Cáritas y la Reducción de Riesgos de Desastres

Desarrollo Humano Integral y solidario, Emergencia y Cuidado de la Creación
13 octubre, 2021

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en los últimos 20 años uno de cada cuatro desastres en el mundo ocurrió en América Latina y el Caribe, generando más de 289 mil muertes y afectando a más de 276 millones de personas con un estimado de pérdidas por más de 1,2 trillones de dólares. Por ello, y en el marco del Día Internacional para la Reducción de Riesgos de Desastres, resalta la importancia de que los países cuenten con sistemas capaces de prevenir nuevos riesgos, reducir los existentes y aumentar la resiliencia, como establecen las siete metas mundiales del Marco de Sendai.

En muchas ocasiones, no sólo el Estado prevé de estos sistemas, también las organizaciones aportan de manera significativa en materia de prevención. Por ejemplo, Cáritas, con presencia en toda América Latina y el Caribe, es una de las organizaciones que han ido incorporando planes de acción en torno a la Reducción de Riesgos de Desastres, esto con base a la experiencia de más de 60 años en atención a emergencias, en donde se ha demostrado que contar con estrategias adecuadas de reducción de riesgos, disminuye el número de personas afectadas y el impacto económico que pueden tener los desastres.

A su vez, Caritas Internationalis genera subsidios dirigidos a Cáritas Nacionales, Diocesanas y Parroquiales para tener organizaciones mejor capacitadas y preparadas, como el manual del Kit de Herramientas cuyo objetivo es ofrecer orientaciones sencillas y prácticas sobre cómo usar los recursos generados para antes de una emergencia, como lo son: platillas para la respuesta y preparación a las emergencias, plantillas de propuesta técnica, presentación de informes, evaluación etc.

Este y otros esfuerzos por parte de las Caritas se van sumando a las acciones para incorporar planes estratégicos donde tomen en cuenta la reducción de riesgos de desastres. Sumarse a dichas actividades resulta de vital importancia, ya que el 2021 promete ser un año decisivo para el cumplimiento de la agenda política acordada en 2015. Porque, si no se toman medidas reales sobre el clima en los próximos diez años, las próximas emergencias podrían ser abrumadoras, especialmente para países en desarrollo.

Si formas parte de una Cáritas y quieres conocer más sobre RRD, te invitamos a entrar a la plataforma Baobab:  http://community.caritas.org/




Entradas Recientes