Tras algo más de tres meses sumidos en las dinámicas que impuso la trasmisión autóctona de la COVID 19 en nuestro país, Cáritas Cuba transita hoy de una realidad signada por el aislamiento social a otra de mayores posibilidades para el encuentro y la comunicación interpersonal.