Solidaridad para Colombia: avalancha provoca emergencia

Desde el fin de semana, Colombia vive una verdadera tragedia. Una avalancha de lodo y piedras -provocada por las fuertes lluvias y el desbordamiento de ríos-, cubrió la capital de Putumayo, Mocoa, provocando la muerte de 254 personas, cientos de desaparecidos y pérdida de viviendas. Autoridades continúan con los rescates porque se prevé que haya víctimas bajo los escombros.

En la noche del viernes 31 de marzo, en la región cayeron 130 milímetros de agua en tres hora-casi la tercera parte de lo que cae en un mes-. Debido a esto, los ríos de alta pendiente: Mulato y Sangoyaco, que cruzan el municipio, sufrieron un aumento y provocó el desbordamiento que llegó a la capital. Aunado a lo anterior, Mocoa es una ciudad con altos índices de pobreza y tiene mala infraestructura en sus viviendas (de barro, ladrillo hueco y arena en su mayoría), lo que agravó la situación.

“Se ha venido haciendo un mal uso del suelo, se construye sin tener en cuenta los determinantes ambientales. La Amazonía- región donde está el municipio de Mocoa- es un conjunto de bosques y brazos de aguas comunicantes que desembocan en grandes ríos. Eso fue lo que pasó aquí, los ríos Mulato y Sangocayo, así como otros quebradas del pueblo se desbordaron y aumentaron los caudales del río Mocoa. Eso ha pasado en muchos pueblos de Colombia y no hemos aprendido”, señaló Luz Marina Mantilla, directora del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas. 

Ante la emergencia, Cáritas Colombia, en colaboración de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres del Gobierno de Colombia, Cruz Roja Nacional, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, entre otras entidades,  han acudido a la región afectada para dar respuesta a las necesidades urgentes y coordinar la ayuda.

“La tragedia ocurrió en la noche del viernes y dejó la destrucción de barrios enteros. Desde la década de los 80 el país no vivía una destrucción de estas magnitudes. Las necesidades son innumerables. Hay mucho desabastecimiento de agua y alimentos, miles de familias quedaron sin vivienda y se registran serios problemas de salud”,  indicó Mons. Héctor Fabio Henao, director de Cáritas Colombia

Hasta el momento, Cáritas Colombia estableció una red de trabajo con los especialistas nacionales encargados de emergencias y entró en contacto con el Obispo, Mons. Luis Albeiro Maldonado Monsalve, de la zona afectada para generar un plan en apoyo a los damnificados.

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>