Caritas participando en red para reducir el Riesgo de Desastres

Caritas Chile junto a diversas organizaciones de la sociedad civil se reunieron con el Secretariado Global de la Red de Reducción del Riesgo de Desastres, GNDR, para intercambiar experiencias de trabajo y fortalecer alianzas. 

El encuentro se realizó en las oficinas de Caritas Chile y contó con la participación de ONG Inclusiva, ACHNU, Movidos por Chile, Fundación para la Superación de la Pobreza, ONG Sinergia, GNDR y el equipo del Programa de Medioambiente, Gestión del Riesgo y Emergencias, MAGRE, de Caritas Chile.

En la ocasión, los representantes de las organizaciones que trabajan la temática de reducción del Riesgo de desastres, compartieron experiencias de trabajo y evaluaron los avances y desafíos actuales que tienen para realizar un trabajo efectivo con las comunidades. 

Al respecto, Lorenzo Figueroa, Director de Caritas Chile, señaló que: “Las redes ayudan a traer una dimensión ética a un desarrollo que ha sido muy economicista y que ha generado muchos problemas medio ambientales. Los grandes desastres afectan siempre a los más vulnerables y por ello, contar con una red para el abordaje del desastre tiene que ver con la mirada global de los problema ambientales que van muy ligados. Es el trabajo colectivo el que nos permite compartir los conocimientos y avanzar por el bien de la comunidad”. 

En tanto, Marcus Oxley, Director Ejecutivo de GNDR, señaló que: “Los desastres naturales son oportunidades para un trabajo más inclusivo y eso es lo que debemos tomar. Deben enseñarnos a trabajar por un desarrollo sostenible, diseñar programas basados en la afectación que lleven a contar con una comunidad resiliente, fuerte. Las ONG’S deben entender la importancia de trabajar en red, intercambiar experiencias y conocimientos para cumplir con los mandatos de prevención de desastres. Necesitan reflexionar sobre los marcos de trabajo con expertos y tener un pensamiento más crítico”. 

La Encargada de MAGRE de Caritas Chile, Catherine Mella, enfatizó el gran trabajo que se ha realizado en materia de Gestión del Riesgo de Desastres: “Vamos avanzando para lograr comunidades sostenibles, resilientes, un trabajo articulado, que permita el fortalecimiento de capacidades de respuesta y capacitación del riesgo. Somos parte de redes y tenemos como gran desafío hacer incidencia y lograr que la ONEMI coordine el trabajo con las comunidades. Nuestra tarea es relevar la voz de la gente, las comunidades, reconocer y valorar sus saberes en alianza con la comunidad, escucharlos para mitigar el impacto de los diversos desastres que ocurren en Chile y rescatar las buenas prácticas”. 

Finalmente, los representantes de GNDR agradecieron a Caritas la oportunidad de realizar este encuentro que permite la cultura de la colaboración y del aprendizaje que permita en conjunto construir un mundo más resiliente y sustentable. 

Fuente: Comunicaciones Pastoral Social Caritas 

CECh, 16/11/2017

Galerías Fotográficas 

– Caritas y GNDR 

Read More

Tras lluvias, Campaña de Cáritas benefició a 7 municipios de Guatemala

En los últimos dos meses del año, las lluvias que azotaron a diversos puntos de Guatemala han provocado la muerte de 28 personas, dejado 368 mil 600 damnificados y daños en 7 mil 218 viviendas, 129 carreteras, 27 puentes y 609 escuelas.

Además, las autoridades reportan a la agricultura como el sector económico más afectado, que reporta daños en 9 mil 252 hectáreas de diferentes cultivos. Ante la emergencia, las autoridades locales continúan brindando refugio y alimentos a la población.  

No obstante, en algunas localidades aún no llega la ayuda del gobierno. Como el del caserío Chicales, del municipio de Mazatenango, el cual tuvo graves daños luego del desbordamiento del Río Icán, que generó daños de cultivos.

En este sentido, Cáritas de Guatemala, en conjunto con otras organizaciones, entregó el día de ayer, 15 de noviembre, víveres a esta comunidad, los cuales fueron recaudados gracias a la campaña que lanzaron del 16 de octubre al 5 de noviembre, bajo el lema “¡Es momento de ayudar!”. 

Hasta el momento, la campaña de Cáritas Guatemala ha alcanzado a los municipios de Playa Grande, Nueva Concepción, Chiquimulilla, San Pedro Carchá, Mazatenando, Sayaxché, Morales, a las cuales se les entregó productos de primera necesidad.

Read More

CELAM y Cáritas América Latina presentes en la IV Conferencia Mundial sobre la erradicación sostenida del trabajo infantil

Entre el 14 y 16 de noviembre de 2017,  delegaciones de Pastoral del Mundo de Trabajo, Programa Centralidad de la Niñez, ambos adscritos al Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y Cáritas América Latina y el Caribe, invitados a través de Cáritas Internacional, participaron en la IV Conferencia Mundial sobre la erradicación sostenida del trabajo infantil, realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Gobierno de Argentina en la ciudad de Buenos Aires.

Víspera a esta actividad, desde el Programa Centralidad de la Niñez, mancomunidad entre CELAM, World Vision y Pastoral da Criança Internacional, se animó un primer diálogo de especialistas de trabajo infantil y organizaciones basadas en la fe, donde Alejandro Cussianovich (Ifejant Perú), Javier Quesada (Cáritas Argentina) y Jorge Valladares (World Vision Honduras) disertaron sobre el tema y establecieron un cronograma conjunto para la realización de encuentros virtuales consultivos y de participación para abordar de manera integral el problema del trabajo infantil a la luz de la palabra, el ecumenismo y el diálogo interreligioso que permitan escuchar las diferentes voces de las iglesias y organizaciones basadas en la fe, cuyo corolario se dará a través de un Foro Latinoamericano y Caribeño para el año 2018.

Durante la apertura de este importante evento, se contó con la participación de Monseñor Vicenzo Turturro, Secretario de la Nunciatura Apostólica de Argentina, quién llevo a los presentes un mensaje del Papa Francisco donde resaltó el aprecio que el Santo Padre hace sobre los esfuerzos los organizadores y participantes hacen en favor de los niños hacia los que “Dios manifiesta un amor de predilección”.

Igualmente el Papa Francisco animó a las organizaciones, empresarios, políticos, activistas, observadores e invitados allí congregados a  que “Con diálogo, creatividad, vigor, sepan encontrar caminos para alcanzar metas de desarrollo sostenible, erradicando el trabajo infantil en todas sus formas, insistiendo especialmente en las causas que lo originan”.

En el marco de esta IV Conferencia las organizaciones participantes están llamadas a asumir compromisos de manera concreta a través de lo que ellos han denominado Promesas. En este sentido la Iglesia Católica, en la figura de Cáritas Internacional como consultora permanente en Ginebra ante la OIT, representada en este evento por Javier Quesada (Argentina) y María Suelzu (Italia), hizo llegar sus promesas, que por ende el equipo promotor del diálogo entre las iglesias asumirá también como líneas estratégicas.

Entre estas promesas que como Iglesia Católica asumimos a partir de ahora respecto al trabajo infantil, destacan: 

1.-  Fortalecer acciones de prevención y erradicación del trabajo infantil promoviendo la escolarización inmediata de niñas y niños en contextos de pobreza. 

2.- Incidir en espacios gubernamentales y no gubernamentales responsables de programas para establecer alianzas estratégicas que erradiquen el trabajo infantil.

3.- Generar estrategias de concienciación con empresarios y empleadores realizando acciones puntuales de capacitación y sensibilización utilizables también con las pastorales sociales y organizaciones basadas en la fe presentes en las Américas con las cuales compartir experiencias para poder replicar y multiplicar.

Read More

Cáritas América Latina y el Caribe: Somos una Iglesia en salida

En ciudad de Panamá, entre el 9 y el 13 de noviembre se llevó a cabo la reunión anual de la Coordinación Regional (CORE) extendida de Cáritas América Latina y el Caribe, donde se revisaron las líneas de trabajo y el plan de  para el 2018. 

La jornada contó con la participación del Presidente de la Región y el Secretariado Latinoamericano (SELACC), Mons. José Luis Azuaje; el coordinador regional de Cáritas, el pbro. Francisco Hernández; los coordinadores de las cuatro zonas de la región (Bolivariana, Camex, el Caribe y Cono Sur) y los coordinadores de los equipos de trabajo que conforman la Secretaría Regional, entre otros miembros.  

Luego de cuatro días de trabajo, los participantes evaluaron el trabajo realizado durante este año y se llevan el reto de seguir fortaleciendo los ejes transversales  de Equidad entre Hombres y Mujeres, Incidencia, Comunicación y Espiritualidad e Identidad; en cada una de sus áreas, así como la planeación de la agenda de trabajo del 2018.

También hubo un espacio para revisar los documentos surgidos de tres encuentros importantes este 2017: los 50 años de la encíclica Populorum Progressio, realizado en agosto en El Salvador; los Movimientos Sociales, en Perú, en septiembre y el de Mujer, Objetvos de Desarrollo Sostenible (ODS) e Incidencia, en noviembre en Panamá. 

Ante los fenómenos naturales y sociales que aquejan Latinoamérica y el Caribe, se presentaron los escenarios de los países principalmente afectados. México, con los sismos; el Caribe, por el paso de huracanes;  y Venezuela con la grave crisis económica, social y política que enfrenta.

Finalmente, los miembros de la CORE realizaron la planeación del XIX Congreso de Cáritas de América Latina y el Caribe que se realizará en febrero de 2019 en Honduras. 

Read More

Si de caminar se trata

Algunos desafíos de los pueblos indígenas a la Iglesia

La convocatoria de un “sínodo panamazónico” ha supuesto una gran alegría para nosotros. Sínodo significa “caminar juntos”. Y, aunque necesitamos la ayuda de expertos que nos orienten, es preciso que todos los cristianos nos sintamos urgidos a poner nuestro granito de arena: nuestras búsquedas, tentativas, errores y aciertos en el seguimiento de Jesús, acá, en la panamazonía. Consideramos que es preciso que la mayor cantidad de personas e instituciones puedan contribuir con sus saberes, un saber que nace del corazón, al modo de pensar indígena. De ahí que nos atrevamos a poner por escrito algunas de las cuestiones que deseamos compartir. Nos marcamos un doble objetivo: por un lado, cuando uno comparte se obliga a pensar lo que pone en común; por otro lado, poder escuchar a otras personas que quieran aportar.

Y si de caminar se trata, caminar es una metáfora querida para muchos pueblos amazónicos. Nosotros nos vamos a circunscribir al pueblo kukama, con el que nos hemos acompañado mutuamente durante parte de nuestra vida. Los kukama son un pueblo tupí-guaraní que habita los cursos bajos de los ríos Ucayali, Marañón y Huallaga, además de las periferias de las ciudades amazónicas peruanas. Pero también se encuentran en la frontera con Colombia y en Brasil. Nosotros hemos acompañado al pueblo kukama en el río Marañón, en Perú. Cuando nace un niño se dice que “está llegando”, “ya llegó”. De igual manera, cuando se acerca la muerte, las personas lo viven como un viaje. Cuando una persona está moribunda en realidad lo que sucede, desde el punto de vista kukama, es que se va despidiendo de sus familiares en la tierra y vienen sus familiares difuntos a buscarle para llevarle a vivir con ellos. Es como un cambio de familia: de los que están en la tierra, a los que están más allá de la muerte. Si una persona viaja lejos y no vuelve a dar señales de vida es una forma de muerte social porque ha terminado las relaciones sociales con sus conocidos. De tal modo, que su nombre nunca más se vuelve a pronunciar en público. Pero lo normal es que alguien que viaja lejos de algunas señales de vida. Ahora con los celulares es más fácil. De hecho, con el crecimiento económico en Perú, que se ha concentrado en la costa, muchos kukama han migrado de sus comunidades a Lima u otros destinos de la costa. Pero lo habitual es establecerse junto con algún familiar en el nuevo destino. Los celulares y las transferencias bancarias hacen que la familia continúe teniendo un peso importante. Es una forma de conjurar la muerte social.

Las distancias y los tiempos se han acortado. Algunos de los migrantes en Lima regresan al río Marañón para ser tratados por algún chamán. Y cuando han restablecido la salud regresan a su lugar de trabajo. Lo del celular es simpático. Conocemos el caso de una familia yagua muy ilustrativo. La tía vive en Iquitos, es catequista en nuestra parroquia. La abuela vive en Pebas (río Amazonas, Perú) y el nieto veinteañero, en Lima. Vía whatsApp hemos visto cómo el nieto conversaba en yagua con su abuela, desde el celular de la tía en Iquitos. Esto plantea nuevos retos, también para la iglesia. Si pretendemos “caminar juntos” ahora tenemos muchas más redes de comunicación que hace algunos años. Es cuestión de que sepamos aprovechar las oportunidades.

Pero estas redes no nacen en el presente. El comercio a larga distancia siempre ha sido posible, incluso en épocas precolombinas: el curare tikuna estaba presente entre los grupos del alto Amazonas, del Ucayali y Napo. O las relaciones lingüísticas entre los jíbaro, kichwa y waorani, por dar dos únicos ejemplos. Un periodo convulso en la Amazonía fue la época del caucho. Esto dispersó a muchos pueblos indígenas. Para continuar con el pueblo kukama, sabemos que hay una quebrada y una comunidad con el nombre Cocama en el departamento de Madre de Dios. Conocemos la historia de una mujer kukama que se casó con un kichwa del Pastaza y vive desde entonces en territorio ecuatoriano. Es conocido el traslado de parte del pueblo kukama por el Amazonas, habiendo asentamientos kukama tanto en Brasil como en Colombia, además de en Perú. Un sínodo panamazónico también debe pensar en estas dispersiones fruto de la historia y la iglesia puede ayudar a establecer lazos entre gentes del mismo pueblo que habitan en territorios diferentes. Es conocido que muchos pueblos viven a ambos lados de las fronteras de los países. De ahí la gran importancia de lo panamazónico. Se rompe con la idea del estado-nación y se establecen alianzas superiores. La iglesia, una institución global, puede volver a conectar pueblos indígenas que se vieron disgregados con la configuración de los estados-nación y la hecatombe del caucho.

Nos sentimos interpelados por este “sínodo panamazónico” y consideramos que es fundamental que aportemos entre todos y establezcamos redes más sólidas donde la información fluya de forma más horizontal. Hemos pensado en una serie de 8 notas breves que acompañen a esta introducción que irá desgranando algunos temas que nos preocupan. Es evidente que hay muchísimos más temas, pero esta serie está pensada así. Es conocido que, para los amazónicos, todo tiene espíritu, lo que distingue a unos seres de otros son los cuerpos. Una segunda nota introductoria versará sobre cómo llegamos a la convicción de la necesidad de la pastoral indígena y la importancia que tiene en la iglesia. En segundo lugar, consideraremos la situación de una mujer, en su lecho de muerte, que se casó con “un palo de escoba” y que desde el punto de vista indígena es perfectamente comprensible, aunque a los occidentales nos deje perplejos. La situación de otra mujer que se casó en su lecho de muerte para conjurar la brujería, algo que no consiguió pero, al menos, murió en paz. El acompañamiento que realizamos a varias organizaciones indígenas con el tema de la hidrovía amazónica y los retos que estos megaproyectos nos provocan. Las preguntas y constataciones que hemos realizado con los seminaristas y los desafíos para la iglesia panamazónica. Los (des-)encuentros interculturales en el sacramento de la confesión para poder acompañar a quienes se acercan, sobre todo en las ciudades, toda vez que un porcentaje muy alto de indígenas habitan las ciudades amazónicas. Las vueltas y revueltas que hemos dado acompañando al pueblo kukama en su defensa de un medio ambiente sano en una provincia petrolera. Y una última nota sobre el demonio en un asentamiento humano en la ciudad. Un tema al que no se le da la debida importancia y para los pueblos indígenas supone un desafío de la alteridad de grandes proporciones. Hay más temas, pero para empezar hemos pensado esta pequeña serie de notas. No pretendemos que estén de acuerdo, ese no es el objetivo, sino como un instrumento para que nos ayuden a conversar entre muchos. Ojalá nos animemos unos a otros a “caminar juntos”, tal como podemos traducir la palabra “sínodo”.

Manolo Berjón

Miguel Angel Cadenas

Agustinos – Iquitos (Perú)

Read More

Algunos desafíos de los pueblos indígenas a la Iglesia

FÚTBOL, BIBLIA E IDIOMA CASTELLANO EN EL PUEBLO KUKAMA o sobre cómo llegamos a descubrir la pastoral indígena.

Cuando llegamos por primera vez al Marañón, hace más de dos décadas, lo primero que experimentamos fue la incomunicación: no comprendíamos el habla de la gente. El primer golpe fue en la ciudad de Iquitos, aunque un golpe suave. A la semana viajamos a Nauta, una ciudad fundada por el kukama Manuel Pacaya en 1830, la incomunicación se acentuó considerablemente. A la semana siguiente estábamos en nuestro nuevo destino: Santa Rita de Castilla, en medio del pueblo kukama. Y la sensación de comunicación era enorme, pese a que los kukama actuales tienen como lengua materna el castellano. La visita a las comunidades nos pareció estar en otro mundo. 

Acostumbrados a decir lo que a uno le parece nos costó comprender la importancia de las ceremonias en la comunicación. Los saludos, las fórmulas repetitivas…, nos parecían como de otro tiempo. Más tarde nos dimos cuenta que el propio lenguaje crea situaciones. Ya habíamos estudiado eso de que “yo te bautizo…”, en una ceremonia en la iglesia, crea un nuevo cristiano. Pero ahora lo aprendido sobre “cómo hacer cosas con palabras” nos pareció mucho más intenso en la selva. La importancia de la bendición, y la necesidad de no pronunciar, bajo ningún concepto, una maldición. Con constancia, esfuerzo y paciencia de parte de nuestros interlocutores indígenas fuimos aprendiendo a comunicarnos un poco mejor. 

Después comprendimos que la misma palabra tenía significados diferentes. “Préstame tu machete” para nosotros significaba: “cédeme tu machete” por un tiempo limitado. Para los kukama el prestatario se hace dueño del machete. De ahí que sea de mal gusto requerir la posesión del machete por parte de su dueño. Esto nos costó mucho tiempo comprenderlo y nos llevó a investigar en el idioma kukama. El descubrimiento del idioma fue toda una revelación. Poco a poco nos fuimos acostumbrando. O mejor, desde el punto de vista indígena: nos fueron domesticando. El tomar masato (cerveza de yuca) fue toda una lección de domesticación. 

EL FÚTBOL

Todas las tardes se juega a fútbol o futbito. Infaltable. El campo de fútbol está en medio de la comunidad. Da la sensación de pisar un terreno seguro. El primer día que jugamos todo fue bien. El segundo día recibimos algunas patadas, que atribuimos a malos cálculos. El tercer día recibimos más golpes. No se detenía la pelota y nadie reclamaba falta, lo que nos sorprendía. Entonces no le dimos importancia. Después comprendimos que la fuerza es un elemento clave para los kukama. Su forma de jugar a fútbol es una demostración de habilidad y fuerza. El débil no tiene oportunidad. Mucho más tarde averiguamos que se coloca un sapo en la portería para que no entre la pelota, o un chamán puede hacer que el contrario se caiga y se lesione…

¿Por qué hablar de fútbol? Sabiendo que es un juego venido de fuera, entonces podemos caer en la cuenta de una característica indígena fundamental: apropiarse de lo extraño para continuar siendo indígena. De esta manera se apropiaron del futbol (juego extranjero) para continuar siendo indígenas (juegan a su manera). De ahí la importancia de que el campo de fútbol ocupe el centro del pueblo. Lo externo (el fútbol) se sitúa en el corazón para continuar siendo indígenas.

Los campeonatos de fútbol son fundamentales. Un Animador Cristiano nos contó que uno de sus hijos, de 16 años, fue a jugar a futbol a otra comunidad. Llegó tarde en la noche y de frente se metió en su mosquitero para dormir. En la mañana siguiente salió del mosquitero normal, fue al río a acarrear el agua, pero su madre estaba molesta, aunque no le decía nada. Al llegar la hora del desayuno apareció una señorita que salió de su mosquitero. La presentó como su mujer. El fútbol es mucho más que un deporte. Hace que los jóvenes viajen a otras comunidades y no son pocas las familias que se han constituido o reunido en un campeonato de fútbol.

LA BIBLIA

La señora Miguelina no sabía leer ni escribir, nunca había ido a la escuela. Pero tenía una gran sabiduría y fue una gran partera. Cuando ya estaba enferma un día nos hizo llamar. Acudimos y nos pidió una Biblia. Éramos conscientes que ella no sabía leer ni escribir. Entonces, ¿para qué la quería? Muy sencillo: para colocarla debajo de su almohada. Los kukama, tradicionalmente, colocaban la hoja del toé debajo de la almohada para que les haga soñar. La señora Miguelina quería que Dios le hiciera soñar y la forma más apropiada era colocar la Biblia debajo de la almohada.

Dicho así pareciera no tener mucha importancia. Lo que sucede es que para los indígenas el mundo no es únicamente lo que vemos, sino que existen otros mundos donde habitan otros seres. Dios, para los kukama, habita en el cielo más alto. Los sueños vienen a ser una verdadera revelación. A esto convendría añadir que la Biblia se convierte también en protección. Si tenemos en cuenta que la señora Miguelina estaba enferma, es fácil de comprender que estaba pidiendo a Dios, a través de la Biblia, protección contra el mal (la enfermedad en este caso).

No pretendemos en estas notas breves extraer todas las consecuencias, tan solo queremos apuntar una dirección. El aprendizaje ha sido costoso. Se necesita de una gran paciencia. Pero cuando nos dimos cuenta que íbamos comprendiendo nos embargó una sensación de satisfacción, de saber qué está pasando, de poder compartir la vida con personas increíblemente sabias que también tuvieron mucha paciencia con nosotros. Eso no significa que sepamos todo, ni mucho menos, continuamos siendo unos humildes aprendices. De ahí la necesidad de una pastoral indígena.

Cada pueblo indígena es diferente. La diversidad es una de las características más importantes en la amazonía. Las notas que escribiremos a continuación están enraizadas en el pueblo kukama. Son experiencias nuestras. Posiblemente otros pueblos y otras gentes tengan experiencias diferentes. Sin embargo, nos parecen oportunas para una conversación entre gentes que caminan por la Amazonía. Es nuestra pequeña contribución a esta convocatoria del sínodo panamazónico. Esperemos que sirvan para conversar.

Manolo Berjón

Miguel Angel Cadenas

Agustinos – Iquitos (Perú) 

Read More

Brasil sedia o Encontro Bienal da Rede de Organizações Cristãs contra o Tráfico de Seres Humanos (COATNET)

O encontro que acontecerá entre os dias 10 e 14 de Novembro vai reunir pessoas do mundo inteiro e terá diversos painéis com discussões acerca de três pontos prioritários: o tráfico da indústria marítima, o tráfico de exploração trabalhista e o tráfico em situações de conflito/crise. O principal objetivo do encontro é melhorar a capacidade dos membros da Rede no desenvolvimento de estratégias de incidência política.

Representantes de vários grupos religiosos e organizações que trabalham para erradicar o tráfico de pessoas na América Latina e no Caribe vão compartilhar as experiências vividas no enfrentamento ao tráfico, entre elas a Aliança Anglicana e o Exército da Salvação. A partir deste evento a COATNET pretende implantar um banco de dados para compartilhar projetos.

 

Programação

A Cáritas Brasileira junto à Cáritas Internacional autua na organização do evento que terá sua mesa de abertura nesta Sexta-feira, às 9h no Salão Imperial V, do Brasília Imperial Hotel. O momento terá transmissão ao vivo pelo Facebook @caritasbrasileira e pelo Instagram Cáritas Brasileira.

Entre as reflexões que acontecerão nos dias de encontro, destacam-se os painéis temáticos Tráfico de pessoas na América Latina e no Caribe – contexto, desafios e oportunidades de incidência; Incidência e desafios globais: Pacto Global sobre Migração, rotas seguras e legais para refugiados e migrantes.

Tráfico de Pessoas

O tráfico de seres humanos é um fenômeno mundial que viola os direitos humanos e precisa ser enfrentado e combatido por todos os países. Trata-se de uma forma moderna de escravidão. A maioria das vítimas é composta por mulheres, crianças e adolescentes que são aliciadas para exploração sexual ou mão-de-obra escrava. A globalização — o fluxo intensificado de pessoas, capital e informação — gera grandes oportunidades no desenvolvimento internacional, mas também cria riscos e abre espaço para o crime organizado transnacional. O tráfico humano ocorre tanto no ambiente interno dos países quanto no âmbito internacional.

 No Brasil o tráfico de seres humanos se encontra como a terceira maior fonte de renda gerada pelo crime organizado, perdendo apenas para o tráfico de armas e drogas.

Sobre a COATNET

A Rede de Organizações Cristãs contra o Tráfico de Seres Humanos (COATNET) é constituída por diversas organizações católicas, protestantes e ortodoxas, além de congregações religiosas

Os membros compartilham um compromisso conjunto de trabalharem juntos para combater o tráfico de pessoas e ajudar as que são ou foram traficadas. As iniciativas da Rede Contra o Tráfico de Seres Humanos estão fundamentadas em valores e princípios cristãos compartilhados, como a inviolabilidade da dignidade humana, a solidariedade com os pobres e a não-violência.

Sobre a Cáritas Brasileira

A Cáritas Brasileira é uma das 164 organizações membro da Rede Cáritas Internacional. Com 60 anos de história no país, a Cáritas Brasileira é um organismo da Conferência Nacional dos Bispos do Brasil (CNBB) que atua como uma rede solidária com mais de 15 mil agentes espalhados por todo o território nacional. Os agentes Cáritas são em sua maioria voluntários e voluntárias que atuam em áreas como migração e refúgio, risco e emergências, infância e juventudes, economia solidária, comunidades tradicionais, mulheres e convivência com os biomas.

 

SERVIÇO

 

Salão Imperial V do Brasília Imperial Hotel

Setor Hoteleiro Sul – Quadra 3 – Bloco H – Brasília – DF

Mais informações sobre a programação completa

Assessoria de Comunicação da Cáritas Brasileira Jucelene Rocha

(11)98694-1616 | (61) 3322-0166 comunicação@caritas.org.br www.caritas.org.br

 

Read More

Cáritas urge por un desarrollo para “Que nadie se quede atrás”

Representantes de las Cáritas de América Latina y el Caribe, reunidos en el “Encuentro Mujer, Incidencia y Objetivos de Desarrollo Sostenible”, desarrollado en Panamá entre el 6 y 8 de noviembre, llaman a trabajar por un desarrollo más equitativo para “Que nadie se quede atrás”.

Durante los tres días de trabajo, los participantes concluyeron que las realidades de pobreza, desigualdad y violencia tienen “rostro femenino” y que, para comenzar a erradicarlas, es necesario la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en cada uno de los países de la región.

En el encuentro revisaron la situación que envuelve a la mujer (violencia, desigualdad y pobreza) de las Cáritas en las cuatro zonas (Bolivariana, Cono Sur, Caribe y Camex) en que divide el Secretariado Latinoamericano y del Caribe de Cáritas (SELACC)  y coincidieron que ésta influye en la creciente pobreza y falta de seguridad alimentaria.

Por tanto, una oportunidad para comenzar a erradicar estos males son los ODS, los cuales fueron acordados en 2015 en las Naciones Unidas, camino a la Agenda 2030 y en donde también participó Cáritas. “En este marco, el que la mayoría de nuestros países hayan firmado los Objetivos de Desarrollo Sostenible, son una señal de esperanza, pues creemos que éstos se constituyen como una herramienta valiosa para lograr un mundo más equitativo con igualdad de derechos para mujeres y hombres. Por primera vez en su historia la humanidad estaría en condiciones de erradicar el hambre, de allí que hacemos nuestro su lema: “que nadie se quede atrás”. Así mismo, extendemos a los hombres una urgente invitación a construir un mundo más equitativo”, señalan en un comunicado.

Finalmente, hubo un espacio para la capacitación de procesos de incidencia, en el plano político, que dé respuesta a las demandas de las comunidades y que va de la mano con la correcta implementación de los ODS. Por tanto, las representantes de Latinoamérica se comprometieron a “incidir desde nuestros países antes nuestros gobierno y organismos regionales, para hacer realidad los derechos que acompañan cada uno de los Objetivos, teniendo como base la ética en la función pública, y en el manejo de los bienes globales”.


Read More

Da inicio encuentro de Cáritas para promover la participación de las mujeres

Mujeres de las Cáritas en Latinoamérica y el Caribe participan en el Encuentro de “Mujer, seguridad alimentaria, erradicación de la pobreza e incidencia” que se lleva a cabo en la ciudad de Panamá, con el objetivo de compartir experiencias de trabajo e incentivar la incidencia de las mujeres.

Del 6 al 8 de noviembre, mujeres de las cuatro zonas de Latinoamérica y el Caribe (Bolivariana, Cono Sur, Camex y Caribe), que trabajan la pastoral social en sus países, y directores de las Cáritas, trabajarán para fomentar la incidencia de la mujer en el contexto de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza.

En el encuentro convocado por el Secretariado Latinoamericano y el Caribe de Cáritas (SELACC) y el Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL), los participantes también revisarán las condiciones de la mujer y  cómo participan en temas relevantes de la región (migración, seguridad alimentaria, violencia, salud e incidencia política), para seguir fomentando dicha actividad. 

Además, hay un espacio para dialogar sobre los Objetivos de Desarrollo Sustentables (ODS), los cuales pertenecen a la Agenda 2030, en donde participa Cáritas.

Read More

Red CLAMOR lleva la voz de la Iglesia a la consulta sobre Refugio organizada por ACNUR

Bajo la premisa que una las realidades más interpeladoras de nuestro continente es la situación de millones de hermanos y hermanas que víctimas de la violencia o la persecución política,   se ven obligados a huir de sus países y solicitar refugio en otra nación, donde anhelan encontrar una oportunidad para vivir dignamente, la Red CLAMOR llevó la voz de la Iglesia Católica Latinoamericana y caribeña en la consulta realizada por el Alto Comisionado para refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR) en  San Pedro Sula, Honduras como parte del diálogo que ha iniciado de cara al Pacto Global sobre Refugio y Migración a realizarse en el 2018.

 

El vocero de la delegación de CLAMOR fue Monseñor Álvaro Ramazzini, Obispo de San Marcos, Guatemala, quien hizo lectura de un documento fijando la posición de la Red CLAMOR la cual estuvo basada en la propuesta 20 Puntos de Acción que el Papa Francisco presentó a través del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral basado en los 4 Verbos de los que habla el Papa Francisco: acogida, protección, promoción e integración.

En el documento presentado se sostiene que “Cada refugiado o refugiada, más que una estadística que engrosa los documentos de los órganos oficiales, es un ser humano, que debe ser respetado y promovido en su dignidad y derechos”.

En cuanto a los 4 verbos, la propuesta de la Red CLAMOR es:

a) Acogida: Buscamos aumentar las rutas seguras y legales para la Migración y el Refugio. Con especial énfasis en el principio de no devolución, lo cual implica, evitar la expulsión colectiva y arbitraria de migrantes y refugiados. El proceder debe partir de las consideraciones humanitarias de las personas que huyen por razones de violencia de sus países, para no ser devuelto de manera abusiva a un lugar que se considere de riesgo para su integridad personal. 

b) Protección: Queremos fortalecer la luchar por la defensa de los Derechos y la Dignidad de personas Migrantes y Refugiadas. En esta parte, la Red CLAMOR considera que la población refugiada debe contar con el goce efectivo de sus derechos en igualdad de condiciones que la población nacional. Los migrantes y refugiados se enfrentan a múltiples obstáculos, en particular, vacíos legales debido a la falta de regulación y lineamientos claros, pues muchos tienen dificultades legales para acceder a bienes y servicios básicos (bancos, colegios, hospitales, trabajo, inmuebles, etc.).

c) Promoción: Nos comprometemos a contribuir para el fomento del desarrollo humano integral de las personas migrantes y refugiadas. De allí la imperiosa necesidad de evitar conformarnos con medidas meramente asistencialistas o la ayuda humanitaria durante las emergencias, estas son necesarias pero deben ir acompañadas de programas y políticas que permitan el desarrollo integral. 

 En este sentido, CLAMOR hace un llamado para que los Estados generen políticas públicas responsables e integrales, donde se promueva una inclusión social de los refugiados para que puedan ejercer su oficio en las comunidades de acogida. Por ello, es importante asumir políticas menos restrictivas que garanticen tanto la igualdad como una posibilidad más amplia para ejercer la ciudadanía y la promoción humana en los lugares de acogida.

d) Integración: Buscamos una mayor participación de las personas migrantes y refugiadas que hagan posible la convivencia armónica y enriquecer las comunidades locales de acogida, tránsito y refugio, donde fundamentalmente sea prioritario adoptar un lenguaje que fomente la solidaridad y la hospitalidad de migrantes, solicitantes de asilo y refugio, evitando verles como competencia o amenaza en los países de tránsito y destino. Los medios de comunicación y líderes políticos tienen un papel fundamental para transformar este imaginario colectivo.  Además los espacios de intercambio entre quienes llegan y quienes acogen deben servir para favorecer una cultura del encuentro que permita entender los beneficios que trae la integración.

En esta importante consulta, también estuvieron Monseñor Guillermo Ortiz, Presidente de la Dimensión de Movilidad Humana de México y Monseñor Ángel Garachana Pérez, Obispo de San Pedro Sula, junto con representantes de las diversas organizaciones de la Iglesia que conforman la Red CLAMOR.

Para Luis Enrique Pinilla, Secretario Adjunto del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) de América Latina y el Caribe, considera que como primer desafío para las organizaciones que hacen parte de la Red Clamor  es que “Desde nuestra experiencia de trabajo con refugiados y migrantes podamos de alguna manera sensibilizar a los Gobiernos Nacionales que son los que en última instancia son quienes negociarán este Pacto ante la ONU y son los Estados quienes tienen únicamente voto y ahí va estar el Estado Vaticano como representante nuestro, pero sin duda la Red tiene un deber en esto, en tratar  que las preocupaciones que nosotros consideremos más importantes como Iglesia sean consideradas por los Gobiernos nacionales quienes votan y suscriben estos pactos, de manera  que el reto es  tener canales de interlocución con ellos y que ellos puedan acoger algunos mínimos que nosotros consideramos deben quedar incluidos en los pactos que se firmen”.

 

Para el Padre Leonir Chiarello, Director Ejecutivo de la Red Internacional de Migración Scalabriniana y representante permanente de migración ante la ONU en New York y miembro de la delegación de la Red CLAMOR, afirma que “Es un momento muy valioso para como Iglesia hacer escuchar el clamor de los Refugiados e incidir ante el sistema de Naciones Unidas”.

El Padre Chiarello, quien estuvo presente, describe: “Ramazzini fue el único que fue interrumpido por un fuerte aplauso. Presentó una motivación para leer el documento y fue “al grano” del compromiso de la comunidad internacional para la protección de las personas refugiadas. Nos queda el compromiso de fortalecer nuestra colaboración con los Estados, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil, incluyendo las organizaciones eclesiales”

Con los Pactos de Refugio y Migración, además de comprometer a los Gobiernos a la toma de decisiones de políticas públicas en esta materia, se busca sensibilizar a la ciudadanía, evitando con ello conatos de xenofobia, para convocar a una cultura del encuentro, por ello, para Pinilla “Como organizaciones de fe que somos responsables de promover desde el testimonio y el amor cristiano, desde el ejemplo del Evangelio que nos enseña la necesidad del acoger y recibir al peregrino, es como nuestro fundamento y a partir de eso se puede trabajar, además de resaltar las experiencias de intercambio de culturas y de desarrollo económico que los migrantes y refugiados nos han aportado. América Latina es una región de mezclas, de intercambio de saberes y nosotros somos producto de ello y es allí donde podemos encontrar los argumentos”.

 

Read More