Organizaciones lanzan Programa Centralidad de la Niñez en Guatemala

Desarrollo Humano Integral y solidario
5 septiembre, 2022

Guatemala, 06 de septiembre de 2022. Ante la vulnerabilidad de la niñez y la falta de atención a este importante sector de la población Fe y Alegría, World Vision, Conferencia de Religiosas y Religiosos de Guatemala (CONFREGUA), Asociación Nacional de Colegios Católicos (ANACC), la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) y Cáritas Guatemala, firmaron un convenio para coordinar acciones que impulsen el Programa Centralidad de la Niñez (PCN) en Guatemala, aunando esfuerzos y articulándonos con la Red Continental, a fin de contrarrestar las diferentes formas de violencia que vive la niñez en nuestro país.

El Programa Centralidad de Niñez es una iniciativa del Consejo Episcopal Latinoamericano –CELAM-, que busca unir las voluntades de la iglesia católica y las organizaciones basadas en la fe, para la prevención de la violencia contra la niñez a través de la incidencia, sensibilización, movilizaciones sociales y campañas que pongan en la palestra este tema.

“La pandemia sólo evidencio las brechas que Guatemala tiene para responder a las profundas necesidades que afecta a la niñez. Recordemos que Guatemala es un país joven, donde la población menor de 19 años alcanza un 42%”. Señaló Monseñor Ángel Recinos, obispo de la Diócesis de Zacapa y la Prelatura de Esquipulas y representante de Cáritas Guatemala.

Y es que, según estudios recientes, en el año 2021, 78,879 niños, niñas y adolescentes fueron repatriados, lo que evidencia que gran parte de la población sufre de privaciones extremas, falta acceso a los servicios básicos como educación, salud y oportunidades de desarrollo integral. Situación que se agravó por la pandemia.

El Covid-19 también marcó un retroceso en temas de protección a la niñez y adolescencia. Del 2020 al 2022 más de 49,910 niños, niñas y adolescentes quedaron huérfanos por causa de la pandemia, lo que sitúa a Guatemala como el país centroamericano con la tasa de orfandad más alta (75.8 por cada 10,000 niños, niñas y adolescentes). Y en los últimos años más de 108 mil niños y niñas abandonaron la escuela.

Así mismo, de enero a diciembre del 2021 hubo 2,124 embarazos de niñas de 10 a 14 años, siendo los departamentos con mayor cantidad de casos Alta Verapaz, Huehuetenango, Quiché, Petén, Guatemala y San Marcos. Según el marco legislativo, las relaciones sexuales con menores de 14 se consideran una violación sexual.

“La realidad de la niñez en Guatemala, es algo que nos compromete como iglesia y organizaciones basadas a en fe a unirnos y responder de una forma colectiva y conciliada, derivando cualquier barrera divisoria entre los diferentes sectores y religiones, y conciliar una mejor Guatemala para la niñez más vulnerable.” Indicó Nery Rodenas, director de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala.

Al evento asistió Marco Laguatasi, coordinador en América Latina el Programa Centralidad de la Niñez y quien representa a la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM), quien informó que el programa ya cuenta con una agenda colaborativa entre todas las organizaciones socias para la prevención de la violencia contra la niñez y la adolescencia.

Con este convenio, las organizaciones firmantes se comprometen a Impulsar oportunidades y estrategias para la incidencia pública en la prevención de la violencia y la promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, visibilizando sus voces y participación; promover prácticas de protección protocolos de buen trato y la promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y sus familias, y la potencializarían de sus capacidades desde las comunidades de fe.

“Bajo el slogan “0 Violencia, 100% TERNURA”, se unieron estas organizaciones para buscar incidir la vida de miles de niños y niñas en Guatemala, que hoy han sido marcados por relaciones abusivas y explotadoras, la negación a los derechos fundamentales, la negligencia familiar, social y estructural, las discriminaciones graves y la vulneración que situaciones como la pandemia han acrecentado” informó Marco Laguatasi.

“Lo que une a estas organizaciones es la causa de la niñez más vulnerable. Guatemala es uno de los países más cristianos en América Latina y el mundo. Es hora de evidenciar que juntos podemos dar una mejor respuesta a la situación de la niñez” puntualizó Mónica Ramírez, de World Vision Guatemala.

Las organizaciones participantes hacen un llamado a la unión y fortalecimiento del programa y la exigencia a las instancias correspondientes porque se garanticen los derechos de la niñez y adolescencia, para la prevención de las violencias. Así mismo invitan a la población guatemalteca a participar en las movilizaciones y actividades públicas que se realizarán en el marco de este convenio.




Entradas Recientes