La mujer como artesana de la paz y la reconciliación


8 marzo, 2017

Con la premisa del papel fundamental de la mujer en la construcción de la paz y la reconciliación en Colombia, la Pastoral Social Cáritas Colombiana lanzó una campaña para destacar el aporte de las mujeres en dicho proceso.

“Mujeres Artesanas de la Paz y la Reconciliación” es el título de la campaña, y en el marco del Día Internacional de la Mujer, celebrado el 8 de marzo de cada año, generará una serie de materiales en el que mostrará la labor de las mujeres como tejedoras de la paz y dinamizadora de los procesos de reconciliación del país.

En una de las entrevistas para esta campaña que realizó Cáritas Colombiana, la periodista Claudia Palacios, del equipo de CNN en Español, Canal Caracol, W radio y Canal Capital, explicó que, a pesar de los derechos adquiridos por la mujer, aún continúan situaciones de vulnerabilidad, sobre todo en el campo familiar y profesional. También resalta, el rol de la mujer en la construcción de paz y la reconciliación en su cotidianidad. 

“Las mujeres ya somos artesanas de la paz y reconciliación. Las mujeres tienen una forma más pragmática para sanar las heridas que dejan los victimarios que ha habido en Colombia. Contribuir para parar el baño de sangre. Para eso, las mujeres se valen del hecho de ser madre y dadoras de vida, también por el amor a la sociedad, el amor a la tierra, el medio ambiente, a la vida “manifestó Palacios

En el caso de Juana Pérez, Mayor de la Fuerza Aérea, directora de la Pastoral de Solidaridad Cristiana, expresó la necesidad de denunciar cuando presenciamos algún delito, o en el peor de los casos, se es víctima de este, porque no sólo atentan contra la condición de mujer, sino como de seres humanos. 

Además, señaló, es indispensable que haya una equidad no sólo entre hombres y mujeres, sino también con niños, adultos mayores y otros sectores de la sociedad, para que esto ayude a construir una sociedad más justa y armoniosa.

Por otra parte, comentó, las mujeres deben ser conscientes de sus capacidades, jamás sentirse inferiores, por el contrario, trabajar, sentirse orgullosas y ser constantes porque las cualidades que posee permiten que pueda realizar cualquier actividad. 

“Si desde ahora nos convencemos de que somos completas, perfectas, poderosas, armoniosas y felices, la sociedad nos va a querer mucho más (…) ser coherentes con nosotras mismas, de lo que pensamos, decimos, sentimos. Hacer lo que más nos gusta y hacerlo con todo el amor”, acotó Juana Pérez. 

 

 



Entradas Recientes