Grandes retos, nuevos espacios: Cáritas escucha la voz de las mujeres

Establecido en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza en 1911, el Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de las mujeres que busca igualdad, justicia, desarrollo, paz y participación en todas las esferas de la sociedad. 

Conscientes de la necesidad de intervención de la mujer en dichos espacios, la Iglesia Católica, institución conocida por su tradicional estructura, comenzó a abrir espacios en el que se expusieron las diferentes opiniones concernientes al tema. 

“La mesa de la mujer”, una discusión sobre Mujer e Iglesia, creada por el SELACC, con el apoyo del CELAM, reflexiona sobre los principales retos de las mujeres en la participación en los puestos en la Iglesia. Puestos donde se tomen decisiones y liderazgos, y no sólo en acciones pastorales o grupos de oración en donde predomina su intervención. 

Producto de estas mesas surge el equipo de trabajo “Equidad de Hombre y Mujeres”, del SELACC,  que tiene como objetivo transversalizar el tema de “equidad” en cada uno de los ejes de trabajo de Cáritas América Latina, organismo de la Iglesia Católica y que tiene presencia a lo largo de las diferentes diócesis del continente. 

El Padre Luis Carlos Aguilar, coordinador de esta área, comenta en entrevista que los principales retos de las mujeres al momento de participar son la construcción de imaginarios de poder que se tienen interiorizados, procesos de socialización incorporados y estilos de construir Iglesia.

“Creo que uno de los principales retos tanto para mujeres y para los hombres de Iglesia está en la capacidad de conversión que tengamos, qué Iglesia queremos, porque de ello depende el futuro de nuestra vivencia de fe”, señala el presbítero. 

Sin embargo, explica, los pasos para transformar estas realidades son “pasito a pasito”. Por ejemplo, de las cuatro regiones de Cáritas en Latinoamericana (Bolivariana, Caribe, Cono Sur, Camex), dos mujeres se encuentran en la coordinación, Janeth Márquez para la zona Bolivariana y Cristina Dos Anjos para el Cono Sur. Esto, indica, son “signos de esperanza”.

“Visibilización del quehacer de las mujeres en nuestras acciones pastorales. Una formación desde la ternura para hombre y mujeres, no sólo lo racional-que sabemos es necesario- sino que pase por el sentimiento y por el cuerpo para así poder romper paradigmas tan instalados en nuestro ser y que nos hace tanto daño. Y, por supuesto, una espiritualidad que nos permita el encuentro con Jesús Vivo y Resucitado”, subraya el Padre Luis Carlos.

Los desafíos continúan pero la apertura se ha dado. El trabajo del eje de Equidad de Cáritas es una de las muchas formas para impulsar la intervención de la mujer en cargos de liderazgo y toma de decisiones de la Iglesia, para así responder a las palabras del Papa Francisco en el que señala que “la Iglesia no puede ser ella misma sin la mujer y el papel que ésta desempeña. La mujer es imprescindible para la Iglesia”. 

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>