En una conferencia organizada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones, Janeth Márquez, directora de Cáritas Venezuela, expuso los compromisos de Cáritas de trazar líneas de acción para fortalecer la fraternidad y la convivencia entre los venezolanos, al mismo tiempo externó el rechazo de cualquier tipo de discriminación, persecución y exclusión.

Durante la Conferencia Internacional de Solidaridad sobre la Crisis de los Refugiados y Emigrantes Venezolanos, la representante de Cáritas pidió a los Gobiernos “dar prueba de solidaridad, no recrudecer las barreras legales y armonizar las políticas migratorias”; también invitó a los organismos internacionales a “buscar soluciones de fondo e integrales para que la vida de los venezolanos mejore y así podamos animar a toda nuestra población a quedarse en Venezuela para reconstruir nuestra sociedad”.

Finalmente, Márquez compartió entre los asistentes el sentir de la red Cáritas de que “un esfuerzo colectivo y la solidaridad de toda la comunidad internacional/actores dará una verdadera esperanza y un futuro a nuestro pueblo venezolano.