Obispos panameños abogan por migrantes cubanos

Tras el fin a la ley de “pies secos/pies mojados” de EEUU, el gobierno de Panamá advirtió a los cubanos en situación irregular que tendrán que salir del país. Ante esto, la Cáritas Nacional buscó un diálogo el pasado lunes para que los migrantes de la isla caribeña puedan permanecer dentro del territorio.

Desde el año pasado, en el que el flujo migratorio incrementó en el país centroamericano, Cáritas de Panamá decidió ofrecer sus instalaciones a los cubanos que intentaron cruzar Nicaragua y Honduras para poder llegar a Estados Unidos. Actualmente, en Cáritas se encuentran cerca 300 extranjeros.

Al respecto, los Obispos de  Panamá se reunieron con el presidente del país, Juan Calor Varela, para pedirle que tenga un gesto humanitario con los isleños. Por su parte, el director de la Cáritas, diácono Víctor Berrío aseguró que “moverá cielo y tierra para evitar que sean deportados a Cuba”.

La angustia e incertidumbre continúan para los migrantes, porque han visto que, en ocasiones, algunas patrullas de policías se acercan al albergue. 

EEUU y Cuba anunciaron el jueves de la semana pasada un acuerdo migratorio que elimina con efecto inmediato la política “pies secos/pies mojados”, que se adoptó en 1995 y que daba a los cubanos la posibilidad de obtener la residencia permanente un años después de llegar a territorio americano, incluso si lo  hacían ilegalmente, siempre que no fueran interceptados en el mar. 

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>