Etiqueta: alimentos


Organización “Mujeres en Acción”

Mayaran es una región de El Paraíso, Honduras a unos 32 km al sureste de Tegucigalpa, la capital del país. Con unos 349 habitantes, cuenta con 40 familias en toda la comunidad, su actividad productiva es el maíz y el maicillo, su dieta alimenticia es maíz, frijol, arroz y pocas veces consumen carnes, embutidos, cítricos así como lácteos.

Sus viviendas son de tierra, adobe, teja y cemento, no cuentan con agua potable, no hay alcantarillado sanitario, ni servicio de salud pública, pero cuentan con energía eléctrica , centros de educación básica y agua por tubería con juntas de agua organizadas.

La organización “mujeres en acción”, estructurada en junta directiva y junta de vigilancia que se rotan mensualmente para la atención en la tienda de consumo; donde sus inicios eran 29 mujeres, pero por motivos personales y familiares fueron reduciéndose; quedando actualmente 10 socias.

Las actividades que realizan son:

1.- Tienda de consumo

2.- Tienda de granos básicos

3.- Tienda de insumos

El proyecto ha llegado a darles confianza, unidad y ser creativas en su comunidad, parte de la labor que realiza La Pastoral Social Caritas de Honduras y con fondos de Caritas Francia impulsar Iniciativa desde zonas lejanas para otorgarles oportunidades de ser agentes de cambio y un referente de liderazgo y motivación a otras mujeres de otras comunidades.

Es por ello que compartimos la historia de estas mujeres emprendedoras que han sabido valorar esta oportunidad ya sea como mujeres, madres y a veces como jefas de familia con las dificultades diarias de vivir en comunidades pobres y con escolaridad incompleta y algunas iletradas, pero con la voluntad de ser lideresas en proyectos productivos.

Su contribución a la comunidad

Al comienzo del proyecto la comunidad no contaba con energía eléctrica, es por ello que vendían solo granos básicos y otros productos para el consumo diario en las casas; pero en el año 2016 se instaló la luz eléctrica y ahora han diversificado su venta en carnes, embutidos y lácteos.

Este grupo de mujeres es referente para otras organizaciones que comienzan sus iniciativas de proyectos; impulsan enseñanzas informal para la organización y planteamiento de problemas en su comunidad, integran jóvenes y a sus parejas (esposos) en el trabajo de mayor fuerza como el acarreo de mercadería y maderas, limpia de solares, y actualmente instalaran en su local ahora propio el almacenaje de granos básicos.

Leer más

Cáritas de Venezuela informa a diócesis de la crisis que afecta a niños y adultos mayores

“Los ancianos perdieron hasta 20 kilogramos de peso a raíz de la falta de alimento” señaló Janeth Márquez, directora de Cáritas Venezuela,  durante su intervención en un encuentro convocado por la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), en el mes de febrero.

El Encuentro Nacional de Delegados Diocesano de Medios tuvo como objetivo fomentar los puentes de comunicación y de redes a nivel nacional en materia comunicacional entre las 26 Arquidiócesis y Diócesis del país venezolano. Por ello, la directora de Cáritas, participó para compartir el trabajo que ha venido realizando la entidad desde el aumento de la crisis en el país.

“En nuestras visitas a las barriadas de las grandes ciudades, donde se supone que por la cercanía con los centros del poder existe mayor atención a la crisis alimentaria, encontramos personas de la tercera (edad) que nos dicen: soy la última persona a la que se le da de comer en casa; preferimos que los niños coman y si queda comemos los adultos”  expresó Márquez.

La directora de Cáritas también presentó en su ponencia el estudio “Línea Basal del Monitoreo Centinela”, donde se realizó, con el apoyo de Cáritas Francia, la Comisión Europea y la Confederación Suiza, un monitoreo en los estados de Distrito Capitas, Miranda, Vargas y Zulia para investigar la situación nutricional en niños menos de 5 años.

Los resultados revelaron que hay 9% de desnutrición aguda y un 18% de desnutrición leve en los estados en el que se realizó dicho monitoreo. Los porcentajes corresponden a la medida de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual, considera el organismo, se debe emitir una alerta en el país.

“Lamentablemente los niños que no se alimentaron bien en los primeros mil días de vida, ya no tendrán la posibilidad de crecer y desarrollarse con normalidad. No podrán estudiar y estarán a merced de cualquier virus, epidemia y enfermedades tropicales”, acotó la directora.

Aunque Márquez enfatizó que la situación aún no se cataloga como hambruna, si se reconoce que el pueblo venezolano se encuentra en una crisis que afecta de manera severa a niños y ancianos.

Por otra parte, la deserción escolar va en aumento y esto “es un pecado social grave. Las cifras oficiales hablan de una matrícula del 98% pero no dicen que el 30% de los niños deserte del sistema educativo, mayormente por falta de comida” explicó.

Cáritas de Venezuela, al tanto de la situación, ha impulsado, a lo largo de todas las diócesis del país, el programa “Ollas solidarias”, que consiste en brindar alimento a cada comunidad, sin embargo, indica Janeth, se tiene “ la conciencia de que es algo temporal”.

Además, ante “la espiral de necesidades”, la directora de Cáritas anunció que la XXXVIII Campaña Compartir se realizará en el marco de la próxima época de Cuaresma, lo que representa “una oportunidad para que la Iglesia lleve esperanzas; que pueda decirles a las personas: vamos a salir de esto”. Eso es evangelizar desde lo social”. 

Leer más

Papa Francisco pide una ayuda real para atender hambruna en África

Una ayuda real es lo que pide el Papa Francisco, a la comunidad internacional, para atender la emergencia de hambruna por la que atraviesa el sur de Sudán, en la que 275 mil niños presentan un cuadro severo de desnutrición, y más de 5 millones de personas necesitan apoyo alimentario; además de recursos para incentivar la agricultura.

“Despierta particular temor las dolorosas noticias que llegan desde Sudán del Sur, martirizado por un conflicto fratricida unido a una grave crisis alimentaria que condena a millones de personas a morir de hambre”, expresó el Santo Padre al finalizar este miércoles la audiencia general en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

La brutal guerra civil, el colapso de la economía y la sequía han golpeado a la población de esta región y la están llevando a una situación límite. En agosto y septiembre pasados, por ejemplo, fue imposible cosechar por la inseguridad en los terrenos; y la segunda siembra, el próximo abril, también se encuentra amenazada.

“En este momento es más necesario que nunca el empeño de todos nosotros a no quedarnos solamente en declaraciones y volver concretar la ayuda alimentaria; y para permitir que puedan llegar a las poblaciones que sufren. Que el Señor sostenga a estos hermanos nuestros y a todos aquellos que trabajan para ayudarlos”, expresó el Papa en su mensaje.

Al respecto, Caritas (CI), la caricia de la Iglesia a su pueblo, demuestra su profunda preocupación. En voz del secretario general, Michel Roy, señala que “esta hambre es una consecuencia directa de un conflicto prolongada y de casi cuatro años de violencia indescriptible y abusos cometidos contra la población”.

La Caritas de la región africana también informa que “el acceso a los servicios básicos, como alimentos, agua, refugio y protección sigue siendo muy grave y hace falta el buen saneamiento”. En consecuencia, este organismo, en conjunto con las iglesias locales, están respondiendo a las necesidades inmediatas del desastre de sus comunidades locales, así como el apoyo a personas desplazada de comunidades aledañas que llegan a diario.

Igualmente, CI brinda ayuda a las personas con problemas más serios planteados por la inseguridad, hacinamiento y hambre; como en el caso de niños huérfanos, mujeres afectadas o en riesgos por su condición de género, y en general, a la población que ha sufrido daños psicológicos. Las actividades de construcción de paz continúan activas.

La ONU estima que más de 3 millones 400 mil personas, casi un tercio de la población, se han visto obligadas a abandonar sus hogares desde que comenzó el conflicto. Además, hay cerca de 2 millones de desplazados en el país sin hogar; los demás se encuentran refugiados en países vecinos.

Como en el caso de Caritas Uganda –país al oriente de África-, quien inició una recaudación de fondos para brindar asistencia en el campo de refugiados de Bidid Bidi, que surgió en los últimos siete meses al norte de Uganda, y ahora es el segundo mayor campo de refugiados en el mundo, con más de 270 mil sudaneses del sur que migraron para sobrevivir. 

Dona a través de Caritas Internationalis

Leer más

Cáritas decreta llamado de emergencia en República Dominicana

Intensas lluvias se registraron durante el mes de noviembre en República Dominicana, lo que provocó la pérdida de 15 vidas humanas, el desplazamiento de 42 mil personas, daños severos en casas, puentes y carreteras, y cultivos destinados a la producción de arroz, plátano y yuca, entre otros.

Un frente frío en el noreste, centro y suroeste del país fue lo que provocó la precipitación, según reporte de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET). El fenómeno afectó a 24 provincias de la isla, es decir 75% del territorio nacional; por ello, el Gobierno Dominicano decretó Emergencia Nacional para al menos 15 de estas provincias, ante los daños humanos, sociales y económicos.

En respuesta a la emergencia, Cáritas Dominicana comenzó a brindar la ayuda a las cinco diócesis más afectadas, con artículos y donaciones solidarias en especie por parte de personas e instituciones, además de la colaboración de las diócesis que no fueran afectadas de forma grave por las lluvias.

Actualmente, los trabajos por parte del pueblo dominicano y los organismos involucrados continúan. Por su parte, Cáritas Dominicana, en coordinación con las diócesis afectadas, han realizado evaluación de daños y análisis de necesidades durante el mes de diciembre, con el apoyo del equipo regional de emergencia del Secretariado Latinoamericano y Caribe de la Cáritas Regional (SELACC).

Los resultados arrojaron que las familias afectadas por la precipitación se dedicaban a la pequeña agricultura y micro-negocios, los cuales se vieron severamente dañados. Además, hay reportes de pérdidas totales de cultivos y crías de animales.

Ante la situación, Cáritas de República Dominicana trabaja a la par con la red de Cáritas diocesanas, sin embargo, los recursos del país no son suficientes para atender la demanda que generó el cataclismo.

Por esto, la Cáritas Dominicana solicitó el apoyo internacional mediante la llamada de emergencia o EA (Emergency Appeal) que tiene como objetivo realizar un programa para beneficiar a 5 mil familias de las cinco diócesis del Norte de República Dominicana con seguridad alimentaria, albergue, salud, agua y fortalecimiento en la comunidad para el proceso de reconstrucción de la Isla.

Leer más

Niger: En la linea de frente contra el hambre

{fcomment}







Entradas Recientes