¡La crisis política, social y económica en Haití es profunda!

Desde hace varios meses, el país sufre una inestabilidad sin precedentes. El caos y la anarquía se extienden a las calles a gran velocidad. Todas las actividades en todo el territorio nacional están paralizadas. Y la vida se vuelve imposible en algunos lugares. Las manifestaciones planificadas y espontáneas, en su mayoría violentas o
pacíficas de todos los sectores y fuerzas vivas de la sociedad haitiana, ocupan las calles de todas las grandes ciudades del país.