Comunicado de Zona Bolivariana 2018

Dios escucha el clamor de  su pueblo.(Éxodo 3, 9-11)

Nuestra América está herida, nuestro pueblo “grita”, su grito sube hasta la presencia de Dios que lo escucha y no lo abandona.

Las Cáritas de la Zona Bolivariana, conformada por los países de Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia y Venezuela nos hemos reunido en Quito-Ecuador, durante los días 16 al 19 de julio, para animar y fortalecer el camino de la Iglesiadesde la alegría del Evangelio y su compromiso con el cuidado de la Casa Común. 

Constatamos que nuestro pueblo está herido y grita por las constantes violaciones de derechos humanos, el aumento de la corrupción, las migraciones forzadas, el incremento de la pobreza y de las violencias y el deterioro de la Casa Común por un modelo de desarrollo  irrespetuoso que irrumpe la armonía con la creación y la convivencia fraterna.

Las Cáritas de la Zona Bolivariana que llevan la caricia de Dios a los pobres, frente a esta realidad, nos solidarizamos especialmente con nuestros Pueblos hermanos de Nicaragua y de Venezuela, y sus pastores ante la inaceptable situación de violencia e incertidumbre que padecen y que provoca la ruptura del orden social y atenta contra la dignidad humana. 

Nos duele el sufrimiento de Venezuela, especialmente la crisis humanitaria que están viviendo los hermanos y hermanas en situación de migración forzosa, muchas vecesrecorriendo kilómetros en búsqueda de protección en nuestros países. Expresamos nuestra cercanía a la Iglesia venezolana, trabajando conjuntamente la iniciativa de Puentes de Solidaridad que el Papa Franciscoanima como acción concreta de comunión eclesial en la Acogida, la protección, la promoción y la integración.

En estos difíciles momentos, estamos profundamente unidos con laIglesia de Nicaragua, sabemos los esfuerzos que están haciendo para lograr la paz tan deseada, para consolar a los familiares que han perdido un ser querido, para acompañar a tantos jóvenes y familias que se están desplazando a causa de esta irracional violencia. Cuenten con nuestra cercanía y sepan que la familia Caritas les acompaña en estos momentos de tanto sufrimiento.

La Iglesia siempre ha manifestado su preocupación por la comunidad política, ha promovido el dialogo como camino para la reconciliación y la paz que permiten encontrar respuestas eficaces e innovadoras para todos, por esta razón desde el Evangelio, exigimos la defensa de la Vida (Jn 10,10), garantizando, protegiendo y respetando los derechos humanos. 

Nos animamos en la Fe, la Esperanza y la Caridad y con las Palabras del Santo Padre Francisco manifestamos que “Frente a los continuos ataques del mal, no nos rendimos ”

 

Quito, a los 19 días del mes de Julio de 2018

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>