Voces de la Asamblea Eclesial

Vida institucional
26 noviembre, 2021

En su cuarto día, la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe avanza con nutridas reflexiones, opiniones y propuesta por parte de los y las asambleístas, las cuales buscarán desembocar en propuestas concretas y se van presentando en un resumen todos los días, a través de una conferencia de prensa.

A continuación, te compartimos algunos aspectos claves surgidos de dichas conferencias:

El cardenal Leopoldo José Brenes, vicepresidente del CELAM, afirmó que la Iglesia continental tiene una deuda con Aparecida. “Es tiempo de acoger la llamada del Espíritu Santo, mantener dispuesto el corazón y la menta para emprender una nueva ruta para escuchar el llamado a la misión que acepta con valentía los desafíos de la realidad y el mismo Evangelio”.

María Inés Vieira, presidenta de los Religiosos brasileños, comentó que el protagonismo de los jóvenes se considera una punta de lanza para tener en cuenta desde esta Asamblea. En Brasil, lo que el cardenal denuncia también está presente. “No podemos quedarnos sólo en la escucha, tiene que haber respuesta, lo que más esperamos de esta Asamblea Eclesial es que podamos unirnos en torno a respuestas concretas”, insistió la religiosa brasileña. Junto a ello, la importancia de discernir,” estamos perdiendo la juventud, el protagonismo de las mujeres y los pobres”, insistió. De ahí la necesidad de pistas pastorales concretas, porque sin respuestas los procesos sinodales se vacían rápidamente. También llamó a superar la lacra del clericalismo.

Yamille Morillo, joven dominicana participante en la asamblea, declaró estar ante una oportunidad para retomar todo lo vivido por los jóvenes en los últimos años y comenzar a realizar acciones concretas. “Se trata de una Asamblea que es considerada por el padre Ferro como un Kairós, un tiempo de profundo conversión que exige caminar juntos, una Iglesia en salida, misionera, misericordiosa, pero sobre todo que escucha, particularmente aquellos que están en las periferias”.

El cardenal Álvaro Ramazzini señaló la problemática que se vive a causa del narcotráfico, la guerra de los cárteles, su trabajo fronterizo entre su Diócesis de Huehuetenango y la de San Cristóbal de las Casas en México- Alguien que participó de la Conferencia de Santo Domingo, del Sínodo de América y de Aparecida, dice haber ido viendo el desarrollo de una iglesia en América Latina y el Caribe que quiere estar muy atenta a los signos de los tiempos y que quiere dar respuesta a problemáticas muy concretas, ante una realidad que nos interpela.

El cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay, afirmó que la misión de la Iglesia es evangelizar, hacer los valores del Reino y del Evangelio presentes y que puedan funcionar en sociedad. De acuerdo con el cardenal Gracias, “en estos tiempos los gobiernos juegan un gran papel, en cuanto políticas y formas de gobierno y maneras de pensar, incluso en las mejores democracias”. En su opinión, “la Iglesia latinoamericana ha jugado el rol como oposición del gobierno en muchos lugares, sin ni siquiera estar en un parlamento”.

Faltan dos días para que termine este importante evento de nuestra Iglesia Latinoamericana y el Caribe. No te pierdas las transmisiones en vivo que tenemos en nuestra página de FACEBOOK.




Entradas Recientes