz en Venezuela

“Falta de alimentos, falta de medicinas y falta de libertades” señala Mons. Bernardito Auza en la declaración con respecto a la situación de Venezuela, para la Organización de los Estados Americanos (OEA), en donde se encuentra  como Observador Permanente de la Santa Sede.

En dicha declaratoria, Mons. Auza resalta los esfuerzos del  Papa Francisco, la Secretaría de Estado del Vaticano y la Conferencia Episcopal Venezolana  para que los poderes públicos y políticos involucrados en el conflicto puedan llegar a acuerdo que conlleven a la paz social del país sudamericano. 

Por ejemplo, después de los acuerdos de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas en octubre y noviembre de 2016, el Cardenal Pietro Parolín, secretario de Estado del Vaticano, emitió una carta el 1ro de diciembre a dicha mesa, por disposición del Papa, en la que se solicitaba, tomar medidas urgentes para abastecer medicamentos y alimentos a la población, en coordinación con instituciones como Cáritas Venezuela, entre otras solicitudes.

Cabe señalar que dentro de la declaratoria, Mons. Auza expone la preocupación del Obispo de Roma, quien después del rezo del Regina Coeli el pasado 30 de abril, hizo un llamado al pueblo de Venezuela, tanto al Gobierno como a la sociedad civil, para que evitaran caer en cualquier tipo de violencia, al mismo tiempo, pidió se respeten los derechos humanos y enfatizó que la única forma de resolver los conflictos es mediante el diálogo.

Es así como, a través de la participación de Mons. Auza en la OEA, la Santa Sede reitera su posición con respecto al conflicto de Venezuela, en la que la negociación y diálogo de ambas partes son la vía para la resolución del mismo. También consideran que las próximas elecciones de los próximos dos años serán como una luz en la quebrantada democracia del país. 

DECLARACIÓN DE S.E. ARZOBISPO BERNARDITO AUZA, NUNCIO APOSTÓLICO Y OBSERVADOR PERMANENTE DE LA SANTA SEDE A LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS, ACERCA DE LA SITUACIÓN EN VENEZUELA (19-21 DE JUNIO DE 2017, CANCÚN, MÉXICO

Señor Presidente,

La Delegación de la Santa Sede agradece la oportunidad que se le brinda de poder compartir su preocupación por la situación actual de Venezuela, así como su esperanza de que esta reunión en el marco de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos pueda ayudar a solucionar la grave crisis que vive el País. Como es bien conocido, desde el inicio de la crisis, tanto el Santo Padre, como la Secretaría de Estado y la Conferencia Episcopal Venezolana, en diversas intervenciones, han llamado a los poderes públicos y políticos, a que, superando los intereses partidistas y las ideologías, escuchasen la voz del pueblo, defendiesen el bien común, creasen un clima de serenidad y de paz social, respetasen la institucionalidad en favor de la convivencia nacional y favoreciesen la acción social de las instituciones nacionales e internacionales para enfrentar la innegable crisis que sufre Venezuela y que golpea fuertemente a su población. Por ello, la Santa Sede ha mantenido siempre una posición clara, reclamando a todos los líderes políticos el cese de la violencia e instando al respeto de la verdad y de la justicia.

Señor Presidente,

Sin dejar de exhortar a la negociación, ni de advertir de los peligros de los discursos belicistas y agresivos, la Santa Sede mostró, en todo momento, su disponibilidad a colaborar en la búsqueda de una solución pacífica, duradera y viable a la crisis venezolana, con la condición de que así lo solicitasen formalmente tanto el Gobierno como la oposición, como efectivamente ocurrió.

Como es sabido, en octubre y en noviembre de 2016, se celebraron encuentros de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas, y teniendo en cuenta que los acuerdos allí alcanzados no eran aplicados, el Cardenal Secretario de Estado, en nombre y por disposición del Papa Francisco, remitió una carta a las partes y a los restantes acompañantes el 1º de diciembre. En ella, en cumplimiento del rol de acompañamiento al que la Santa Sede había sido llamada, se solicitaba:

– Que se tomasen las providencias necesarias para la implementación urgente de medidas destinadas a aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que estaba sufriendo la población, a la vez que se aseguraba la plena disponibilidad de las instituciones de la Iglesia católica, entre ellas Caritas, a prestar toda la ayuda posible, con los medios a su alcance, para salir de esta situación de emergencia social;

– Que las partes concordasen el calendario electoral que permitiese a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro;

– Que se tomasen las medidas necesarias para restituir cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución;

– Que se encontrase el modo de acelerar el proceso de liberación de los detenidos.

Señor Presidente,

Con ocasión de la XXXVI Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano, celebrada recientemente en San Salvador, los obispos del Continente han señalado que, en Venezuela «se vuelve insostenible la falta de alimentación, la falta de medicinas y la falta de libertades».

La Santa Sede ve con preocupación cómo, pese a los esfuerzos realizados y que son por todos conocidos, la situación ha adquirido tintes dramáticos en los últimos meses. El 30 de abril, después del rezo del Regina Coeli, el Santo Padre, hizo un llamado al Gobierno y a todos los integrantes de la sociedad venezolana para que fuese evitada cualquier ulterior forma de violencia, se respetasen los derechos humanos y se buscasen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está golpeando a la población.

Al respecto, mi Delegación desea señalar que el actual clima de enfrentamiento también ha afectado a la Iglesia católica en Venezuela. Se han verificado episodios de amenazas a sacerdotes, irrupciones violentas durante las celebraciones litúrgicas, acusaciones injustificadas contra instituciones eclesiásticas y ataques difamatorios públicos contra algunos Obispos.

Pese a ello, la Santa Sede, partiendo de la convicción de que deben ser los propios ciudadanos quienes pongan las bases para solucionar los problemas internos, considera que no deben escatimarse los esfuerzos para ayudar a que el País salga de su grave crisis, pues como ha dicho el Papa Francisco el pasado 29 de abril «todo lo que se puede hacer por Venezuela hay que hacerlo, con las garantías necesarias».

Señor Presidente,

Con la única finalidad de promover el bien de todos y cada uno de los venezolanos y de favorecer una solución pacífica y democrática a la actual situación, la Santa Sede reitera su posición, ya conocida, de que una negociación seria y sincera entre las partes, basada en las claras condiciones indicadas en la mencionada carta del 1º de diciembre de 2016, comenzando por la celebración de elecciones directas, libres y trasparentes previstas para los años 2016 y 2017, serían la única vía de salida a la grave crisis en que se ve inmersa el País. A tal propósito, la reciente decisión gubernamental de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, en vez de ayudar a solucionar los problemas, presenta el riesgo de complicarlos ulteriormente y hace peligrar el futuro democrático del País.

Por otro lado, se valora muy positivamente la posibilidad de que un grupo de países de la región o, eventualmente, de otros continentes, elegidos tanto por el Gobierno como por la oposición, acompañen las negociaciones actuando como garantes. Muchas gracias, Señor Presidente.

Leer más

Comunicado de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana junio 2017

“La violencia de los impíos los arrastrará, porque se niegan a obrar con justicia. “Prov 21:7

Ante la gravísima agudización de la violación de los derechos humanos y las libertades democráticas que sufren diversos sectores sociales de la Nación, esta Comisión quiere expresar:

1.A todos/as sincera solidaridad y cercanía espiritual, en momentos en que el gobierno, garante superior de los derechos, la paz y la seguridad pública, se ha convertido en su principal trasgresor, violentando y atacando residencias familiares de ciudadanos indefensos, agrediendo sin distinguir localidades ni personas, situación que consideramos social y moralmente injustificable.

2.Nuestra preocupación al observar que la mayor violencia la ejercen los organismos de seguridad, particularmente la Policía Nacional, la Guardia Nacional Bolivariana y colectivos que usando armas prohibidas, reprimen manifestaciones de personas que reclaman respeto a las libertades democráticas y el restablecimiento del orden constitucional roto como lo declaró la ciudadana Fiscal General de la República. 

3.Nuestro desacuerdo con el hecho público, notorio y comunicacional de la violación al derecho fundamental al debido proceso que tiene toda persona a ser juzgada por sus jueces naturales, ya que ha sido utilizada indebidamente la justicia militar en las detenciones y procesos iniciados, en absoluta contravención con el artículo 49 de la Constitución.

4.Nuestro rechazo a la convocatoria de una Asamblea Constituyente que niega y vulnera la progresividad de los derechos humanos y sumerge a la Nación entera en una situación de convulsión social y violencia. 

Por todas estas razones, la Comisión de Justicia y Paz:

•Insta al Estado Venezolano, particularmente al Consejo Moral Republicano, a velar por el efectivo respeto y garantía de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional.

•Exhorta al Ministerio Público, para que intente las acciones a que hubiere lugar contra los funcionarios públicos involucrados en hechos de violencia, para hacer efectiva las responsabilidad civil, laboral, militar, penal, administrativa o disciplinaria en que hubiere incurrido dichos funcionarios con motivo del ejercicio de sus funciones (Art. 280,281y 286).

•Exige al Poder Judicial, que conozca de las causas y asuntos que son de su competencia y que le correspondan en el conocimiento de las violaciones de los Derechos Humanos, recordándoles su independencia ante los demás poderes que garantizan la vigencia y el equilibrio del Estado de derecho, y que la potestad de administrar justicia emana de los ciudadanos y ciudadanas para que se imparta en nombre de la República y por autoridad de la Ley.

Encomendamos esta preocupante situación a la Virgen de Coromoto patrona de Venezuela y exhortamos a todos los sectores a trabajar por la paz, la concordia social, el respeto irrestricto a la vida sagrada de todo ser humano y a orar en todos los ambientes clamando a Dios por Venezuela.

+ Mons. Roberto Lückert

Presidente de la Comisión

de Justicia y Paz de la CEV.

Leer más

Caritas pide atención a comunidades locales y trato humano a afectados en la Plataforma Global

Capacitar a comunidades locales que, junto al gobierno y otras dependencias, den respuesta adecuada a emergencias, producto de desastres relacionados con el cambio climático y degradación ambiental, pide Caritas en la declaratoria leída en el último día de trabajo de la 5ª Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres

La confederación internacional (CI) agradeció la oportunidad de participar en el encuentro donde representantes de diversas dependencias internacionales  se dieron cita para dialogar y, sobretodo, mejorar la gestión de ayuda, prevención y reducción de riesgos cuando se suscita un desastre; salvaguardando la vida de los afectados y protegiendo sus derechos humanos. 

“Los desastres naturales no se pueden evitar por completo, pero hay caminos para prevenirlos y reducir los riesgos de desastres ya existentes – especialmente para las pérdidas de vidas- mediante el fortalecimiento de la capacidad de preparación y capacidad de resistencias de los países y las comunidades locales” señala Caritas en su declaratoria.

Por otra parte, representantes de Cáritas Guatemala, Chile, India, Suiza, Francia, Alemania,México, Filipinas, Kenya y Uganda asistieron a las mesas paralelas de la Plataforma. Dentro de los temas se evaluó el prototipo de Monitoreo del Marco de Sendai (2015), el cual ayuda a los estados miembros de la Plataforma a establecer metas e indicadores definidos, en estrategias nacionales para la reducción de riesgos en desastres. 

El monitoreo cuenta con una herramienta electrónica que define y asigna roles y responsabilidades a los miembros que participan en actividades de protección en caso de desastres. Quienes se registran en el proyecto crean una red solidaria de información con el fin de compartir datos para que, en base a la experiencia, planeen futuras acciones efectivas. 

A la Plataforma Global asistieron cerca de 7 mil líderes mundiales y de la sociedad civil con capacidad de decisión para acordar medidas que mitiguen el impacto de los desastres. Como parte de los resultados se presentó el mecanismo de rendición de cuentas para medir las reducciones, la pérdida de vidas humanas, el número de personas afectadas por el desastre, pérdidas económicas y daños a la infraestructura crítica en el periodo 2020 a 2030.

Entrevista a Irene Broz de Caritas Internationalis

Leer más






Entradas Recientes