Sin un fin claro de la guerra en Siria, Caritas pide pensar por futuro de refugiados y migrantes

En su sexto año, la guerra en Siria ha cobrado la vida de 312 mil personas y el desplazamientos de millones a países vecinos. A su llegada a los diferentes  territorios, por ejemplo de Jordania y Líbano, se encuentran en asentamientos informales y que cubren sólo sus necesidades básicas.

Conscientes de lo urgente por ofrecerles otros servicios, y en vista de la incertidumbre por el cese del conflicto, Caritas hace un llamado para que los refugiados y migrantes puedan establecerse de forma segura y fácil en los países occidentales , a fin de que puedan conseguir un nuevo hogar.

Por lo tanto, la Confederación, en conjunto con  Agencia Católica para el Desarrollo (CAFOD, por sus siglas en inglés), Fondo de Ayuda Católico Escocés (SCIAF), Caritas Luxemburgo, Caritas Noruega, Caritas Europa, Caritas Jordania y Caritas Líbano, emitieron un informe dirigido a la Conferencia de Bruselas para que apoyen económicos a los desplazados. 

“Sin un fin al conflicto a la vista, a pesar de un frágil proceso de paz y sin perspectivas de retorno seguro por parte de los refugiados sirias, la Conferencia de Bruselas debe entregar un nuevo acuerdo proporcionando más inversión, a los países vecinos que acogen a los refugiados, en apoyo de las oportunidades de empleo y para estimular el crecimiento, que benefician tanto a las refugiados como a las comunidades de acogida” expresó Alan Thomlinson, director del programa en CAFOD.

El informe también subraya la falta de financiamiento con respecto a los medios de subsistencia y la cohesión social, por lo tanto, y con la colaboración de los donantes internacionales, los gobiernos vecinos de Siria deben desarrollar políticas que permitan a los refugiados permanezcan en los países sin el peligro de ser deportados. 

“Los libaneses, por ejemplo, son a menudo los que ya emplean a los sirios informalmente. Además de los puestos de trabajo, también es necesario levantar las barreras legales y políticas que excluyen a los refugiados de la ley y les priva de oportunidades educativas, así como de servicios básicos como la asistencia sanitaria. Se necesita esperanza, seguridad y dignidad para millones de refugiados”, subrayó Thomlinson.

Los registros indican que, en el caso de Turquía, se ha aceptado a 3 millones de personas, mientras que Líbano alberga más de un millón y Jordania más de 600 mil refugiados. 

Con información de Caritas Internationalis

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>