Colecta Anual de Cáritas

Una vez más vivimos lo que habitualmente describimos como fiesta de la solidaridad: el 10 y 11 de junio se realizó en todo el país la Colecta Anual de Cáritas. Y aunque haya pasado la fecha central de este acontecimiento, en muchos lugares las actividades se prolongarán hasta cerrar el llamado “Mes de la Caridad”.

Este año, el lema que viene animando toda la campaña es “Si ves en el otro a tu hermano, nadie puede quedar excluido”, una frase inspirada en las palabras del Papa Francisco, que nos recuerda que el camino para superar las situaciones de exclusión en nuestra sociedad pasa por aprender a mirarnos mutuamente como hermanos.

Una de las características de la Colecta, que se nota con más fuerza en cada nueva oportunidad, es que las comunidades salen “fuera del templo” y se hacen visibles para llevar el mensaje solidario a los barrios y plazas de sus localidades, sean pequeños pueblos o ciudades grandes.

Las anima un sentido verdaderamente evangelizador, porque entienden que la inclusión es algo que nos compete a todos como sociedad. Así, salen a las calles para dar a conocer el trabajo que realizan durante el año por los más necesitados e invitan a colaborar económicamente para sostener esos trabajos solidarios.

La salida de las comunidades es, de por sí, ruidosa y festiva, para dar más  visibilidad a los voluntarios que salen con sus pecheras identificatorias. Y en este clima de alegría se llevaron adelante múltiples y creativas actividades: este año se realizaron festivales, conciertos, recitales, bicicleteadas, maratones, “semaforeadas”, concursos y exposiciones que, sumados a otras muchas actividades relacionadas con la prensa y la difusión en medios y redes, lograron instalar la idea de que todos podemos hacer nuestro aporte para una sociedad mejor.

Es por todo esto que hablamos de ‘fiesta de la solidaridad’ y queremos agradecer con orgullo a cuantos participaron en su realización. A los animadores que organizaron las actividades con meses de anticipación, a los voluntarios que pusieron su esfuerzo, sus ganas y su creatividad, a los medios de comunicación e instituciones que cedieron invalorables espacios para la difusión en todo el país, a las empresas y organizaciones que ofrecieron generosamente servicios e infraestructura de apoyo. Gracias también a los muchos donantes, desde empresas hasta personas de buena voluntad, por aportar económicamente para sostener nuestros programas de promoción humana.

La Colecta ha sido nuevamente una expresión de Comunión y compromiso solidario. Además de los resultados, que buscamos y esperamos, estamos muy agradecidos por haber podido vivir y participar de esta experiencia tan intensa y profunda, tanto para nuestra Iglesia como para la sociedad en su conjunto.

Con la certeza de que con los pequeños gestos de cada uno podemos transformar la realidad de muchos, renovamos nuestro compromiso y la invitación a seguir trabajando juntos por una sociedad más fraterna donde nadie pueda quedar excluido.

Read More

Los desafíos de la Iglesia Católica en el Amazonas

Leticia, junio 20 de 2017. Para la Amazonia colombiana hay desafíos grandes en la etapa posterior a la firma de los acuerdos con las Farc, lo que representa un gran cambio en este territorio que estuvo en gran parte bajo control de la guerrilla durante décadas. Ahora queda un es espacio abierto en el que se empieza a ver  una serie de actividades preocupantes como la quema de la selva y la tala de bosques, lo cual  afecta la vida del bioma amazónico, así lo dio a conocer en Leticia Monseñor Héctor Fabio Henao, director del Secretariado Nacional del Pastoral Social,  durante el III encuentro REPAM Colombia que se viene desarrollando del 19 al 24 de junio. 

También, precisó que “el inicio de un diálogo a nivel latinoamericano es un primer paso para conformar la red amazónica que debe construirse desde lo local.”

Por su parte, el padre Alfredo Ferro, de la REPAM Global, plateó que existe un  compromiso con  la realidad amazónica y el reconocimiento de su riqueza. “Nos sentimos desafiados, tenemos gran diversidad sociocultural con más de 400 grupos sociales, pero también hay una realidad que es el modelo extractivisita y foráneo. Antes la amazonia era el patio trasero y ahora es el patio central, existe una disputa por el territorio, esto nos invita como Iglesia a cumplir una misión.”

Reconocimiento derechos indígenas

Gil Faretkade, representante indígena en la Cumbre Agraria, manifestó que  los pueblos indígenas se enfrentan a dos grandes retos, el primero “que en la institucionalidad del país nuestros temas de salud, educación y planes de vida no han sido contemplados en los planes de desarrollo municipal y departamental. El segundo tema son las disidencias de pensamiento en los pueblos indígenas, el reto es como consolidar el pensamiento de abuelos, jóvenes, líderes y gobernantes.” Puntualizó diciendo que el desarrollo sostenible debe ser ecológico, con decisiones colectivas y espirituales, si no se respetan esos principios estamos condenados a acabar la Amazonía.

Según la Organización Indígena de Colombia en el Amazonas colombiano habitan más de 62 pueblos indígenas de los 102 que hay en el país. Y de los 34 pueblos que están en riesgo de exterminio (cada uno tiene menos de 500 personas) 26 se encuentran en la Amazonia.  

Análisis de la realidad la Amazonía

Los mayores riesgos para la amazonia se sitúan principalmente en la explotación y desforestación; en las dinámicas de ocupación del territorio y los factores que propician la colonización, las lógicas de violencia y economía de la guerra, la colonización gubernamental y las industrias extractivas. También se encuentra que los programas gubernamentales y no gubernamentales han generado dinámicas asistencialistas en la población.  De igual forma se ha identificado un desconocimiento y violación de los derechos de los pueblos indígenas, e inexistencia de enfoque diferencial en las políticas de desarrollo.

Acciones de la  la Iglesia en la Amazonía

Dentro de los aportes de Iglesia a los conflictos en  el territorio amazónico principalmente han estado orientados a incidir en los planes de desarrollo; también ha tenido un importante acercamiento con líderes indígenas y comunidades conociendo sus necesidades y orientando el acceso a sus derechos; ha fortalecido la  formación en participación ciudadana y veedurías; ha tenido acciones contundentes frente a la corrupción; ha presentado iniciativas de emprendimiento con grupos vulnerables; ha desarrollado estrategias y campañas de educación ambiental; ha acompañado a la comunidad en protestas en contra de la administración pública por deficiencia  en la prestación de los servicios públicos; y ha incluido la dimensión ecología en los planes pastorales.

Sobre el III encuentro REPAM

Este espacio de diálogo, que ha contado con la presencia de la comisión de Obispos de la Amazonia  busca fortalecer la identidad de REPAM Colombia a la luz de la Laudato Si, como camino  para la reconciliación con la creación y protección de la Amazonía colombiana.  De igual manera pretende fortalecer el trabajo en comunión de iglesia para lograr acciones más efectivas como red y acordar la implementación del plan de acción conjunto de la misma.

Dentro de la agenda de trabajo,  se examina la realidad de los territorios y de las Iglesias locales en las tres subregiones de la amazonia que integra a 12 jurisdicciones eclesiásticas del sur del país.

¿Qué es la REPAM?

La Red Eclesial Panamazónica –REPAM- es una plataforma que se compone de múltiples referentes de la Iglesia Católica (instancias locales, nacionales, regionales e internacionales, obispos, sacerdotes, religiosas-os, congregaciones, instituciones, misioneros-as) que trabajan en el acompañamiento y la defensa integral de los territorios y derechos de grupos vulnerables, con especial atención en los pueblos indígenas y otros grupos poblacionales, desde la promoción de la fe y del diálogo de saberes, para impulsar alternativas de vida de acuerdo a las propias perspectivas de los pueblos y comunidades que habitan en el territorio Pan-amazónico. Es la convergencia de los países de Latinoamérica que posee  territorio amazónico Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Guyana, Guayana Francesa y Surinam.

Antecedentes

La REPAM Colombia se crea en el encuentro fundacional de septiembre de 2015 en Bogotá en la que se fijan como metas principales: crear conciencia en las américas sobre la importancia de la amazonia; establecer entre iglesia locales de diversos países sudamericanos, una pastoral de conjunto con prioridades diferenciadas para crear un modelos de desarrollo que privilegie a los pobres y sirvan al bien común.

En el 2016 en el II encuentro realizado en Bogotá, se trazó hoja de ruta para posicionar la importancia del bioma amazónico en la  agenda nacional.

Read More

Los cuatro jinetes del apocalipsis en la política hondureña

APUNTES

No. 153  Año 15.  19 de Junio de 2017  Tegucigalpa, Honduras

A seis meses de las elecciones y sin que oficialmente se haya iniciado la campaña, la ciudadanía ha estado a expensas de un bombardeo mediático caracterizado por la descalificación de los otros partidos y candidatos y un discurso sin propuesta, cada vez más alejado de los reclamos ciudadanos.

¿Cuál es la novedad en este proceso electoral? ¡Ninguna! más de lo mismo, otra vez nos están aniquilando la capacidad de soñar, ¡cosa grave para una nación! Hablar de una democracia más participativa, del fortalecimiento de las instituciones minadas por la corrupción, la avaricia política y económica es algo que le pertenece a los de arriba, pertenece a los grandes dicen las personas de escasos recursos. A los pobres les corresponde trabajar cada día, salir a buscar el pan de cada día para sus hijos, rogar a Dios para no enfermarse, para encontrar un trabajito, rogar a la Virgencita que no  deporten a su hijo o hija que está en los Estados Unidos porque de allá viene la ayuda,  ahí están cifrados sus verdaderos sueños.

Este negocio de los grandes también baja a los pequeños. No es raro que las elecciones se hayan convertido en un mísero negocio para los pobres. ¡Voy a vender mi voto! Mi voto no lo regalo, hay que votar por quienes nos ayuden! son frases frecuentemente escuchadas entre la población.

¿Cuál es el clima que se respira en este proceso. Una inmensa incertidumbre en la conciencia de la población: ¿Quién ganará? ¿Se realizarán las elecciones? ¿Serán  limpias y transparentes? ¿Será posible la reelección? Las dudas manan de las acciones de la clase política que se ha adueñado de los partidos, de los entes gubernamentales cerrando toda hendedura para que no brote la esperanza, ni surjan los sueños en una sociedad con mayor democracia.

En este proceso se está destruyendo toda racionalidad y ética en la política: da la impresión que buscamos destruir todo el Estado hondureño, es como sí los jinetes del apocalipsis están aniquilando esta pobre nación. ¿Cuáles son esos jinetes?

1.- Sistema electoral arcaico.

Se mantienen las mismas reglas del juego para las elecciones del 2017. El Tribunal Supremo electoral sigue dando señales de parcialidad política, descalificando en nombre de la ley cualquier asomo de participación política alterna. La sabiduría popular nos dice que en un litigio no se puede ser juez y parte. Además en las elecciones primarias, el Tribunal Supremo Electoral mostró una profunda debilidad, dando por válidas unas elecciones que aún los miembros de los mismos partidos denunciaron como fraudulentas, pero esto no fue investigado, ni sancionado por el Tribunal. ¡Si así son las vísperas cómo será la fiesta!

La clase política no hizo nada para hacer avanzar la democracia formal que diera mayor participación a la población: no se admitió la segunda vuelta, los distritos electorales, la ciudadanización de las mesas, la conformación de un verdadero Tribunal electoral, un nuevo censo electoral, la equidad en la propaganda de los partidos políticos. Se ignoraron por completo todas aquellas reformas que hubieran fortalecido la institución electoral y en su lugar se mantuvo hasta ahora un sistema con muchas lagunas, pero que asegura el dominio de la clase política sobre la población y el proceso electoral. En ese caso la decisión fue clara: mantener un sistema electoral obsoleto.

2- Un  sistema de pactos nefastos.

Las últimas elecciones para escoger la Unidad de Fiscalización que monitoreará la nueva ley sobre el financiamiento de los partidos políticos ha dejado de nuevo por parte del Congreso nacional un mal sabor de boca: días antes se sabía los nombres de los nuevos funcionarios, producto no de una elección sino del cabildeo, de los pactos que llevan a acuerdos entre tres partidos. Se vislumbra una Unidad de compadre hablado, con un ganador y también como siempre un perdedor, la ciudadanía. Surge la gran pregunta:

¿tendrá libertad esta unidad para señalar los actos de corrupción en la financiación de los partidos políticos?

Abiertamente, las fuerzas políticas representadas en el Congreso modificaron el contenido original de la ley presentado por la MACCIH, pasando de un comisionado a tres comisionados, coincidiendo con el número de partidos políticos con mayor número de diputados en el Congreso. Se perdió la oportunidad de avanzar en el adecentamiento del proceso electoral, por lo menos de empezar a eliminar viejas prácticas políticas; pero los intereses inmediatos tuvieron mayor peso en estas decisiones, que de no controlarse llevarán seguramente a crear condiciones de inestabilidad. No olvidemos que ¡tanto va el cántaro al agua que por fin se quiebra!

3.- Insensibilidad de la clase política.

Lo más preocupante en esta nuestra democracia es que la clase política no se inmuta frente a los casos y escándalos de corrupción, es más, tienen la convicción que el ciudadano tiene la obligación de votar por los que ya están seleccionados para gobernar, independientemente de su conducta ética. Los partidos haciendo caso omiso de cualquier denuncia están estimulando a sus correligionarios a votar en plancha: es una forma muy sutil de manipular, insultar, despreciar a los votantes y convertir los procesos electorales en ejercicios para renovar o ratificar las élites políticas. Todavía estamos esperando la rendición de cuentas de los partidos que participaron en las elecciones internas del 2017. En otras democracias con mayor cultura y madurez política, sería impensable aceptar a estos candidatos señalados con actos de corrupción o con vínculos con el narcotráfico. Es más: ellos mismos, si tuvieran un mínimo de ética, renunciarían a cualquier postulación. Claro, esto traería fuertes costos que no están dispuestos a pagar los partidos políticos.

4.- La sombra de una reelección.

Este año cargaremos con un nuevo peso, la oscuridad en el proceso por introducir la figura de la reelección, imagen que todavía no ha sido aceptada por un porcentaje alto  de la población; pero además la utilización de la gestión gubernamental como espacio de campaña política. Para una gran mayoría: poder, estructura, dinero y organización son instrumentos que difícilmente pueden ser derrotados, pero también se convierten en herramientas para cuestionar cualquier tipo de resultados.

Hace siete años parecía que apostábamos de nuevo por una transición a la democracia menos formal y más real, y sin embargo caminamos rápidamente hacia la precarización de la democracia, disminuyendo el entusiasmo de la ciudadanía para participar en unas elecciones que considera que ya están arregladas.

¿Cuáles son nuestros desafíos? Las próximas elecciones se realizarán posiblemente en medio del desánimo social y del desprecio a la política y a los partidos políticos por diferentes razones: la repartición de cuotas de poder; el permanente cuestionamiento y las denuncias contra el TSE, sobre todo la última presentada por el CNA, la cual amerita una profunda investigación por parte de los operadores de justicia, porque señala debilidades en un tema esencial para la transparencia y credibilidad de los resultados, por los escándalos de corrupción que han quedado develados en los últimos meses por testimonios de Narcos en cortes hondureñas y norteamericanas y por investigaciones de entes como el CNA y la MACCIH.

Todavía es tiempo de enderezar el rumbo de este proceso, introduciendo los cambios necesarios y pertinentes para recuperar la confianza en las instituciones rectoras de los procesos electorales, si contamos con voluntad política, conciencia ciudadana y estatura de estadistas.

Todavía se puede recuperar la autonomía de todos los entes del Estado, aplicar las  leyes de transparencia y combate a la corrupción contra cualquier funcionario, especialmente en el Tribunal Supremo Electoral, y adecentar el mismo proceso  mediante la renuncia de todas aquellas personas seleccionadas para asumir cargos en  el próximo gobierno que éticamente no tienen la estatura para asumir esa nominación.

Todavía es tiempo de recuperar el sistema democrático que está en crisis, pero se requiere una verdadera conversión política, repensar para dignificar el  quehacer  político, recuperar la confianza de la sociedad, teniendo una postura más abierta a la realidad social, escuchar más a la sociedad y poner al país por encima de los intereses partidarios. De no hacer estos cambios, sin duda, la ingobernabilidad dominará el panorama social en los próximos años en el país.

Teléfonos: 2237-3318, 2237-2719, 2220-6698. Telefax: 2237-1365

e-mail: caritas_de_honduras@caritas.hn Pagina web: www.caritas.hn

Twitter: caritashonduras Facebook: Caritas Honduras

Apartado Postal 1787 Tegucigalpa, Honduras

Read More

En Leticia se discute sobre los retos de la reconciliación con el medio ambiente en el territorio amazónico

Leticia, junio 21 de 2017. La política minero-energética afecta al territorio amazónico,  la soberanía alimentaria de los pueblos indígenas, afros y campesinos y aumenta los efectos negativos del cambio climático, así lo explicó Armando Valbuena, indígena Wayú  y asesor de la Organización Nacional Indígena de Colombia-ONIC, durante el III encuentro de la Red Eclesial Panamazónica-REPAM Colombia.

En el evento al que asistieron más de 100 personas, se examinaron los aportes a la reconciliación con la Creación desde la encíclica del Papa Francisco “Laudato Si”. Al respeto Monseñor Joselito Carreño, Obispo de Puerto Inírida, recordó que la “reconciliación es la conversión ecológica en la relación con el mundo que nos rodea, no es opcional ni secundario, se necesita un cambio en el ser humano”. Según el prelado, para reconciliar las relaciones con la Casa Común, el Papa Francisco manifiesta que el deterioro del medio ambiente tiene una relación con el sufrimiento y el abandono a los pobres, casi siempre son los primeros en sufrir las consecuencias del deterioro ambiental. ”El clamor de la tierra es el mismo clamor de los pobres.”

Para Cesar Baratto (teólogo y representante de la familia Franciscana, docente en la Universidad Santo Tomas), a lo largo de la encíclica se retoma la imagen de Dios con el fin de iluminar las claves para salir de la actual crisis ecológica, en sus palabras: “la teología de la creación nace para reconstruir y reconciliar”. 

Baratto señaló que “la actual crisis ambiental está ligada a la problemática social del mundo. El desafío que platea la encíclica, hace un llamado para hacer una transformación de la realidad en todas las dimensiones de la vida. El daño ecológico y empobrecimiento de las persona está asociado a los daños al medio ambiente”. 

Campesinos e indígenas comparten su visión frente al cuidado del medio ambiente

Existe una gran amenaza a las fuentes hídricas y en general al territorio amazónico, causado por el extractivismo. La inversión entra con alternativas de desarrollo no compatibles con las expectativas de desarrollo de las comunidades y pueblos de la Amazonía, en muchos casos las prácticas e interés extractivitas constituyen un crimen al medio ambiente, a la vida social, a la económica y a la política de la población amazónica, así lo señaló María Ramírez, líder campesina de San José de Fragua (Caquetá).

Armando Valbuena, indígena Wayú, sostuvo que la tarea ahora de los indígenas, los campesinos y los afrocolombianos, es reorganizarse nuevamente en sus  tierras para fortalecerse y hacer frente al uso irracional del medio ambiente. Un ejemplo de esa capacidad de reorganización, son las comisiones por la vida y defensa del agua, según explicó María Ramírez.

Omar Alvarado de la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Villavicencio, líder de la consulta popular en contra de la explotación petrolera en Cumaral (Meta) expresó que bajo el liderazgo juvenil es posible defender y proteger los recursos naturales. “Los jóvenes hicimos un papel importante en el proceso para  ampliar el conocimiento sobre la defensa del territorio y de nuestros recursos naturales”. Alvarado puntualizó que la REPAM Colombia es una puerta que se abre y ayuda a fortalecer el trabajo que se hizo en Cumaral y ver la manera de cómo se genera una nueva articulación en función del bien común en los territorios del sur del país.

Sobre el III encuentro REPAM Colombia

Durante el evento que se desarrolla del 19 al 23 de junio en Leticia, se efectuará una salida pedagógica a Puerto Nariño y alrededores (Amazonas) con el fin de realizar  una aproximación a la realidad de este municipio e identificar desafíos y respuestas de la comunidad y la Iglesia local.

Como producto final del encuentro, se espera la concreción de un plan de acción, que desde esta RED, haga frente a algunos de los principales retos de la realidad Amazónica Colombiana. 

Read More

Obispo comunica a OEA el apoyo de la Santa Sede al diálogo por la paz en Venezuela

“Falta de alimentos, falta de medicinas y falta de libertades” señala Mons. Bernardito Auza en la declaración con respecto a la situación de Venezuela, para la Organización de los Estados Americanos (OEA), en donde se encuentra  como Observador Permanente de la Santa Sede.

En dicha declaratoria, Mons. Auza resalta los esfuerzos del  Papa Francisco, la Secretaría de Estado del Vaticano y la Conferencia Episcopal Venezolana  para que los poderes públicos y políticos involucrados en el conflicto puedan llegar a acuerdo que conlleven a la paz social del país sudamericano. 

Por ejemplo, después de los acuerdos de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas en octubre y noviembre de 2016, el Cardenal Pietro Parolín, secretario de Estado del Vaticano, emitió una carta el 1ro de diciembre a dicha mesa, por disposición del Papa, en la que se solicitaba, tomar medidas urgentes para abastecer medicamentos y alimentos a la población, en coordinación con instituciones como Cáritas Venezuela, entre otras solicitudes.

Cabe señalar que dentro de la declaratoria, Mons. Auza expone la preocupación del Obispo de Roma, quien después del rezo del Regina Coeli el pasado 30 de abril, hizo un llamado al pueblo de Venezuela, tanto al Gobierno como a la sociedad civil, para que evitaran caer en cualquier tipo de violencia, al mismo tiempo, pidió se respeten los derechos humanos y enfatizó que la única forma de resolver los conflictos es mediante el diálogo.

Es así como, a través de la participación de Mons. Auza en la OEA, la Santa Sede reitera su posición con respecto al conflicto de Venezuela, en la que la negociación y diálogo de ambas partes son la vía para la resolución del mismo. También consideran que las próximas elecciones de los próximos dos años serán como una luz en la quebrantada democracia del país. 

DECLARACIÓN DE S.E. ARZOBISPO BERNARDITO AUZA, NUNCIO APOSTÓLICO Y OBSERVADOR PERMANENTE DE LA SANTA SEDE A LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS, ACERCA DE LA SITUACIÓN EN VENEZUELA (19-21 DE JUNIO DE 2017, CANCÚN, MÉXICO

Señor Presidente,

La Delegación de la Santa Sede agradece la oportunidad que se le brinda de poder compartir su preocupación por la situación actual de Venezuela, así como su esperanza de que esta reunión en el marco de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos pueda ayudar a solucionar la grave crisis que vive el País. Como es bien conocido, desde el inicio de la crisis, tanto el Santo Padre, como la Secretaría de Estado y la Conferencia Episcopal Venezolana, en diversas intervenciones, han llamado a los poderes públicos y políticos, a que, superando los intereses partidistas y las ideologías, escuchasen la voz del pueblo, defendiesen el bien común, creasen un clima de serenidad y de paz social, respetasen la institucionalidad en favor de la convivencia nacional y favoreciesen la acción social de las instituciones nacionales e internacionales para enfrentar la innegable crisis que sufre Venezuela y que golpea fuertemente a su población. Por ello, la Santa Sede ha mantenido siempre una posición clara, reclamando a todos los líderes políticos el cese de la violencia e instando al respeto de la verdad y de la justicia.

Señor Presidente,

Sin dejar de exhortar a la negociación, ni de advertir de los peligros de los discursos belicistas y agresivos, la Santa Sede mostró, en todo momento, su disponibilidad a colaborar en la búsqueda de una solución pacífica, duradera y viable a la crisis venezolana, con la condición de que así lo solicitasen formalmente tanto el Gobierno como la oposición, como efectivamente ocurrió.

Como es sabido, en octubre y en noviembre de 2016, se celebraron encuentros de la Mesa del Diálogo Nacional en Caracas, y teniendo en cuenta que los acuerdos allí alcanzados no eran aplicados, el Cardenal Secretario de Estado, en nombre y por disposición del Papa Francisco, remitió una carta a las partes y a los restantes acompañantes el 1º de diciembre. En ella, en cumplimiento del rol de acompañamiento al que la Santa Sede había sido llamada, se solicitaba:

– Que se tomasen las providencias necesarias para la implementación urgente de medidas destinadas a aliviar la grave crisis de abastecimiento de comida y medicinas que estaba sufriendo la población, a la vez que se aseguraba la plena disponibilidad de las instituciones de la Iglesia católica, entre ellas Caritas, a prestar toda la ayuda posible, con los medios a su alcance, para salir de esta situación de emergencia social;

– Que las partes concordasen el calendario electoral que permitiese a los venezolanos decidir sin dilaciones su futuro;

– Que se tomasen las medidas necesarias para restituir cuanto antes a la Asamblea Nacional el rol previsto en la Constitución;

– Que se encontrase el modo de acelerar el proceso de liberación de los detenidos.

Señor Presidente,

Con ocasión de la XXXVI Asamblea Ordinaria del Consejo Episcopal Latinoamericano, celebrada recientemente en San Salvador, los obispos del Continente han señalado que, en Venezuela «se vuelve insostenible la falta de alimentación, la falta de medicinas y la falta de libertades».

La Santa Sede ve con preocupación cómo, pese a los esfuerzos realizados y que son por todos conocidos, la situación ha adquirido tintes dramáticos en los últimos meses. El 30 de abril, después del rezo del Regina Coeli, el Santo Padre, hizo un llamado al Gobierno y a todos los integrantes de la sociedad venezolana para que fuese evitada cualquier ulterior forma de violencia, se respetasen los derechos humanos y se buscasen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está golpeando a la población.

Al respecto, mi Delegación desea señalar que el actual clima de enfrentamiento también ha afectado a la Iglesia católica en Venezuela. Se han verificado episodios de amenazas a sacerdotes, irrupciones violentas durante las celebraciones litúrgicas, acusaciones injustificadas contra instituciones eclesiásticas y ataques difamatorios públicos contra algunos Obispos.

Pese a ello, la Santa Sede, partiendo de la convicción de que deben ser los propios ciudadanos quienes pongan las bases para solucionar los problemas internos, considera que no deben escatimarse los esfuerzos para ayudar a que el País salga de su grave crisis, pues como ha dicho el Papa Francisco el pasado 29 de abril «todo lo que se puede hacer por Venezuela hay que hacerlo, con las garantías necesarias».

Señor Presidente,

Con la única finalidad de promover el bien de todos y cada uno de los venezolanos y de favorecer una solución pacífica y democrática a la actual situación, la Santa Sede reitera su posición, ya conocida, de que una negociación seria y sincera entre las partes, basada en las claras condiciones indicadas en la mencionada carta del 1º de diciembre de 2016, comenzando por la celebración de elecciones directas, libres y trasparentes previstas para los años 2016 y 2017, serían la única vía de salida a la grave crisis en que se ve inmersa el País. A tal propósito, la reciente decisión gubernamental de convocar una Asamblea Nacional Constituyente, en vez de ayudar a solucionar los problemas, presenta el riesgo de complicarlos ulteriormente y hace peligrar el futuro democrático del País.

Por otro lado, se valora muy positivamente la posibilidad de que un grupo de países de la región o, eventualmente, de otros continentes, elegidos tanto por el Gobierno como por la oposición, acompañen las negociaciones actuando como garantes. Muchas gracias, Señor Presidente.

Read More

La juventud caribeña se empodera para hacer frente a desastres

Antes de convertirse en líder de un grupo juvenil de su comunidad en Santa Lucia, Angel era una joven tímida e insegura. Estar en el programa del Comité de Acción de Emergencia para Jóvenes (YEAC por sus siglas en inglés) le ofreció la oportunidad, desde hace cinco años, de recuperar confianza de sí misma, explotar habilidades que pensaba que no tenía y también impulsar a otros a ser agentes de cambio. 

YEAC surge del propósito de crear un espacio donde los adolescentes de Antillas, Jamaica, Granada y República Dominicana puedan capacitarse sobre cómo actuar ante una emergencia, instruir a su comunidad en el cuidado del medio ambiente, fomentar la cultura del voluntariado, saber desarrollar planes de reducción de riesgo e implementar actividades que mitiguen los riesgos ante un desastre en las islas caribeñas.

Para Angel, la organización “empodera a los jóvenes”, además de permitirles estar en retroalimentación con otras personas en temas como el cambio climático, el cuidado de la creación. Asimismo le permitió dejar atrás a la chica tímida y ser un ejemplo de liderazgo. 

Ante la necesidad de responder a las emergencias que surgen en las Islas del Caribe, desde el 2009, el Comité impulsado por la Fundación San Patricio, con el apoyo de Catholic Relief Services (CRS), USAID/ OFDA y en asociación con Caritas Antillas ha formado a los miembros más jóvenes de comunidades vulnerables para que ellos impulsen los proyectos, sean ellos los protagonistas. 

“Trabajamos con jóvenes de entre 16 y 26 años, los cuales no pertenecen a la misma comunidad, sino vienen de otras en las que también hay mucha pobreza. Algunos tienen baja autoestima. Hemos trabajado con ellos en formación de emergencias, cómo poder ser voluntarios y además de capacitarlos, formarlos en destrezas ante las emergencias” comentó en entrevista durante el Taller Regional de MAGRE, Marcia Haywood, coordinadora regional de Caritas Antillas.

La oportunidad que ofrece YEAC ha alcanzado a muchos jóvenes, quienes portan como distintivo una playera azul, la cual es un símbolo de unidad y distinción para que el resto de la población sepa que forman parte de un grupo que trabaja en cómo mejorar las condiciones de su comunidad, en cómo van forjando su futuro. 

Read More

Comunicado de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana junio 2017

“La violencia de los impíos los arrastrará, porque se niegan a obrar con justicia. “Prov 21:7

Ante la gravísima agudización de la violación de los derechos humanos y las libertades democráticas que sufren diversos sectores sociales de la Nación, esta Comisión quiere expresar:

1.A todos/as sincera solidaridad y cercanía espiritual, en momentos en que el gobierno, garante superior de los derechos, la paz y la seguridad pública, se ha convertido en su principal trasgresor, violentando y atacando residencias familiares de ciudadanos indefensos, agrediendo sin distinguir localidades ni personas, situación que consideramos social y moralmente injustificable.

2.Nuestra preocupación al observar que la mayor violencia la ejercen los organismos de seguridad, particularmente la Policía Nacional, la Guardia Nacional Bolivariana y colectivos que usando armas prohibidas, reprimen manifestaciones de personas que reclaman respeto a las libertades democráticas y el restablecimiento del orden constitucional roto como lo declaró la ciudadana Fiscal General de la República. 

3.Nuestro desacuerdo con el hecho público, notorio y comunicacional de la violación al derecho fundamental al debido proceso que tiene toda persona a ser juzgada por sus jueces naturales, ya que ha sido utilizada indebidamente la justicia militar en las detenciones y procesos iniciados, en absoluta contravención con el artículo 49 de la Constitución.

4.Nuestro rechazo a la convocatoria de una Asamblea Constituyente que niega y vulnera la progresividad de los derechos humanos y sumerge a la Nación entera en una situación de convulsión social y violencia. 

Por todas estas razones, la Comisión de Justicia y Paz:

•Insta al Estado Venezolano, particularmente al Consejo Moral Republicano, a velar por el efectivo respeto y garantía de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional.

•Exhorta al Ministerio Público, para que intente las acciones a que hubiere lugar contra los funcionarios públicos involucrados en hechos de violencia, para hacer efectiva las responsabilidad civil, laboral, militar, penal, administrativa o disciplinaria en que hubiere incurrido dichos funcionarios con motivo del ejercicio de sus funciones (Art. 280,281y 286).

•Exige al Poder Judicial, que conozca de las causas y asuntos que son de su competencia y que le correspondan en el conocimiento de las violaciones de los Derechos Humanos, recordándoles su independencia ante los demás poderes que garantizan la vigencia y el equilibrio del Estado de derecho, y que la potestad de administrar justicia emana de los ciudadanos y ciudadanas para que se imparta en nombre de la República y por autoridad de la Ley.

Encomendamos esta preocupante situación a la Virgen de Coromoto patrona de Venezuela y exhortamos a todos los sectores a trabajar por la paz, la concordia social, el respeto irrestricto a la vida sagrada de todo ser humano y a orar en todos los ambientes clamando a Dios por Venezuela.

+ Mons. Roberto Lückert

Presidente de la Comisión

de Justicia y Paz de la CEV.

Read More

Día Mundial del Refugiado: por una cultura del encuentro

Tan sólo en 2016, la Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) reportó que, a nivel mundial, cerca de 60 millones de personas se vieron forzadas a salir de su país por situaciones de violencia provocadas por la guerra, desigualdades sociales, pobreza, falta de empleo, entre otras.

En el marco del día mundial del refugiado, cabe recordar el mensaje del Papa Francisco, en el que invita a “dar la bienvenida, para proteger, promover  e integrar” a los refugiados, quienes salen de su lugar de origen en busca de paz, seguridad y oportunidades. 

“Siento la necesidad de expresar especial preocupación por la naturaleza forzada de muchos movimientos migratorios contemporáneos, lo que aumenta los desafíos que se presentan a la comunidad política, a la sociedad civil y a la Iglesia” parte del discurso del Obispo de Roma a los participantes en el foro internacional sobre Migraciones y Paz.

En este sentido, Caritas, la caricia de la Iglesia Católica a su pueblo, ha realizado diversas acciones en torno a la acogida de los refugiados en diversas partes del mundo. Campamentos, atención médica y alimentaria, ropa, apoyo psicológico son sólo alguna de las tareas que Caritas implementa, por ejemplo, en países de Medio Oriente y África.

“Nuestro futuro está en la lucha contra las verdaderas causas que hacen que las personas abandonen sus hogares y, mientras tanto, debemos poner en mucha la apoyo humano para ayudar los que llaman a nuestra puerta. La Iglesia Católica es clara, no podemos seguir mirando de lejos cuando la gente está tan desesperada que pone en riesgo la vida de sus hijos, y su propia vida, para tener una vida mejor” Mons. Luc Van Looy, presidente de Caritas Europa.

 Además, Caritas buscar crear conciencia en la población sobre la realidad de los refugiados y migrantes, mediante la campaña Comparte el Viaje (Share the Journey), la cual dará inició en septiembre de 2017 y tendrá una duración de dos años. Dicha acción responde la petición del Papa Francisco para promover “la cultura del encuentro”. 

Read More

En Leticia será el III Encuentro de la Red Eclesial Panamazónica Colombia

Bogotá, junio 13 de 2017. Del 19 al 24 de junio se reúnen más de 100 personas pertenecientes a la Red Eclesial Panamazónica REPAM Colombia, para profundizar en la realidad de la Amazonia Colombiana y definir estrategias de trabajo conjunto para el cuidado del Bioma Amazónico.

Este espacio de diálogo, que contará con la presencia de la comisión de Obispos de la Amazonia  busca fortalecer la identidad de REPAM Colombia a la luz de la Laudato Si, como camino  para la reconciliación con la creación y protección de la Amazonía colombiana.  De igual manera pretende fortalecer el trabajo en comunión de iglesia para lograr acciones más efectivas como red y acordar la implementación del plan de acción conjunto de la misma.

Dentro de la agenda de trabajo,  se examinará la realidad de los territorios y de las Iglesias locales en las tres subregiones de la amazonia que integra a 12 jurisdicciones eclesiásticas del sur del país.

Reconciliación con la creación 

Se desarrollará el panel reconciliación con la creación el cual contará con la presentación de  Monseñor Joselito Carreño, Obispo de Puerto Inírida, Cesar Baratto, teólogo y responsable de la familia  Franciscana, docente en la Universidad Santo Tomas,  quienes analizarán los aportes de la reconciliación con la creación desde el Laudato Si. También se contará con la participación de  Armando Valbuena, asesor de la Organización Nacional Indígena de Colombia-ONIC (indígena del pueblo Wayu), quien hará un análisis de la ecológica desde los pueblos indígenas.  Este espacio finalizará con la intervención de Anitalia Ti jachi Kulluedo, líder Uitoto, quien aborda la reflexión sobre reconciliación entre pueblos indígenas e Iglesia.

Durante la jornada se efectuará una salida pedagógica a Puerto Nariño y alrededores (Amazonas) con el fin de realizar  una aproximación a la realidad de este municipio e identificar desafíos y respuestas de la comunidad y la Iglesia local.

Como producto final del encuentro, se espera la concreción de un plan de acción, que desde esta RED, haga frente a algunos de los principales desafíos de la realidad Amazónica Colombiana. 

¿Qué es la REPAM?

La Red Eclesial Panamazónica –REPAM- es una plataforma que se compone de múltiples referentes de la Iglesia Católica (instancias locales, nacionales, regionales e internacionales, obispos, sacerdotes, religiosas-os, congregaciones, instituciones, misioneros-as) que trabajan en el acompañamiento y la defensa integral de los territorios y derechos de grupos vulnerables, con especial atención en los pueblos indígenas y otros grupos poblacionales, desde la promoción de la fe y del diálogo de saberes, para impulsar alternativas de vida de acuerdo a las propias perspectivas de los pueblos y comunidades que habitan en el territorio Pan-amazónico. Es la convergencia de los países de Latinoamérica que posee  territorio amazónico Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Guyana, Guayana Francesa y Surinam.

Read More