Centroamérica enfrenta estragos de huracán y terremoto

En los últimos días, países centroamericanos recibieron dos fuertes fenómenos naturales. Para Costa Rica, la llegada del huracán “Otto” fue sorpresiva, ya que no se tiene registro de un ciclón desde hace 165 años; en Nicaragua y El Salvador, además de estar alerta por el paso del huracán “Otto”, sintieron un terremoto de 7 grados Richter.

La trayectoria de Otto inició en Nicaragua y terminó en la zona norte de Costa Rica, con categoría 2 y vientos superiores a los 150 kilómetros por hora, cruzó el norte del país hacia el oeste y, a la medianoche, el ojo del huracán había salido al océano Pacífico.

El reporte de la Comisión Nacional de Pastoral Social-Cáritas Costa Rica indica que 255 comunidades han sido afectadas; hay daños en terrenos de cultivo y daños en miles de viviendas. El gobierno, juntos con las Iglesias, abrieron 36 albergues, en los cuales se encuentran más de 3 mil 108 personas.

Por otra parte, Nicaragua y El Salvador se preparaban para el paso del huracán, cuando comenzó la alerta por un fuerte sismo, de 7,2 en la escala de Richter, cuyo epicentro fue en Usulután, El Salvador. Las autoridades decretaron estado de emergencia y encendieron la alerta ante un posible tsunami, pero horas más tarde fue retirada por el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico.

Ante la posible emergencia, protección civil de Nicaragua evacuó a familias que pudieran ser afectadas por los fenómenos. Hasta el momento, no se tienen registro de víctimas mortales por el terremoto, sólo continúan los estragos que dejó “Otto”.

En Costa Rica, los medios locales reportan que hay al menos 4 personas que perdieron la vida. Los primeros daños materiales, declararon las autoridades, son de 8,7 millones de dólares.

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>