Especial compromiso con pobres y próximas generaciones: Cardenal brasileño en cumbre del agua

Este viernes transcurre el segundo día del foro “Derecho humano al agua”, en el que un centenar de personalidades, junto al Papa Francisco, firmarán la Declaración de Roma, para pedir a los gobiernos aseguren el recurso para las futuras generaciones.

Reunidos en la Casina Pío IV, en el Vaticano, expertos y una amplia delegación argentina han debatido las causas de los actuales problemas del “vital líquido”; así como la responsabilidad de los gobiernos que tienen para impulsar políticas que mejoren la distribución del recurso y su preservación.

“Con el cambio climático se altera el ciclo del agua. Y si nos quedamos sin ella, nos quedamos sin vida. Debemos tener un acceso universal, porque es un bien común, y en cambio se nos plantea el problema de su distribución”, planteó el canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, Marcelo Sánchez Sorondo, al inaugurar el encuentro.

Además, el canciller destacó la importancia que tiene el acceso universal al agua para el Santo Padre y enfatizó: “En la encíclica <Laudato Si>, creo por primera vez en los magisterios de los Papas, destacó que el agua es un bien común”.

Por su parte, el cardenal brasileño Claudio Hummes, uno de los prelados más cercanos a Francisco, subrayó que “el propósito de este seminario es encontrarnos y dialogar en una forma interdisciplinaria sobre el urgente derecho humano al agua”.

Señaló que la publicación de la encíclica <Laudato Si>, del Papa Francisco; y la declaración ambiental de la(Conferencia de Naciones Unidas denominada) COP21, en París, firmada por 170 países, servirán para los próximos trabajos como referentes a la crisis climática y socioambiental. Posteriormente, resaltó que “el agua es un derecho humano inalienable”.

“Se necesita compromiso, especialmente por los pobres y las generaciones futuras. Es nuestra responsabilidad ética como cristianos asegurarles agua limpia, suficiente y potables”, insistió el Cardenal.

También exhortó a la Iglesia para que “no se quede indiferente frente a la grave crisis ecológica y socioambiental. Debemos colaborar en la información y en la formación de la sociedad civil para iniciar un proceso de cambio, porque la Iglesia también puede ayudar a las personas y familias a cambiar su relación con el agua desde sus hogares”.

La firma de la declaración de Roma, coinciden los presentes, que ocurrirá hoy, busca el compromiso de gobiernos y sociedad civil “ en la construcción de políticas públicas globales, estatales y locales que incorporen instancias de participación reales y efectivas para el ejercicio pleno de la ciudadanía”. 

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>