Teniendo como escenario la Basílica de Guadalupe, los poco más de 80 participantes, provenientes de Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México, concluyeron la Asamblea Fundacional de la Red Eclesial Mesoamericana (REMAM), llevándose el compromiso a cada uno de sus países de continuar con su labor en favor del cuidado de la creación.