El Programa Centralidad de la Niñez fortalece su trabajo con la incorporación de tres nuevos socios continentales

Desarrollo Humano Integral y solidario, Dignidad, DDHH y Paz
6 agosto, 2020

Tres nuevos socios se incorporaron formalmente al Programa Centralidad de la Niñez. Se trata de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos y Religiosas (CLAR), la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC) y el Movimiento con la Niñez y la Juventud (MNJ), todas, organizaciones con base en la fe  y con un compromiso por los niños, niñas y adolescentes del continente.

Con ello el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), World Vision América Latina, Federación Internacional Fe y Alegría y el Secretariado Latinoamericano y Caribeño Cáritas (SELACC) amplían su estructura de relacionamiento, en el periodo 2020-2023, de cara a la conformación de redes de trabajo, formación, acciones significativas y de incidencia pública con los distintos sectores de la sociedad.

De este modo se fortalece el trabajo que a lo largo de 10 años viene realizando el Programa Centralidad de la Niñez (PCN) con la incorporación de la Vida Consagrada, el mundo educativo y el ecumenismo con el sector evangélico a través del MNJ.

En una ceremonia virtual, celebrada el 29 de julio, los directivos de las nuevas organizaciones socias, junto a los antiguos socios, hicieron la firma del convenio de cooperación cuyo objetivo se enmarca en acciones mancomunadas en pos de la prevención, protección y bienestar de la niñez y adolescencia.

Igualmente durante este evento se eligieron por consenso de las siete organizaciones a tres socios que asumirán el llamado Comité Ejecutivo, que se encargará de organizar, implementar y evaluar los proyectos surgidos dentro del PCN. Esta responsabilidad recayó sobre el CELAM, Federación Internacional Fe y Alegría y World Vision América Latina.

La Vida Consagrada celebra este convenio

De los nuevos socios, la CLAR es una de las instancias, en representación de toda la vida consagrada del continente. La hermana Gloria Liliana Franco, Presidenta, celebró este acuerdo, porque “cada vez estamos más convencidos de la importancia de hacer red con todos aquellos que compartimos las mismas pasiones, los mismos desvelos y las mismas opciones”.

“Poder hoy ser parte de esta familia ampliada que tiene una trayectoria, un camino que se ha validado por el testimonio, para nosotros es motivo de alegría”, apostilló la religiosa, quien también afirmó que en esta mancomunidad “ponemos nuestros cinco panes y dos peces, nuestra pequeñez, nuestra pobreza, pero también desde la convicción que los religiosos del continente tenemos una gran responsabilidad por los escenarios en los que estamos viviendo”.

Por su parte la hermana Daniela Cannavina, Secretaria General de la CLAR, reiteró que “uno de los horizontes más concretos de la vida religiosa es trabajar en comunión”, por tanto “creemos que este es un testimonio muy hermoso y grande” que permita “seguir fortaleciendo el empeño de la CLAR en la Comisión  de cuidado y protección de niños, niñas y adolescentes, sumándole también nosotros adultos vulnerables”.

 Los obispos ratifican su compromiso

Monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, Secretario General del CELAM, en nombre de los obispos de América Latina, dio la bienvenida a los nuevos socios y destacó que “este es un caminar juntos por la niñez hace parte del proceso de reestructuración y renovación pastoral de esta instancia eclesial”.

“Sobre todo en este ejercicio de ‘en-redarnos’, de trabajo respetuoso, generando y reconociendo estos espacios vitales en los que nos encontramos identificados con otros, por ello estamos comprometidos para estos temas tan importantes como lo es el trabajo por nuestros niños y nuestras niñas”, enfatizó.

De igual modo el prelado aseguró que esto es “un compromiso e imperativo moral” para quienes están llamados “a garantizar que los niños, niñas y adolescentes tengan las mejores condiciones de crecimiento, consolidación de su identidad y personalidad hacia un futuro del cual tendrán responsabilidad”.

World Vision América Latina apuesta a la unidad

“Desde World Vision América Latina agradecen a los nuevos socios su incorporación”, expresó el Pastor Harold Segura, director de Fe y Desarrollo de esta instancia y uno de  los fundadores del PCN.

“En estos años que hemos caminado juntos, hemos comprobado que la niñez une”, por eso “a partir de ahí vamos encontrando otros campos comunes de cooperación cristiana, servicio y sobre todo de proyectar nuestra fe hacia las poblaciones más vulnerables”.

En nombre del director de World Vision América Latina, Joao Diniz, “bienvenidos y bienvenidas”, puesto que “la firma de este acuerdo significa muchísimo para nuestra organización sobre todo por las posibilidades que tenemos de ampliar nuestro servicio por la niñez”.

Segura agregó que “añadir manos y corazones resulta necesario en estos momentos de pandemia en América Latina y el Caribe, en especial dar un testimonio de unidad cristiana, de ecumenismo” ante “las necesidades nuevas que se están presentando en esta situación de crisis global”.

El movimiento evangélico se suma

Uno de los nuevos socios que marca una nueva pauta en el relacionamiento del PCN es el Movimiento con la Niñez y la Juventud, una iniciativa con 20 años de trabajo compuesta por una amplia red de iglesias evangélicas entre las que se encuentran IRFAN, Compassion Internacional,  Paz y esperanza, Juventud para Cristo, Programa Claves,  la Unión Bautista Latinoamericana y la Iglesia de Dios de Sudamérica.

Loida Carriel, actual Presidenta del MNJ, ha expresado su alegría de “formar parte de este esfuerzo”, por lo cual “apreciamos la firma del convenio el poder trabajar en conjunto”, porque “estamos convencidos de la importancia del desarrollo integral de la niñez y el respeto de sus derechos” y “precisamente encontramos en Jesús a ese animador”.

Junto con Carriel, estuvieron presentes del cuerpo directivo del MNJ, Lisbeth Souza, Secretaria Ejecutiva, y Luis Cesari, quienes suscribieron las palabras de la presidenta. De momento –han señalado desde el MNJ– es un muy buen tiempo de “unificación de esfuerzos ecuménicos sanos  y también de mucha visión en favor de la centralidad de la niñez”.

En comunión con las pastorales sociales del continente

En nombre de las pastorales sociales Cáritas de las Conferencias Episcopales del continente, el sacerdote Francisco Hernández Rojas, Secretario Ejecutivo del SELACC, en nombre de su presidente Monseñor José Luis Azuaje, Arzobispo de Maracaibo, aseveró que “es una alegría, como un beso de Dios, el poder fortalecer esta mancomunidad”.

“En la medida que cada uno creamos en esta comunión que parte del espíritu de este Dios uno y trino, entonces creemos que va a ser posible construir su reino”, por ende “con esta simbólica firma estamos haciendo historia”, porque “queremos ser uno para que el mundo crea  que nos ha enviado y que somos sus servidores”, acotó.

Además el presbítero destacó la alianza que vienen desarrollando con el CELAM en muchos campos para “llevar la dirección social del Evangelio a todos los rincones de nuestra región latinoamericana y caribeña”.

Escuelas asumen el Pacto Educativo Global

El ingreso de la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC) robustece los esfuerzos que desde la Federación Internacional Fe y Alegría  se vienen desarrollando en el seno del PCN, por ello su Secretario General, Oscar Pérez Sayago, ha destacado que para “educar a un niño se necesita de alianzas y esta alianza que estamos construyendo hoy representa eso”.

“El Papa Francisco nos invita a trabajar y a reflexionar sobre los desafíos que tenemos juntos”, por tanto “este compromiso es más urgente que nunca a la luz del Pacto Educativo Global”.

Precisamente –explicó Sayago– los inicios de la Confederación se centran en la Evangelización de los pueblos a través de la educación, por lo que el trabajo en red es clave para “mirar juntos los desafíos” desde “la unidad en la diversidad”.

Al respecto el sacerdote jesuita Marco Tulio Gómez, Secretario General de la Federación Internacional Fe y Alegría, ha indicado que estos espacios son muy importantes para “seguir enriqueciendo nuestro trabajo”.

“Fe y Alegría se complace en recibir a estos nuevos miembros y confirma su compromiso con Centralidad de la Niñez para hacer todo lo que esté en nuestras manos y cumplir las metas que nos hemos propuesto”, ha dicho el Jesuita toda vez que aseguró que en la evaluación del plan estratégico desarrollado en los últimos años por la Federación “seguimos apostando al trabajo en conjunto y como tal forma parte de nuestras aspiraciones institucionales en los próximos años”.

Equipo de apoyo PCN




Entradas Recientes